Publicado: 01.04.2014 23:44 |Actualizado: 01.04.2014 23:44

El PSM se querella contra González por el ático de Marbella

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Partido Socialista de Madrid (PSM-PSOE) ha interpuesto una querella en el Tribunal Supremo (TS) contra el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, por los supuestos delitos de cohecho y blanqueo de capitales, según han informado fuentes del PSM.

Las mismas fuentes han indicado que la querella fue presentada ayer en la Sala Segunda del TS, al encontrarse aforado González por el hecho de ostentar la condición de presidente autonómico.

Los socialistas madrileños piden que la imputación que hizo el Juzgado número 5 de Estepona (Málaga) a su mujer, Lourdes Cavero, se le aplique a él también.

La juez de instrucción del Juzgado número 5 imputó a Cavero por la compra de un ático de lujo propiedad del matrimonio y cursó la causa a la Audiencia Nacional para que ésta sea la que prosiga las investigaciones, al sospechar que se podría haber cometido un delito de fraude a través de una sociedad radicada fuera de España.

En la querella, el PSM concluye que González percibió una comisión ilegal que le habría abonado el empresario Fernando Martín, de Martinsa, por diferentes actuaciones urbanísticas en los municipios madrileños de Arganda del Rey y Colmenar de Oreja.

Según el PSM, además el empresario y presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, habría puesto a disposición de Ignacio González un asesor jurídico para crear un entramado de empresas a través de la cual podría ocultar la propiedad de este ático.

Además de la imputación, el PSOE pide una comisión rogatoria para recabar los datos de las empresas supuestamente implicadas en esta operación.

En su primer acto público tras conocerse la imputación de su mujer, Ignacio González expresó su "sorpresa y estupor" por el auto judicial y consideró que carecía de pruebas y estaba "plagada de presunciones" que no acreditaban ningún delito.

El jefe del Ejecutivo de la Comunidad de Madrid también dijo que se sentía víctima de "un juicio mediático" y expresó su deseo de que la justicia "llegue hasta el fondo", actúe "con celeridad" y archive el caso en el que, afirmó, "no hay nada".