Publicado: 30.11.2015 22:07 |Actualizado: 30.11.2015 23:07

Rajoy: "He sido muy duro con la corrupción"

El presidente del Gobierno admite que "no siempre se acierta" cuando envió los SMS a Bárcenas y que no conocía "todo" lo que hacía el extesorero. La entrevista de Piqueras queda por detrás del debate Sánchez-Iglesias-Rivera en seguimiento en redes.

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
Rajoy Telecinco

Mariano Rajoy, hoy, en un momento de su entrevista en Telecinco.

MADRID.- El presidente del Gobierno ha asegurado esta noche que "ha sido muy duro con la corrupción", aunque ha reconocido una vez más que los escándalos en el PP sobre este asunto le han hecho más daño que los recortes y las políticas de austeridad. Mariano Rajoy, en una entrevista concedida a Pedro Piqueras en Telecinco a la misma hora que los candidatos de PSOE, Podemos y Ciudadanos debatían en elpaís.com, ha admitido asimismo que "no se acierta siempre" y tampoco lo hizo cuando envió a Luis Bárcenas SMS como el de "Luis, sé fuerte". 

Con todo, y aunque ya se había publicado en toda la prensa que el extesorero tenía millones de euros en Suiza, Rajoy ha asegurado que hubo "momentos" en los que no se sabía "todo" lo que hacía su entonces también amigo personal Bárcenas.

Rajoy ha defendido la gestión del Gobierno contra la corrupción, aprobando leyes "muy demandadas" que nadie aprobó, como la de transparencia o la de cargos públicos; apartando a los corruptos del PP (Bárcenas fue imputado en 2009 y apartado en 2013), y "dejado actuar a jueces y fiscales".



El presidente del Gobierno admitió que le dolía la imputación del exvicepresidente Rodrigo Rato. "Me disgusta profundamente", sostuvo sin tono apesadumbrado, y advirtió de que será la Justicia "tendrá que decidir lo que tendrá que decidir" y el Ejecutivo lo apoyará "diga lo que diga; sea lo que sea".

La "equivocación" del primo

El otro error asumido por Rajoy en la entrevista fue la de restar importancia al cambio climático en 2007, haciendo famoso entonces a quien le habría convencido de esto, su primo científico, José Javier Brey Abalo, catedrático de Física Teórica de la Universidad de Sevilla. "Fue una equivocación, no se acierta siempre", sostuvo Rajoy garantizando que ahora, el cambio climático es una de sus mayores "preocupaciones".

En este sentido de inquietudes, Rajoy confesó que la principal de todas ellas en esta legislatura ha sido que "España no fuera rescatada como Grecia", aunque también la alta tasa de paro de nuestro país. A ésta, precisamente, culpó el jefe del Ejecutivo de la "desigualdad" creciente en España y denunciada por la OCDE, lo que le sirvió para sacar pecho por "el millón de empleos" creados por el PP en esta legislatura e insistir en los dos millones que se ha comprometido a generar hasta 2020.

"Estén ustedes tranquilos"

El presidente del Gobierno se negó, una vez más, a concretar el apoyo que España dará a Francia en la lucha contra el Estado Islámico. "España ya está colaborando en Mali, República Centroafricana, Gabón, Somalia, Senegal, Turquía o Irak" y en todos ellos, ha añadido, "luchando contra el terrorismo".

Rajoy negó que la no concreción del apoyo a Francia tuviera que ver con las elecciones generales ("En absoluto") y garantizó que "España estará siempre ahí", pero insistió en que primero se "fijan los objetivos" y después se "concretan" los medios con que cuenta cada uno y nadie ha fijado todavía dichos objetivos. En cualquier caso, el presidente ha repetido que informará al resto de formaciones políticas y consultará al Parlamento sobre este asunto cuando llegue el caso. 

Para el jefe del Ejecutivo, la "receta" para acabar con el Estado Islámico pasa por "arreglar el problema en Siria, porque DAESH está en Siria" y emplazó a todos los países a concentrarse en ello. Respecto al riesgo de atentados en España, Rajoy sostuvo que "nadie está a salvo de nada", pero animó a los españoles a estar "tranquilos", tal y como a él le trasladan las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Fomentar el empleo indefinido

Rajoy aprovechó su entrevista en Telecinco para hacer un anuncio sobre su programa electoral, que el PP va desgranado por días, y ha asegurado que quien contrate a una persona de manera indefinida no pagará la cuota de la Seguridad Social por los primeros 500 euros de salario durante cuatro años, además de que tampoco contribuirá el contratado.

Según sostuvo el presidente, se trata de una medida para favorecer el empleo estable y de "calidad" y supondrá un "cambio de cultura muy grande". "Yo me voy a gastar todo el dinero que pueda gastarme en el objetivo de ir contra el desempleo", ha resaltado.