Publicado: 17.11.2015 21:35 |Actualizado: 17.11.2015 21:35

Rajoy insta a los líderes mundiales a dejar sus "opiniones" y "discusiones" sobre Siria y centrarse en el conflicto

El presidente del Gobierno evita una vez más pronunciarse sobre la posibilidad de una acción militar de España en apoyo a Francia, pero apuesta por una "respuesta sostenida y a largo plazo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la presentación del libro 'Todos los cielos conducen a España' del ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, en Madrid. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la presentación del libro 'Todos los cielos conducen a España' del ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, en Madrid. EFE/Juan Carlos Hidalgo

MADRID.- La presentación del libro del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha servido a Mariano Rajoy para lanzar de nuevo sus mensajes sobre los dos temas prioritarios de cara a las elecciones generales más uno.

Y es que el presidente del Gobierno ha sumado a la recuperación económica y la unidad de España su nueva faceta como experto en terrorismo, amparado en que nuestro país, "por desgracia", tiene experiencia en este asunto.



Tras la extensa intervención de Margallo, el jefe del Ejecutivo aprovechó la ocasión para pedir a los líderes políticos mundiales que dejen a un lado sus "opiniones sobre el Gobierno de Siria o la oposición" a éste y se centre en resolver el conflicto en este país, que es la "prioridad" para acabar con el Estado Islámico, ha subrayado.

Rajoy reprochó a los gobernantes mundiales que perdiesen "cuatro años" con "discusiones" que sólo han traído sufrimiento al pueblo sirio y les pidió que hablen de todo eso "luego o en paralelo".

Sin autocrítica

Sin embargo, y más allá de reprochar la pérdida de tiempo del resto de dirigentes políticos -sin incluir ningún tipo de autocrítica-, Rajoy dio pocas pistas sobre el papel de España en la "gran coalición" que pretende el presidente de Francia, François Hollande, o tras activarse la cláusula de solidaridad de la UE que insta a los 27 estados miembros a dar respaldo a la atacada Francia.

El presidente del Gobierno recalcó que España apuesta "por una respuesta sostenida y a largo plazo" frente al terrorismo del Estado Islámico, lo que, en principio, parece descartar la intervención militar sobre el terreno en apoyo a la actuación actual de las tropas francesas. De hecho, el jefe del Ejecutivo citó la "acción judicial y policial", la "colaboración ciudadana", el estrangulamiento de la "financiación", el "intercambio de información" entre servicios de inteligencia y fuerzas de seguridad o el "refuerzo del control de fronteras", pero en modo alguno mencionó cualquier término que pudiera evocar lo militar.

El fantasma de la guerra de Irak (que Margallo sí citó en la presentación de su libro) y los errores cometidos por su antecesor José María Aznar están hoy muy presentes.