Público
Público

Recuperando la memoria Homenajes a las víctimas de la "matanza de Badajoz"

Los días 14 y 15 de agosto de 1936, tuvo lugar la conocida masacre de la ciudad pacense en la que el ejército franquista asesinó a unas 4.000 personas. 81 años después, diferentes asociaciones antifascistas conmemoran a las víctimas de este "genocidio".

Publicidad
Media: 4.70
Votos: 10
Comentarios:

Homenaje del 81 aniversario de la matanza de Badajoz. / B.A.

Los días 14 y 15 de agosto de 1936, casi 4.000 personas fueron asesinadas en la conocida “matanza de Badajoz” a manos del ejército franquista. Dirigidos por el coronel franquista Juan Yagüe, el ejército sublevado asedió la ciudad y fusiló a civiles y militares defensores de la II República.

Después de 81 años, esta “barbarie” no ha pasado al olvido y diferentes colectivos, asociaciones y partidos políticos continúan conmemorando a las víctimas. “Ni olvido ni perdón” marca una de las pancartas expuestas en el homenaje y es que tantos años después de la Guerra y del franquismo denuncian que la “justicia todavía no ha llegado”. 

A las cuatro de la tarde, las campanas de la torre de Badajoz resonaron por toda la localidad. La ciudad había sido tomada dos días antes por las fuerzas sublevadas. Ya sabían por qué sonaban: otro fusilamiento, otro genocidio, otro asesinato a manos del franquismo. Dicen que “la sangre corría por las calles como si fuesen ríos”, que fue una masacre única. Casi 4.000 personas en una noche y en una mañana solo en la capital. 

Desde entonces, es uno de los sucesos más controvertidos de la Guerra. La mañana del fusilamiento, asociaciones, organizaciones, partidos, sindicatos y personas a título individual han realizado un “Acto de homenaje a los asesinados y represaliados por el golpe militar de 1936” en el cementerio de San Juan Bautista. 

“Los golpistas y la oligarquía no podían permitir los anhelos de libertad y República de aquellos campesinos, de labradores sin tierra, yunteros y jornaleros que el 25 de marzo de este mismo año habían tomado la tierra en estado de necesidad y legítima defensa”, denuncia Abel Jiménez en la lectura del manifiesto acordado por los grupos que realizan el homenaje: PCE, UJCE, Podemos, IU Badajoz, CNT, la Coordinadora Estudiantil de Badajoz y Socorro Rojo Internacional de Extremadura. 

Imagen del acto de homenaje a los asesinados y represaliados por el golpe militar de 1936. / B.A.

"La sangre corría por las calles como si fuesen ríos", dicen aquellos que lo vivieron

Llevan organizando este homenaje desde hace cinco años en las jornadas “agosto antifascista”. “A pesar de las fechas las asociaciones nos reunimos para su organización y tratamos de darle visibilidad semanas antes con actos, charlas, visitas, etc.” explica Abel para Público

Ayer, también tuvo lugar una manifestación a la que acudieron unas “doscientas personas, haciendo un recorrido por alguno de los principales lugares por donde sucedieron los hechos de la matanza, finalizando en la antigua plaza de toros, derribada en 1998 por la Junta de Ibarra, que hoy día es el palacio de congresos de la ciudad”. En las intervenciones no han faltado las denuncias hacia este hecho, reclamando que la plaza de toros debía mantenerse como un lugar para el recuerdo y la memoria. 

Antes del homenaje de esta coordinadora, PSOE y UGT también realizaron el suyo propio. Un acto en el que han intervenido Francisco Fuentes, miembro del Comité Federal del PSOE y Rafael Lemus, secretario general del PSOE en la provincia, y en el que también han recalcado que quieren “recordar a los asesinados, reivindicando el derecho a saber donde están”, señalando que Extremadura fue la primera comunidad en trabajar en la memoria histórica, trabajo que ahora se encuentra parado por el Gobierno. 

Tumbas de las víctimas del franquismo en el cementerio de Badajoz. / B.A.

La polémica Ley de Memoria Histórica

No han faltado menciones a la actual Ley de Memoria Histórica, y a la impugnación del franquismo recordando que, el general Yagüe, conocido como “el carnicero de Badajoz”, “sigue teniendo calles y plazas a su nombre”. 

“La financiación destinada para la memoria histórica es cero” denuncian en el manifiesto, y continúan señalando que “el Gobierno deja en el completo olvido las víctimas del fascismo negándoles un mínimo reconocimiento, mientras que organizaciones fascistas como la Fundación Francisco Franco cuenta con beneficios fiscales o grupos ultraderechistas siguen mostrando una absoluta impunidad, atestiguando la continuidad de un régimen que no quiso romper con su pasado”. 

Se denuncia que nunca se ha realizado una investigación oficial de lo sucedido en la ciudad pacense, y que no es este “el único crimen contra la humanidad” de estos años en la provincia extremeña. Se reclama justicia después de que estos asesinatos fueron denunciados como “genocidios” en 2007 ante la Audiencia Nacional, denuncia que no prosperó al “ser un delito que no estaba tipificado cuando se cometió”. 

Resaltan que el trabajo y la lucha no puede parar, que es necesario continuar denunciando estos crímenes para conseguir justicia, y que se debe “recuperar la memoria que nos han enterrado pues sin conocer el pasado no podemos construir el futuro”.