Publicado: 06.12.2015 13:05 |Actualizado: 06.12.2015 19:54

Rajoy alerta contra un tripartito "no democrático" para tumbar al PP

El presidente y candidato conservador insiste en que debe de formar Gobierno la lista más votada y asegura que él se retirará si el PP no gana.

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:
El presidente del Gobierno y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy, y el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, escuchan la intervención del presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada (d), en la recepci

El presidente del Gobierno y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy, y el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, escuchan la intervención del presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada (d), en la recepción celebrada en la Cámara Baja con motivo del XXXVII aniversario de la Constitución. EFE/Ballesteros

MADRID.- El presidente del Gobierno ha sido el último en llegar de los seis líderes políticos nacionales (PP, PSOE, IU-UP, Ciudadanos, Podemos y UPyD) citados este domingo en el Congreso de los Diputados para celebrar el Día de la Constitución, el primer 6 de diciembre que coincide con una campaña electoral dentro de los 37 años de la existencia de la Carta Magna.



Mariano Rajoy, que ha hecho una defensa cerrada de la Constitución Española, ha alertado también sobre un tripartito entre PSOE, Podemos y Ciudadanos para echar al PP de La Moncloa, aunque la suya —como indican todas las encuestas hasta ahora— fuera la lista más votada. El jefe del Ejecutivo cree que este pacto —del que se lleva hablando en la prensa los últimos días aunque sus protagonistas no lo han confirmado, al menos, explícitamente— es "un error no ajustado a los parámetros democráticos" y se mantuvo firme en su opinión de que tras las elecciones generales del 20-D, debe de "formar Gobierno quien gane las elecciones".

La prioridad no es la Constitución

El presidente del Gobierno, antes de entrar en el Salón de Conferencias (conocido como Pasos Perdidos) para escuchar el discurso solemne del presidente del Congreso, Jesús Posada, y tomar un vino con los invitados al 6-D ha reivindicado y puesto en valor la Constitución Española de 1978 y en la no "prioridad" de modificarla, aunque no ha cerrado la posibilidad.

"Si alguien quiere hacer un planteamiento de reforma, me comprometo a considerarlo", aunque, en opinión de Rajoy, "las prioridades en España deben ser crear empleo, defender las pensiones y los servicios públicos y garantizar la unidad de la nación". El jefe del Ejecutivo ha recordado que la Constitución Española ha sido una de las "operaciones políticas" más importantes de este país.

El candidato del PP mostró su cara más amable y accesible en el vino que, tras los discursos, la Cámara Baja ofrece a sus invitados. Se hizo muchas fotos y saludó sonriente al resto de candidatos del 20-D, sobre todo y sorprendentemente, al líder de Podemos, Pablo Iglesias, con quien se le vio realmente afectuoso y le felicitó por sus resultados en las encuestas. Más escurridizo se vio a Rajoy con Albert Rivera (Ciudadanos), a quien apenas saludó con un frío apretón de manos.

En un corrillo con periodistas, Rajoy se mostró convencido de que ganará, como dicen todas las encuestas, y confesó que se siente "cómodo" en la televisión. Preguntado por su victoria al futbolín de Bertín Osborne, en el programa de éste en TVE, Rajoy confesó que es un experto jugando al futbolín porque tiene uno en Moncloa, que le regaló Alberto Núñez Feijóo, el presidente de la Xunta de Galicia.