Publicado: 04.12.2015 14:59 |Actualizado: 04.12.2015 20:17

Rajoy arrebata a Rivera la bandera del centro 'escoltado' por Suárez

El candidato del PP a La Moncloa comparte escenario con el hijo del presidente de la Transición y una estatua de éste. El jefe del Ejecutivo se da un baño de masas y 'selfies' por las calles de Ávila en su primer mitin de campaña.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Rajoy Suárez EFE

El candidato del Partido Popular a la Presidencia del Gobierno para las próximos comicios del 20 de diciembre (20D), Mariano Rajoy, junto a Adolfo Suárez Illana (i), hijo del expresidente del Gobierno Alfonso Suárez, ante el monumento en su memoria, hoy viernes 4 en Ávila, tras un acto de campaña. EFE/Raúl Sanchidrián

Lugar: Plaza de Adolfo Suárez, en Ávila
Intervinientes: Mariano Rajoy y Adolfo Suárez Illana
Asistentes: unas 300 personas en la plaza, más el aluvión de gente que se acercó a saludar a Rajoy durante su paseo por las calles abulenses
Incidencias: Cuando el hijo del difunto presidente Adolfo Suárez aseguró estar "orgulloso" de pedir el voto para sus "amigos del PP" y se mostró 'comprensivo' con que se vote "también" al PSOE, cuyo candidato en Ávila es "un buen amigo".

MADRID.- Mariano Rajoy ha protagonizado hoy su primer acto de campaña en un lugar cómodo para el PP y donde se ha rodeado de acompañantes cargados de simbolismo. El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno ha fijado su escenario con un micrófono de pie en medio de la Plaza de Adolfo Suárez y 'escoltado' a su derecha por una estatua de bronce del presidente de la Transición española, cuyos valores -o, al menos, los que se asocian a su mandato- fueron reivindicados por Rajoy ante los centenares de abulenses que llenaban la pequeña plaza y le animaban con gritos de "¡Presidente!" y "¡Bravo!".



Suárez Illana pidió en el mitin de Rajoy el voto para sus "amigos del PP", pero se mostró 'comprensivo' con que se vote a su "buen amigo del PSOE", el candidato por Ávila

Conceptos como patriotismo, Constitución Española, diálogo, pactos de Estado o, por supuesto, Transición y concordia sirvieron al presidente del Gobierno para construir un discurso de centro y dirigido a los indecisos que dudan en dar su voto al PP o a Ciudadanos. Rajoy, consciente de que es por aquí donde se sitúa la vía de escape de sus apoyos, ha querido hacer esta fría y soleada mañana un gesto contundente de arrebatar a Albert Rivera la más significativa enseña de centro en España: Adolfo Suárez.

El presidente del Gobierno ha intervenido después del hijo del difunto político, Adolfo Suárez Illana, que en 2003 fue también candidato a la Presidencia de Castilla-La Mancha por el PP, aunque obtuvo un sonoro fracaso. Suárez Illana reivindicó la "experiencia" de Rajoy frente a Pedro Sánchez (PSOE) y Rivera (C's), de quienes dijo que ya les llegaría el momento, pero no ahora, cuando se necesita a Rajoy, sostuvo el hijo del presidente fallecido.

Tras el breve mitin en la Plaza de Adolfo Suárez, Rajoy se dio un paseo y un baño de masas por las calles abulenses en donde los ciudadanos y ciudadanas engalanadas con abrigos de piel le pedían fotos, besos y saludos. Un escenario amable para cargar energías de cara a la campaña más decisiva para el PP. Hasta el lunes, Rajoy no tendrá otro mitin. Mañana, el presidente estará en La Sexta respondiendo a preguntas de ciudadanos y el domingo acudirá al Congreso para celebrar el Día de la Constitución Española.