Publicado: 17.05.2014 08:00 |Actualizado: 17.05.2014 08:00

Rajoy viaja a Catalunya sin intención de reunirse con Mas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No, no y no. El Gobierno continúa enrocado en su postura en su relación con el presidente de la Generalitat: Artur Mas perdió su oportunidad de hablar con Mariano Rajoy sobre la consulta soberanista el día que decidió no acudir al debate correspondiente que tuvo lugar en el Congreso el pasado 8 de abril. Así lo expresó ayer, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y así lo demuestran también los hechos. El presidente viajará hoy con el candidato del PP a las elecciones europeas a dar un mitin en Barcelona, pero no habrá cita con su homólogo en la Generalitat. Y eso a pesar de que Mas expresó esta misma semana su deseo de retomar el diálogo con Moncloa antes de llegar a un "escenario de conflicto mayor" en el que el Govern se vea obligado a convocar unas elecciones plebiscitarias.

"Hay tres formas de que podamos celebrar el referéndum", señaló Mas en una entrevista en la Cadena Ser. Una era la ya rechazada en la Cámara baja: que el Estado cediera las competencias necesarias a la Comunidad para poder convocarlo. Otra, dijo, es acogerse a la futura Ley de Consultas catalana para poder "conocer lo que piensan los ciudadanos" sin que la consulta sea vinculante. La última, enumeró Mas, "convertir las elecciones catalanas en el resultado" de la misma. "Se lo advierto al Estado —anunció— si nos ponen contra las cuerdas, no tendremos más remedio que utilizar la convocatoria electoral". No obstante, el presidente de la Generalitat señaló también que esa no era su opción favorita ["no es el marco que yo prefiero", dijo] e insistió en pedir cita con Rajoy.

La respuesta llegó ayer en la rueda de prensa celebrada tras el Consejo de Ministros. "El presidente de la Generalitat tuvo una oportunidad muy buena de conocer lo que piensa el presidente y el líder de la oposición en el debate, que fue público y amplio, y es muy llamativo que ese día no compareciera", zanjó Saénz de Santamaría, incidiendo de nuevo en la "legalidad" marcada por la Constitución.

No es la primera vez que los miembros del Gobierno acuden a Catalunya y eluden encontrarse con Artur Mas. La última la protagonizó el propio Mariano Rajoy el pasado 24 de abril, cuando acudió al Foro de Marcas Renombradas Españolas pero arregló su agenda para ni siquiera tener que cruzarse con el presidente del Govern. Su discurso no comenzó hasta que Mas abandonó el Palacio de Congresos de la Fira de Barcelona donde se celebró el acto. 

No obstante, el problema catalán sigue siendo uno de las preocupaciones centrales para el Gobierno. Así lo pone de manifiesto el hecho de que hoy se vaya a producir la primera aparición conjunta del jefe del Ejecutivo con Miguel Arias Cañete en campaña. Y es que el próximo 25 de mayo será la primera vez que los conservadores puedan medir en las urnas, a través del voto de los catalanes, la eficacia de su política de mano dura frente al independentismo.

Rajoy, probablemente, seguirá el guión del programa electoral del PP y centrará su discurso en la importancia de la "unidad de España", en recordar a los catalanes que, siendo independientes, se quedarían fuera "de Europa, del euro, de la ONU, de los tratados internacionales", como ya enumeró en el Congreso el pasado 8 de abril. "La UE es un proyecto de unión y no de dispersión", esgrimen los conservadores en sus propuestas sobre el modelo de Estado. Por eso, todo parece prever que tanto Rajoy como Cañete apelarán, al fin, a uno de sus lemas de campaña: "Unidos en España. Respetados en Europa". 


http://www.quoners.com/q/estudio-sociologico-catalunya