Público
Público

Referéndum 1-O Alcaldes y concejales del PSC lanzan un manifiesto contra el referéndum del 1-O

Los cargos municipales socialistas acusan al Govern de estar "radicalizado" y dicen que en estos días les han "presionado, insultado e incluso amenazado" a causa de su posicionamiento.

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:

Núria Parlón, alcaldesa de Santa Coloma / ACN

Alcaldes y concejales del PSC de más de 350 municipios de Catalunya han lanzado hoy un manifiesto en contra del referéndum "ilegal" del 1 de octubre, advirtiendo de que no quieren "callarse ni esconderse" frente a las "presiones, amenazas e insultos" que dicen recibir y acusan al Govern de estar "radicalizado"..

"Somos alcaldes y concejales de más de 350 ciudades y pueblos de Cataluña. Hablamos en nombre de las decenas de miles de personas que nos han votado directamente y nos han dado confianza, de nuestro partido, de nosotros mismos y de toda la gente que, nos vote o no, confía en el PSC como una formación catalanista, federalista, responsable, profundamente democrática y abierta al diálogo", arranca el manifiesto.

Los cargos municipales socialistas han lamentado: "En los últimos días hemos visto cómo se nos presionaba, se nos señalaba con el dedo, se nos insultaba e incluso se nos amenazaba, a causa de nuestro posicionamiento hacia el referéndum ilegal del 1-O".

Ante ese "clima político y social estimulado desde diversas formaciones y entidades, ni podemos ni queremos callar, ni mucho menos escondernos", avisan los socialistas.

El PSC gobierna, entre otras alcaldías catalanas, las de L'Hospitalet de Llobregat, Terrassa, Lleida, Tarragona, Mataró, Santa Coloma de Gramenet, Cornellà de Llobregat, Sant Boi de Llobregat, Viladecans, El Prat de Llobregat y Castelldefels.

Acusan al independentismo de "radicalización"

El PSC recuerda que son "exclusivamente el Govern y las formaciones políticas y entidades que le dan apoyo las que impulsan el referéndum ilegal, las movilizaciones que lo acompañan y la desobediencia a las leyes, la justicia y los fundamentos y valores de las democracias europeas y occidentales". Por ello, los concejales socialistas acusan al independentismo de haber elegido un "camino extremista y de radicalización al que pretenden arrastrar a todo el país".

"Somos y seguiremos siendo una sociedad plural, que no se deja limitar entre los extremos del blanco o el negro, del conmigo o contra mí", agregan los ediles. "Reivindicamos el derecho a la plena libertad de expresión, sin ningún tipo de intimidación, discriminación o amenaza, venga de donde venga".

"Por ello, para difuminar las responsabilidades del Govern y esconder sus debilidades políticas y organizativas, se ha planteado como objetivo traspasar a los ayuntamientos gran parte de los preparativos del 1-O y culpabilizar hipócritamente a aquellos ayuntamientos que han decidido cumplir la ley", critican.

Los alcaldes y concejales de dicho partido insisten en una salida negociada y dialogada. "Creemos y continuaremos creyendo que vale la pena luchar dentro de las instituciones y la democracia para cambiar las leyes, para echar democráticamente al PP del Gobierno de España y transformarla en un Estado federal que reconozca su plurinacionalidad".