Publicado: 28.07.2014 14:33 |Actualizado: 28.07.2014 14:33

Rivas impugna la orden de la Comunidad de Madrid de construir un colegio ultracatólico privado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid ha impugnado la orden de la Comunidad de Madrid por la que la Consejería de Educación autorizaba la apertura de un centro educativo privado de carácter ultracatólico en el municipio.

La Comunidad que preside Ignacio González autorizó la construcción del centro Santa Mónica, pero Rivas ha asegurado que no puede otorgar la licencia municipal para construir el colegio en el solar donde estaba prevista su edificación al ser esta "incompatible con las prescripciones urbanísticas". "De acuerdo con el Plan General de Ordenación Urbanística, en la zona donde quieren construirlo hay un porcentaje de metros dedicados a escuelas que ya está cubierto. Si lo intentaran en otro lado lo deberán hacer en un sitio en el que el plan lo permita", explican desde el Ayuntamiento, en manos de Izquierda Unida.

El movimiento vinculado al colegio es contrario a la homosexualidad, al aborto o al uso de anticonceptivos

En este sentido, el Consistorio de Rivas señala que "la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha vulnerado su propia normativa al no comunicar al Ayuntamiento de la localidad el procedimiento de solicitud que se estaba tramitando".

El pasado 16 de abril, el departamento que dirige la consejera Lucía Figar publicó en la web de la Comunidad de Madrid una nota informando de la construcción en Rivas de un colegio católico y concertado para el curso 2014-2015 con una oferta de 210 plazas de educación infantil, primaria y secundaria, aunque hasta la fecha el Santa Mónica ha recibido menos de la mitad de solicitudes del número de plazas ofertadas, según el Ayuntamiento.

En una nota de prensa, la administración local esgrime que los datos relativos a la escolarización en centros educativos públicos de Rivas reflejan elevados y saturados ratios en las etapas de segundo ciclo de educación infantil, primaria y secundaria obligatoria, lo que apunta a la necesidad de un nuevo centro público para el curso 2015-2016.

Desde el Consistorio añaden que la población municipal es joven, y que no se ha construido una escuela pública desde 2008, por lo que están en conversaciones "avanzadas" con el Gobierno de la Comunidad para que esta sea una realidad en el curso 2015-2016.

Un colegio de un "grupo fundamentalista"

Varios medios de comunicación han catalogado al movimiento ultraconservador Camino Neocatecumenal como un "grupo fundamentalista". Vinculado al centro, y a otras tantas escuelas de la Comunidad -según el Consistorio de Rivas-, el Camino Neocatecumenal dirigido por Kiko Argüello tiene polémicas opiniones en lo que al aborto, la homosexualidad o los anticonceptivos se refiere, que desde luego no gozan de su simpatía.

"El Ayuntamiento ante todo quiere que se respete la ley, más en lo que respecta a la enseñanza pública", aclaran

Sin embargo, desde el Ayuntamiento aclaran que la impugnación no está relacionada con la ideología del centro que pretendía construir la Comunidad, y que la medida aplicada por el Consistorio es "perfectamente legal". "Tiene centros en otros sitios de la Comunidad de Madrid. El Ayuntamiento de Rivas ante todo quiere que se respete la ley, más en un asunto tan delicado como la enseñanza pública, más en un momento en el que se están manejando presupuestos restrictivos", aclaran.

Así las cosas, desde el Consistorio no son capaces de precisar cuál será el siguiente paso de la Comunidad de Madrid, ni si el colegio será finalmente edificado, algo que tampoco ha querido aclarar la administración que preside Ignacio González, que no ha atendido la petición de información de este diario.

Según la nota de prensa, la autorización concedida, además, otorga a la sociedad promotora del colegio facultades relativas al servicio público educativo sin reunir previamente las condiciones exigidas en el plano legal para ello: "El centro autorizado no cuenta con los requisitos mínimos para su apertura ni para iniciar su funcionamiento. Las deficiencias observadas son fehacientemente insubsanables, y la autorización de la Consejería lesiona gravemente los derechos del alumnado afectado por el proceso de escolarización en dicho centro", aclara el documento.

"La autorización de apertura del centro docente privado incurre en diversas causas de nulidad de pleno derecho y, por ello, esta Corporación local reclama a la administración regional que inicie un expediente de extinción o revocación de la autorización otorgada", añade el concejal de Educación, Curro Corrales, en el citado comunicado de prensa.