Público
Público

Los regionalistas extremeños ponen a PSOE e IU contra las cuerdas

Coalición Extremeña lanza un ultimátum: o la izquierda presenta una moción de censura para desbancar al PP del poder, o el grupo dará carta blanca a Monago, lo que dejaría a IU sin ninguna capacidad de influe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Coalición Extremeña, el partido regionalista que el pasado mes de septiembre rompió su acuerdo electoral con el PSOE y conformó un nuevo grupo en la Asamblea autonómica, se ha propuesto ser decisivo para el futuro de la comunidad. Tanto, que está dispuesto a dejar que IU pierda toda la influencia que mantiene en la región desde que en 2011 avalara con su abstención la llegada a la presidencia del conservador José Antonio Monago, tras 29 años de gobiernos socialistas. 

La coalición, integrada por el Partido Regionalista Extremeño (PREx) y Convergencia Regionalista de Extremadura (CREx), ha lanzado este fin de semana un ultimátum tanto al PSOE como a la propia IU: Si no suman sus fuerzas para presentar una moción de censura que desbanque al PP del poder para mantener así 'la coherencia' de sus discursos contra la derecha, los regionalistas serán 'políticamente correctos' y darán carta blanca al Ejecutivo de Monago para aprobar sus Presupuestos y facilitarán su acción de gobierno.

Esto sería posible ya que los 32 diputados del PP más los dos de Coalición Extremeña, integrados en el Grupo Mixto, superarían la mayoría absoluta de la Asamblea -tendrían, en total, 34 votos, uno más del umbral requerido-, a lo que no llegan el PSOE, con 28, e IU, con 3, que se quedarían con 31 votos.

Estanislao Martín, secretario general de la agrupación regionalista, reconoce que su propuesta pretende ser 'coherente' con el pacto que alcanzaron en 2003 con el PSOE para gobernar la región y que se rompió el mes pasado, dos años después de que Monago llegara a la Presidencia de la Junta. En declaraciones a Público, explica además que la moción de censura a la que emplazan a la izquierda pondría fin a las críticas que tanto PSOE e IU lanzan a diario a la derecha en el poder.

'Si hay que cambiar la política hay que cambiar al presidente y al Gobierno y el momento es ahora', advierte. Se da la circunstancia de que ahora las cuentas de la región para el 2014 se encuentran en el parlamento autonómico en plena negociación. Hoy mismo finaliza el plazo para presentar las enmiendas a la totalidad que se debatirán el viernes. Y el PSOE ya ha presentado la suya, algo que resulta incomprensible para Martín, en un momento en el que podría desbancarse al PP del poder. 'Pero una cosa es estar ladrando y otra ponerse a morder', reconoce. 

Coalición Extremeña ha hecho llegar hoy mismo tanto a IU (ver PDF) como a PSOE (ver PDF) sus propuestas para presentar una moción de censura. En ambos textos, a los que ha tenido acceso este diario, considera que ambos partidos 'tienen la responsabilidad y la oportunidad de liderar y proponer un nuevo modelo político y económico y deben aportar soluciones mucho más ambiciosas que conformarse con una enmienda a la totalidad o unas enmiendas parciales a unos presupuestos que según todos los indicios, aunque mejorables en la tramitación parlamentaria, en lo básico no van a sacar a Extremadura de la situación en que se encuentra, siendo ello reconocido por los diversos ámbitos políticos y sociales, por cuanto no parece que reactiven la actividad económica ni van a contribuir decisivamente a un cambio de inercia'.

Así, consideran que 'el ecuador de la legislatura, y antes de la tramitación de los presupuestos, es el momento idóneo para afrontar con seriedad y responsabilidad la posibilidad de plantear una respuesta contundente que dé un giro radical a la política en Extremadura, y que dé respuestas a los problemas planteados en la actualidad en nuestra región'. Plantean, por tanto, la mencionada moción de censura, y les dan un plazo de cinco días. Si no se llega a un acuerdo, Monago contará con el respaldo de los regionalistas y no necesitará a IU para seguir adelante.