Publicado: 17.03.2016 10:53 |Actualizado: 17.03.2016 10:53

Rajoy dejará "enfriar las cosas" y decidirá después de Semana Santa si llama o no a Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno en funciones considera importante que se conforme "pronto" un gobierno que genere confianza en la economía española. Pero deja claro que un gobierno de los socialistas en el que puedan estar Podemos o los independentistas es "imposible que genere confianza".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Mariano Rajoy y Pedro Sánchez

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. Archivo.

MADRID.- El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha señalado este miércoles que ha decidido "dejar enfriar las cosas" antes de llamar al líder socialista, Pedro Sánchez, porque éste no quiere dialogar con él, y ha explicado que después de Semana Santa verá qué hace al respecto.

Rajoy ha negado además, en una entrevista en Telecinco, que mantenga contacto con otros dirigentes socialistas, ha subrayado que su único interlocutor es el secretario general del PSOE y con él es con quien tiene que hablar. Y si no lo han hecho "más a menudo", ha apostillado, es porque no ha querido Sánchez. "Pedro Sánchez ha dicho que no quiere negociar nada con el PP, incluso que no quiere reunirse conmigo; he decidido dejar enfriar las cosas y después de Semana Santa veremos qué hacer", ha señalado.

El líder socialista, ha señalado Rajoy, ha dicho a menudo que "no quiere nada" con el PP. Y ha añadido Sánchez "tiene derecho" a querer formar gobierno cuando su partido sólo ha conseguido noventa diputados, aunque él no puede compartir esa idea.



Además, ha advertido de que los votantes del PP no les dieron la confianza para que después los 'populares' hiciesen presidente a Pedro Sánchez, y menos cuando el programa del candidato socialista "consiste en derogar" todo lo que su gobierno ha hecho en los últimos cuatro años.

Rajoy ha defendido la posición de su partido de que para empezar a hablar primero tiene que haber una reunión de los líderes antes de que haya contactos entre los equipos negociadores. "Si dos quieren reunirse es que tenemos voluntad de llegar a un acuerdo, luego a partir de ahí se reúnen los equipos", ha explicado.

El "reto capital" de consolidar la recuperación

Ha insistido en cualquier caso en que España tiene un "reto capital", el de consolidar la recuperación, y para lograrlo "no puede permitirse un gobierno en minoría apoyado por la derecha, por la parte extrema izquierda y nacionalistas e independentistas".

Rajoy ha recordado que ya el 21 de diciembre dijo que lo "razonable" sería una coalición entre 'populares' y socialistas que apoyase Ciudadanos, por "lógica y sentido común". "Pero esto de momento no ha salido", ha lamentado el presidente, quien ha reiterado que los tres partidos podrían hacer "muchas cosas juntos".

Rajoy califica de "poco serio" el planteamiento de Pedro Sánchez y Albert Rivera

Y ha considerado "poco serio" el planteamiento de Sánchez y del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, porque los de Ciudadanos defienden "políticas liberales" y después pactan con los socialistas o estos últimos a su vez quieren hacerlo con Podemos.

"En absoluto" se arrepiente Rajoy de no haber concurrido a la investidura, como ha vuelto a repetir hoy, además de subrayar que no engañó "a nadie" ni hizo "perder un minuto a nadie", mientras que con la investidura fallida de Sánchez se ha "perdido un mes".

En línea con lo que ha dicho en la convención del PP sobre empleo y crecimiento, Rajoy ha insistido en que es importante que se conforme "pronto" un gobierno que genere confianza en la economía española. Y ha advertido de que un gobierno de los socialistas en el que puedan estar Podemos o los independentistas es "imposible que genere confianza".

También se ha referido Rajoy a la crisis interna de Podemos para decir que a él no le gusta "entrar" en cuestiones que no conoce, que dirigir un partido político "no es fácil" y que "no se trata de hablar de los problemas que tengan los demás. A mí -ha dicho- ya me llega con ocuparme de mi responsabilidad como presidente del Gobierno, aunque sea en funciones, y de mi propio partido".