Publicado: 14.08.2014 00:01 |Actualizado: 14.08.2014 00:01

Rajoy y Santamaría cierran Moncloa por vacaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Y ya van dos años de Gobierno desaparecido en pleno agosto. El presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, pasa sus vacaciones en Galicia; la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, tendría que reemplazarlo, en teoría. Pero, al igual que el año pasado, ha optado por irse a Portugal a pasar unos días con su familia política.

A partir de ahí, se asume que cada ministro está pendiente de lo que ocurra en su departamento. Pero no hay ningún ministro que ejerza las labores de coordinador, labor que el propio Rajoy ejercía en la época de gobierno de José María Aznar.

"El presidente está en España, a una hora de Madrid en caso necesario, por lo que no hay ningún problema de falta de información. Las tecnologías permiten que dirija el país como si fuera un teletrabajo", destacan en fuentes oficiales.

La histórica oleada de inmigrantes llegados en pateras de juguete provocó la reaparición del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien llamó a capítulo a la cúpula de su departamento. En una reunión celebrada ayer, 13 de agosto, adoptaron soluciones como reforzar las fronteras con Marruecos con 475 agentes más.

Resulta que Marruecos dejó sin protección su frontera marítima, al parecer por una "disfunción" que no ha terminado de detallar. Así que los inmigrantes vieron la costa libre, iluminada por una superluna nueva, juntaron dinero y se lanzaron a comprar balsas de goma para hacerse a la mar en un intento de desembarco del Estrecho jamás visto en las últimas décadas.

Mientras, el ansiado acuerdo pesquero con este país vecino permanece en punto muerto: los detalles técnicos del pacto con la Unión Europea no han quedado aclarados todavía.

Ni siquiera el mortal virus ébola suscitó movimiento simbólico del Ejecutivo hasta que se produjo el deceso del médico religioso Miguel Pajares el 12 de agosto, después de ser repatriado de Liberia dos días antes al resultar contagiado.

La ministra de Sanidad, Ana Mato, reapareció en el funeral del sacerdote y sentenció: "Lo importante no es el protagonismo de un ministro por las gestiones, sino la gestión en si". El Gobierno, apostilló, ha estado informando a la opinión pública de este caso y ha estado coordinado con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Unión Europea (UE) y las comunidades autónomas por vía telefónica, videoconferencias y reuniones presenciales, así como con los ministerios de Defensa, Asuntos Exteriores, Fomento e Interior.

Si se estudia con detalle la agenda del Gobierno, resulta que ningún ministro ha tenido actividad pública alguna los días 3, 5, 6, 9 y 10 de agosto.

Los únicos ministros que han tenido actos públicos han sido el de Fomento (días 2, 7 y 13), el de Defensa (día 4), la de Agricultura (día 11) y el de Interior (día 13). Después de dejarse ver en el acto funerario, la propia Mato acudirá a otro acto en Burgos este miércoles 14, por lo que ascienden a dos el número de eventos oficiales a los que ha asistido la ministra de Sanidad durante el mes de agosto.

Esta evanescencia gubernamental queda reflejada en las redes sociales: el perfil de Sáenz de Santamaría quedó varado en Twitter el 1 de agosto. El community manager de Moncloa anda de descanso estival, por lo que se ve, no en vano desde el 2 de agosto no existe actividad del ministerio de la Presidencia en Twitter ni en Facebook.

El presidente Rajoy se puso en modo teletrabajo vacacional el 8 de agosto, después de despachar con el rey en Palma de Mallorca para descansar en su Galicia natal.

Su perfil de Twitter está activo, sin embargo. Así, el 8 de agosto destacó su reunión con Felipe VI. El 12 de agosto expresó sus condolencias a la familia de Pajares y al día siguiente entregó en su lugar de veraneo la placa de bronce al Mérito Deportivo al Real Club Náutico de Sanxenxo.