Publicado: 10.11.2014 12:01 |Actualizado: 10.11.2014 12:01

Recogen firmas en Extremadura para denunciar a Monago por malversación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Como ciudadano extremeño [...] sintiéndome obligado por el espíritu de lo ordenado en el artículo 264 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal [...] por medio del presente vengo a solicitar a V.I. que inicie pesquisas investigatorias acerca de un posible delito de malversación de fondos públicos [...] llevado a cabo presuntamente por el Excmo. Sr. Presidente de la Junta de Extremadura, D. José Antonio Monago Terraza".

Así comienza el texto de la denuncia impulsada por ciudadanos extremeños "de forma anónima" para evitar "posibles represalias" en la que instan al fiscal anticorrupción Antonio Salinas a abrir una investigación por los viajes a Canarias que, como adelantó este diario, Monago realizó a cuenta del Senado. Antes de presentar dicho texto de forma oficial, se ha abierto una recogida de firmas en la comunidad para recabar apoyos al documento.

Entre los motivos para presentar tal denuncia, los impulsores de esta iniciativa argumentan su "conocimiento de la perpetración de algún delito de los que deben perseguirse de oficio" [como cita el artículo de la Ley de Enjuiciamiento Criminal esgrimido en el texto]; conocimiento que basan en las informaciones de Público.

Así, recuerdan los 32 vuelos en bussines que Monago "habría disfrutado gratuitamente en calidad de senador de España aun no siendo en el desempeño de sus funciones como tal". También argumentan que "dichos viajes eran realmente realizados para ver a su pareja de entonces [...] como así parece haber afirmado dicha persona (Olga Mª Henao) en diferentes declaraciones a radio Cadena Ser y al diario Público, entre otros". 

Asimismo, recuerdan que, aunque en un primer momento, la Junta de Extremadura justificó a su presidente alegando que los viajes se debían a "tareas parlamentarias que le eran encomendadas por el Grupo Parlamentario" y el PP de la comunidad respaldó esa postura al afirmar que "tenía encargadas labores parlamentarias en Andalucía y Canarias", "algunos sendaroes del PP que representan a Canarias han indicado que en ningún momento se han reunido con el actual presidente extremeño".  

Por último, aducen que Monago asumió "la veracidad de tales viajes y que fueron cargados a las cuentas del Senado" en su mítin del pasado sábado en Cáceres, cuando prometió devolver "hasta el último céntimo" tras pedir a la Cámara alta la relación de sus traslados realizados entre el 3 de mayo de 2009 y el 4 de noviembre de 2010.

El caso de Montserrat Capdevilla, diputada del PSC imputada por pagar viajes privados con dinero público, podría considerarse el antecedente del caso Monago. Y es que fue la Fiscalía Anticorrupción la que pidió su imputación por malversación de fondos públicos por haber pagado con la tarjeta del Parlament catalán 3.229 euros por 12 viajes realizados en AVE entre las estaciones de Sants (Barcelona) y Atocha (Madrid) cuando la socialista era primera teniente de alcalde de Sabadell. Eran desplazamientos que, presuntamente, nada tenían que ver con su trabajo. 

Capdevilla devolvió dicha cantidad, pero a pesar de ello siguió defendiendo su inocencia. "A pesar del vacío normativo en la regulación del uso de la tarjeta Renfe y desde el convencimiento de no haber hecho ningún uso ilícito de la misma, reintegré el importe íntegro", se justificó en su blog personal el pasado enero. En junio, tras comparecer ante el juez instructor, informó en su blog de que el magistrado había tenido en consideración sus "alegaciones razonadas y fundamentadas" en su defensa y habría decidido investigarlas. Pero, si se mantiene su imputación, será un jurado popular compuesto por nueve ciudadanos elegidos por sorteo quien determine la inocencia o culpabilidad de la diputada. 

En este caso, los ciudadanos crearon la Plataforma Sabadell LLiure de Corrupció y pidieron comparecer ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya como acusación particular en la pieza del caso Mercurio que investiga a Capdevila. Sin embargo, el tribunal accedió sólo si la organización conseguía, en ocho días, 6.000 euros para pagar en concepto de "desproporcionada" fianza. "En la práctica significa apartar de manera consciente a la Plataforma de la causa contra la imputada Montserrat Capdevila porque será muy difícil conseguir el dinero en ese plazo", lamentaron.

Hasta el momento, Monago no ha sido imputado, pero ya ha decidido seguir el mismo camino que Capdevila: insistir en su inocencia, pese a haber decidido devolver "hasta el último céntimo" con el fin, alega, de terminar con la "controversia". Si prospera la recogida de firmas en Extremadura y la fiscalía actúa, podría darse el caso de que el presidente de la comunidad termine también imputado.