Público
Público

Rajoy cree que el mundo avanza "en una dirección opuesta" a la de Mas

El presidente del Gobierno defiende la unidad de España y deja claro que no "renunciará a su propio país" en una entrevista concedida al 'Finantial Times'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido la unidad de España en una entrevista con el periódico Financial Times en la que, además de insistir en la conveniencia de las reformas económicas adoptadas durante su primer año en la Moncloa, ha advertido al actual Gobierno catalán de que el mundo avanza 'en una dirección completamente opuesta' a la que quiere la Generalitat. Rajoy ha explicado que, como jefe del Gobierno, no 'renunciará a su propio país' y, en este sentido, ha considerado inconcebible una España sin Catalunya.

'La unidad de España data de hace más de cinco siglos. Es el país más antiguo de Europa', ha subrayado. El presidente del Gobierno ha dicho que los españoles, incluidos los catalanes, están 'unidos por muchas cosas', no solo a lo largo de la historia sino también en la actualidad. Frente a las reivindicaciones independentistas del presidente catalán, Artur Mas, 'el mundo avanza en una dirección completamente opuesta', según Rajoy, que ha puesto de ejemplo las crecientes alianzas multinacionales surgidas en los últimos años. 'Trabajamos para una mayor integración, no para lo contrario', ha apostillado.

Sin concretar propuestas, Rajoy se ha mostrado dispuesto a negociar aspectos económicos con todas las autonomías, también con Catalunya. El Financial Times ha destacado que este tipo de propuestas podrían contribuir a 'calmar las actuales tensiones'. Rajoy ha señalado el paro como el 'problema más importante' al que tiene que hacer frente, pero se ha mostrado optimista de cara a los próximos meses.

El presidente del Gobierno, que ha reprochado al anterior Ejecutivo haberse topado con un déficit del 8% 'sólo unos días después' de llegar a la Moncloa, confía en que su plan de reformas comenzará a dar sus frutos en este 2013. En su opinión, la segunda mitad del año será la del comienzo de la recuperación y este repunte será ya 'claro' en 2014. Rajoy ha defendido su capacidad de liderazgo y ha tachado de 'tópico' que no se atreva a tomar decisiones. Según ha explicado, de los gallegos como él suele decirse 'que les gusta esperar y ver' antes de actuar.

'Pero en el año que ha pasado desde que llegué al Gobierno he reducido el déficit público en una situación de recesión. He promovido reformas estructurales y una reforma del sector bancario. Me gustaría saber cuántos no gallegos habrían tomado estas decisiones', ha sentenciado un Rajoy 'feliz y orgulloso' de sus orígenes.

El presidente del Gobierno pidió a Alemania y a otros países acreedores de la eurozona que estimulen la economía e insistió en que en este momento España no necesita un rescate.'Creo que es el momento, cuando se da una necesidad de crecimiento, que aquellos que tienen capacidad de llevar a cabo políticas que generen crecimiento, lo hagan', aseguró Rajoy al Financial Times.

Según Rajoy, 'lo que está claro es que no se puede pedir a España que adopte políticas expansivas en este momento. Pero aquellos países que pueden, deberían hacerlo'. El presidente del Ejecutivo español sugirió que sólo consideraría un nuevo programa de compra de deuda soberana, el denominado Outright Monetary Transactions (OMT), en el caso de una nueva crisis de los mercados. 'La opción está ahí y sería absurdo descartarla del todo. Pero en este momento creemos que no es necesario', apuntó.

Rajoy insistió además en que está convencido de que el sistema bancario español 'no necesitará de más fondos de los que se les ha dado hasta ahora' y recordó que los bancos españoles han desvelado sus activos problemáticos sin ocultaciones.