Publicado: 19.07.2014 00:00 |Actualizado: 19.07.2014 00:00

El PSOE elige a un millar de delegados para un Congreso con todo decidido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Durante este fin de semana el PSOE celebrará los denominados "congresillos" en los que eligen territorialmente al millar de delegados que acudirán el próximo fin de semana al 38º Congreso Extraordinario del PSOE.

Este proceso interno, salvo alguna excepción puntual, se prevé más tranquilo que otras ocasiones y sin tensiones internas porque, al fin y al cabo, acuden a votar a un Congreso con todo decidido.

La militancia del PSOE ya eligió el pasado 13 de julio quién quiere que sea su secretario general, y los delegados se limitarán a ratificarlo. Todo apunta que Pedro Sánchez tendrá un porcentaje superior al 90% de los votos, aunque lograra sólo un 48% en la consulta.

Y, otro tanto, pasa con la formación de la Ejecutiva Federal del PSOE. Esta semana será clave para conocer el nuevo equipo de Pedro Sánchez al frente del partido. Al Congreso del PSOE, previsiblemente, llegará todo cerrado. De nuevo, los delegados se limitarán a ratificarlo y también se espera que en un alto porcentaje.

Tal vez, por ello, el PSOE ha ideado la celebración de cuatro foros temáticos de discusión en el Congreso, que se celebrarán el sábado por la tarde, para debatir sobre distintos asuntos, aunque sin compromisos orgánicos.

Al ser un Congreso Extraordinario no hay ponencia política, ni modificaciones estatutarias ni nada que pueda aprobarse como nueva incorporación a los principios políticos del partido. Serán foros de meros debates, aunque habrá conclusiones para estudiar más adelante.

En síntesis, el Congreso se abrirá el día 26 de julio con el discurso del todavía secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien hará balance de su gestión y se despedirá como líder del partido.

A continuación, será proclamado Pedro Sánchez como secretario general del PSOE. Ahí sí tendrán que votar los delegados, para ratificar el mandato de la militancia y superar las lagunas estatutarias que hay en este proceso. Esa tarde, se celebrarán los cuatro foros de discusión.

El domingo, el proceso será aún más rápido y acabará al mediodía. Se votará a la Ejecutiva Federal que haya propuesto Pedro Sánchez y el nuevo líder del PSOE pronunciará su primer discurso ante el partido, para lo que sí hay mucha expectación.

Ese día, Sánchez debe marcar las líneas políticas por las que quiere conducir al PSOE en la próxima etapa y fijar posturas sobre muchos temas en los que aún se duda en qué posición está. De momento, los "barones" le han dado manos libres al nuevo líder del PSOE para que fije el rumbo.