Público
Público

Fin de la era Rajoy El PP sostiene que Rajoy no tutelará la elección de su sucesor

El coordinador general de los conservadores, Fernando Martínez Maillo, dice no tener un favorito entre quienes ya despuntan como candidatos a presidir el partido. Responde al enésimo dardo de José María Aznar: "Hace mucho tiempo que no le entendemos cuando habla". 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rajoy conversa con Maillo, Hernando y Ayllón en el hemiciclo - EFE

Mariano Rajoy llegó a lo más alto de Génova 13 gracias al dedo de José María Aznar, pero hoy se niega a aplicar este sistema para designar al nuevo presidente del PP. El todavía líder del partido, que este martes anunció su intención de dimitir, no ha querido señalar quién será su sucesor, y desde su formación han apuntado que mantendrá un perfil bajo en todo momento, interviniendo lo menos posible.

Maillo, a Aznar: "Hace mucho tiempo que no le entendemos cuando habla. Está claro que el centro derecha lo representa el PP"

Este miércoles, el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, ha afirmado también que el líder conservador renuncia también a tutelar este proceso: "Esto ha cambiado", aseveraba, en entrevista con RNE, evitando aclarar cuál de los candidatos es su favorito. Hay varios nombres sobre la mesa, pero hasta ahora nadie ha dado el paso oficialmente. "No tengo ninguna predilección, todos son amigos", sostenía Maillo, negando saber si los nombres más repetidos en las quinielas entrarán finalmente en competición.

Hasta ahora, como candidato que genera un mayor consenso suena el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijòo, pero también se escuchan los nombres de la exvicepresidenta del Gobierno y hoy diputada rasa en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, y la secretaria general y exministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. Esta última afronta una cargada agenda mediática este miércoles, y deja abierta esta puerta, pero rechaza dar pasos antes del lunes, cuando se convoca formalmente el congreso extraordinario para saldar la sucesión, previsto para la segunda quincena de julio.

"Hay un gran banquillo, pero a mi me salen más personas", apuntaba el número tres de Génova, dejando ver que preferiría que se encontrara un candidato de consenso, en lugar de que se escenifique la previsible batalla sucesoria: "Si lo encontramos, mejor, pero si hay que votar no pasa nada". Y, sobre la hipotética celebración de un debate público entre candidatos, afirma que le "costaría verlo", y por tanto consideraría mejor "que no tuviera lugar esa situación", que tampoco se atreve a descartar.

En otro orden de cosas, el número tres de Génova se ha mostrado más contundente que Rajoy en su réplica a las últimas declaraciones de José María Aznar, que este martes aprovechó para ofrecer su ayuda para "reconstruir el centro derecha". "Hace mucho tiempo que no le entendemos cuando habla"; "lo que está claro es que el centro derecha lo representa el PP", zanjaba.