Publicado: 26.10.2015 20:38 |Actualizado: 26.10.2015 22:45

El PP se agarra a un tecnicismo para impedir la comparecencia del hijo de Aznar en la Asamblea de Madrid

Podemos reclamó que José María Aznar Botella se personase ante la comisión de investigación de la corrupción de la cámara por sus supuestos vínculos con el fondo buitre que compró 1.890 viviendas públicas de Madrid, y que el hijo del expresidente niega. 

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 6
Comentarios:
José María Aznar Botella junto a su padre, el expresidente del Gobierno. EFE

José María Aznar Botella junto a su padre, el expresidente del Gobierno. EFE

MADRID.- El hijo del expresidente del Gobierno José María Aznar y la exalcaldesa de Madrid Ana Botella no tendrá que comparecer ante la comisión de investigación de la corrupción de la Asamblea de Madrid, al menos de momento. La Mesa de la cámara autonómica ha tumbado este lunes la solicitud de comparecencia formulada por el grupo de Podemos, porque entendía que había un "defecto formal" en esta petición, la única de las 15 solicitudes de este partido que no ha aceptado. 

El Partido Popular de Cristina Cifuentes sí permitirá la comparecencia del expresidente de la Comunidad y delfín de Esperanza Aguirre, Ignacio González, pero según fuentes de Podemos en la cámara los conservadores han rechazado la de José María Aznar Botella porque entienden que su solicitud no bastaba para probar la relación entre el hijo del expresidente y el fondo buitre que compró 1.890 viviendas públicas de Madrid a precio de saldo. 

Otras fuentes de PSOE y Ciudadanos en la Asamblea han explicado a este diario que ni siquiera ha habido deliberaciones al respecto: la presidenta de la Asamblea y de la Mesa, Paloma Adrados, ha alegado este defecto formal, y Podemos ha decidido presentar una nueva petición de comparecencia. Ven con "sorpresa" que sólo uno de los 15 nombres haya quedado fuera, y consideran que el PP se contradice al acusarles de acudir ante la comisión con una "posición preconcebida", para luego vetar comparecencias que a su juicio permitirían esclarecer las irregularidades en el Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA). 



Varios medios de comunicación han informado de que Aznar Botella es consejero de Gesnova Gestión Inmobiliaria Integral, que mantiene vínculos con empresas del fondo Blackstone que participaron en la operación de compra de estas casi 1.900 viviendas públicas. El hijo del expresidente negó durante la pasada semana estos supuestos vínculos en declaraciones a la Agencia EFE, asegurando que no había tenido "relación alguna con el comprador de estas propiedades", como tampoco la habrían tenido las empresas de las que es consejero.  

La petición de comparecencia se encuadra en el marco de la comisión de investigación de la corrupción impulsada por Ciudadanos en la cámara, que dedicará sus dos primeras sesiones a supervisar irregularidades en la gestión del IVIMA. Las comparecencias arrancan el próximo 6 de noviembre, pero es la mesa de la comisión quien fija un orden de intervención (previsiblemente este miércoles) . Los comparecientes se personaran de tres en tres, y no podrán evitar personarse, al ser esta una comisión de investigación. 

Como Podemos o Ciudadanos ya han advertido, la comisión de investigación puede llegar a solaparse en ocasiones con la comisión de estudio del endeudamiento y de la gestión de la Comunidad, promovida por el partido de Pablo Iglesias, en la que las comparecencias no son obligatorias -como ocurre con todas las comisiones de estudio-.

Además de la comparecencia del hijo de Aznar, y en sintonía con el resto de grupos de la oposición, Podemos reclama que se persone en la comisión de investigación el exconsejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda Pablo Cavero. También quieren forzar a dar explicaciones a tres exdirectores gerentes del IVIMA: Ana Gomendio, "directora gerente del IVIMA que formalizó la venta", Juan Van-Halen Rodríguez y José Antonio Martínez Páramo; así como la de Luis Miguel Triguero, administrador único de Lavisier Investments SL, entre otros. Están convencidos de que el despilfarro de recursos públicos en la Comunidad de Madrid en los últimos años de gobiernos del PP tiene responsables políticos y económicos identificables, y aseguran estar dispuestos a hacer todo lo posible para dar con ellos.