Publicado: 09.11.2013 20:10 |Actualizado: 09.11.2013 20:10

Rubalcaba sale vivo del cónclave y logra imponer su plan de primarias

La Conferencia Política se ve obligada a hablar de la fecha si bien tumba todas las enmiendas de los críticos para que quedara cerrada. Será el Comité Federal de finales de año el que establezca el calendario y el reglam

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Conferencia Política no fijará ninguna fecha para la celebración de las primarias para dar con el próximo candidato del PSOE para la Presidencia del Gobierno. La presión ejercida hasta el último momento por distintos barones socialistas tan sólo ha servido para que la dirección federal que encabeza Alfredo Pérez Rubalcaba asuma un compromiso que ya se había comunicado en las últimas semanas, aunque no se había dejado del todo claro: que será el Comité Federal de finales de diciembre o principios de enero el que establecerá el calendario y el reglamento del proceso.

Fuentes de la dirección federal han querido remarcar que ninguna, ni una sola de las enmiendas que se habían presentado para que el cónclave fijara una fecha de las primarias ha contado con el respaldo de los delegados acreditados en la comisión encargada de abordar ese asunto, la de Modelo de Partido. Tampoco las que había presentado el PSM con su líder, Tomás Gómez, a la cabeza, para que la fecha de las primarias sea en febrero. Todas ellas han sido rechazadas por el grupo de trabajo "aplastantemente", han remarcado esas fuentes, que han asegurado que todas ellas se han votado en un mismo bloque y se han contrapuesto al calendario de Ferraz. Así, el calendario se decidirá el primer Comité Federal que se celebre, tal y como acordó en la tarde noche del viernes el secretario de Organización del partido, Óscar López, con los secretarios de Organización de todas las federaciones del Estado.

Esa reunión se ha convertido, por tanto, en la cita que ha resultado clave para zanjar el debate sobre las primarias durante el encuentro que celebra el partido este fin de semana. Desde el equipo de Rubalcaba insisten en que no se convocó "por la presión de nadie", pero lo cierto es que el ambiente de crispación generado por el debate sobre este proceso interno, y las reuniones entre barones socialistas como Tomás Gómez o Emiliano García-Page de las últimas horas, han hecho que finalmente el cónclave sí haya tratado la cuestión de la fecha de las votaciones a pesar de que la Ejecutiva llevaba semanas insistiendo en que no se iba a hablar del asunto. Además, se remite la decisión al Comité Federal de diciembre si bien esta misma semana la número dos del partido, Elena Valenciano, había dejado la puerta abierta a que se tomara más tarde.

El equipo de Rubalcaba insiste, no obstante, en que si se ha querido dejar zanjada la cuestión del Comité Federal es porque así lo ha defendido siempre la dirección, y para que no hubiera "ninguna duda". No "porque haya votado nadie" que "no ha tenido apoyo". Estas palabras se interpretan como un claro reproche a barones como Gómez, que desde hace semanas lleva manifestándose en público a favor de que las primarias se celebren en el mes de febrero, adelantando así los planes de la Ejecutiva, que apuesta por retrasar la fecha hasta después de las elecciones europeas. 

La Conferencia Política también ha aprobado algunas cuestiones complementarias para las primarias abiertas. Así, la ponencia ha avalado la propuesta de la Ejecutiva para "flexibilizar" el acceso de los militantes a las primarias reduciendo el umbral de los avales exigidos. Se pasa del 10% al 5%, por lo que los aspirantes tendrán que contar con el respaldo de unos 12.000 afiliados. Desde la dirección del PSOE aseguran que para establecer esta cifra se ha tenido en cuenta a los afiliados del PSC, ya que cabe la posibilidad de que uno de sus miembros quiera aspirar a la candidatura a la Presidencia del Gobierno. Además, habrá un tope máximo de avales aun por determinar.

Asimismo, el partido ha acordado elaborar un censo de los simpatizantes y ciudadanos que quieran votar en esas primarias abiertas, por lo que estos, previamente, tendrán que ser incluídos en un registro. Sólo se abrirá ese listado en el caso de que haya más de un aspirante al proceso. Por ello, el Comité Federal establecerá en el reglamento cuál será el periodo para la recogida de avales y cuál será el plazo para elaborar el registro. El partido ha asumido, además, una propuesta de las Juventudes Socialistas (JSE) para que se pueda participar en las votaciones a partir de los 16 años.  

Ferraz reconoce que es "difícil" conseguir una "posición homogénea" entre todas las federaciones respecto a la celebración de primarias abiertas para dar con los candidatos regionales. Por eso la Conferencia Política ha aprobado que sea cada una de las organizaciones territoriales la que decida cuál es su manera de elegir a sus candidatos. En el caso de que opten por las Primarias autonómicas tendrán que remitir la decisión a un Comité Federal del PSOE, que avalará en todo caso ese proceso.

Lo que no ha dejado cerrado el cónclave de este fin de semana ha sido la posibilidad de que los socialistas escojan a sus líderes a través de la votación directa de los militantes. Si bien la Ejecutiva se mantiene a favor de ese sistema federaciones como la de Andalucía están en contra. Por eso la decisión se remite al próximo congreso del partido.