Publicado: 29.10.2015 17:17 |Actualizado: 30.10.2015 13:41

Rivera hablará con Sánchez después de su encuentro con Rajoy

El líder de Ciudadanos propone a ambos un "Pacto por España" 'para frenar el independentismo en Catalunya similar al que criticó de García Albiol.

Publicidad
Media: 2
Votos: 2
Comentarios:
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), se ha reunido este mediodía en el Palacio de la Moncloa con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. EFE/Zipi

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), se ha reunido este mediodía en el Palacio de la Moncloa con un nervioso líder de Ciudadanos, Albert Rivera. EFE/Zipi

MADRID.-  Un "Pacto por España" que comprometa a PP y PSOE a no pactar con fuerzas nacionalistas. Esa es la propuesta que Albert Rivera adelantó ayer y que pretende presentar esta misma tarde a Pedro Sánchez tras haberlo hecho con Mariano Rajoy en su encuentro en Moncloa 

Fuentes de Ciudadanos han confirmado este viernes que el presidente de los naranjas tiene previsto llamar a su homólogo socialista hoy mismo para poder avanzar en la "unión de fuerzas constitucionalistas" que pretenden frenar el "desafío secesionista" en Catalunya.

Rivera llegó puntual al Palacio de la Moncloa para reunirse a las 13.00 horas con Rajoy, quien, sin embargo, no salió a la escalitana de Moncloa para recirbirle. Ambos sí que posaron después juntos en una sala sentados en el sofá.

Es la segunda vez que Rajoy y Rivera se reúnen —aunque en la primera ocasión se informó a posteriori—, por lo que es la primera vez que los medios gráficos recogen una foto conjunta de ambos dirigentes, a los que se ha podido ver con semblante serio.




El líder de Ciudadanos explicó ayer, en el Foro de ABC, que su partido ya tiene preparado un documento con cinco puntos listo para su firma, similar, precisamente, al que Xavier García Albiol (PPC) puso encima de su mesa y de la del PSC poco antes de las elecciones catalanas. El objetivo era el mismo: formar un frente antinacionalista en la comunidad. Los naranjas rechazaron entonces la "broma" propuesta por el conservador, del mismo modo que el PSOE evitó entrar en "frentes" antinada

No obstante, Rivera intentará que su propuesta sí obtenga unos mejores resultados y eso que siempre ha rechazado lo que él llama "cordones sanitarios" en contra de ninguna formación. Para ello, los cinco puntos tratan de poner "de acuerdo en lo esencial" a todos los "partidos constitucionalistas". "Si quieren unirse más, mejor", dejó la puerta abierta a Podemos y cualquier otra formación, aunque admitió que esa situación sería bastante improbable.

Rivera ni siquiera apuesta por la reforma de la Constitución al 100%, aunque sí habla de "revisión"

Y es que Rivera ni siquiera apuesta por reformar la Constitución al 100%, sino que habla siempre de "revisión" de la Carta Magna. Ayer, además, ha adelantado algunas líneas rojas que todo apunta a que también formarán parte del programa electoral que terminarán de presentar el próximo 7 de noviembre. "El artículo 1 no se toca: la soberanía no reside en los territorios, sino en los ciudadanos, en todos los españoles", citó el punto 1 de su "Pacto por España".

El resto hace referencia a la unidad territorial ("España puede ser reformada, pero no la queremos rota"), respeto a la actual Carta Magna ("la propia Constitución tiene mecanismos para reformarla y sólo se podrá hacer respetando el marco constitucional) y a la inclusión en la UE ("nos comprometeremos a seguir trabajando por los 'Estados Unidos de Europa'"). El quinto, el del pacto de gobernabilidad: "Los partidos firmantes nos comprometeremos a que, gobierne quien gobierne, no gobernará de la mano de los que quieren romper España".

De hecho, tal es su afán por crear un frente antinacionalista que combata el "desafío secesionista" lanzado por Junts pel Sí y la CUP en Catalunya que Rivera ya muestra su total apoyo a Rajoy. "Desde Ciudadanos apoyamos firmemente y sin fisuras al Gobierno para que haga lo que tenga que hacer para hacer cumplir la ley", sentenció este jueves.

Y, por primera vez, pareció acercarse a la aceptación de la idea de aplicar el artículo 155 de la Constitución que supondría la suspensión de la autonomía. "Todos los artículos de la Constitución están para aplicarse si es necesario", respondió. No obstante, también dijo -como Rajoy-, que no le gustaría tener que llegar a ese punto y apostó por hacer cumplir la ley "a quienes pretenden incumplirla" antes de 'castigar' a los 7 millones de ciudadanos catalanes.

Asimismo, volvió a rechazar la idea de que su intención sea 'cortar la cabeza' de Rajoy en caso de que él le necesite para formar Gobierno y se mostró partidario de que en encabece el Ejecutivo el partido más votado, pero jugando siempre con las normas actuales. "Estamos en un sistema parlamentario, no presidencialista", apuntó, quejándose de que le hagan preguntas "poco originales" como la de si es el 'candidato del Ibex 45' o con quién pactará tras el 20-D. "Siempre digo lo mismo -zanjó-: Si a la gente le gusta Rajoy y quieren que gobierne, que le voten; el que quiera cambio que vote a Ciudadanos".