Público
Público

Salarios ¿Cuánto más ganan los líderes mundiales que los ciudadanos de sus países?

Donald Trump gana seis veces los ingresos anuales de un ciudadano americano, aunque el primer ministro con mayor remuneración bruta por desempeñar sus funciones es el australiano Malcolm Turnbull. El que mayor brecha retributiva ostenta respecto al sueldo medio que recibe su sociedad civil es el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

De izquierda a derecha y de arriba a abajo, Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España; Donald Trump, presidente de EEUU; Sebastián Piñera, presidente de Chile, Shinzo Abe, primer ministro de Japón: Malcolm Turnbull, primer ministro de Australia; Theresa May, primera ministro de Reino Unido; Tayyip Erdogan, presidente de Tuquía; y Angela Merkel, canciller de Alemania. REUTERS

¿Cuál es el sueldo más generoso por presidir un país? Y, sobre todo, ¿qué nivel retributivo tienen los líderes mundiales en relación al salario medio que reciben sus propios conciudadanos? A estas dos preguntas acaba de dar respuesta la firma de inversión británica IG Group.

Sus datos oficiales y recabados de los presupuestos de cada socio de la OCDE –organización considerada como el club de las potencias industrializadas– ayudan a valorar, con mayor precisión, si las aportaciones de los contribuyentes de un país al jefe de su Ejecutivo (o de Estado) se adecuan más o menos a la riqueza real y efectiva que es capaz de producir y distribuir según sus patrones de crecimiento; es decir, sus modelos económicos.

Los datos no son baladíes, ya que proceden de fuentes de información fidedignas y actualizadas y resultan esenciales para dilucidar, a golpe de vista y con precisión, si el desempeño de la labor de presidente de Gobierno guarda relación con el poder adquisitivo medio de sus conciudadanos, que son, al fin y al cabo, los que le pagan por su labor.

Con independencia de sus aciertos o sus fracasos. Y a pesar de que la práctica totalidad de sus decisiones, reformas estructurales, propuestas legislativas (muchas con marcado ribete ideológico, que pueden llegar a cambiar substancialmente el clima para hacer negocios o el contrato social labrado en el pasado reciente) o actuaciones institucionales generan unos efectos directos sobre ciertos estratos sociales.

Este ranking, además, se desvela en un momento crucial. Casi diez años después de la crisis financiera de 2008, el mayor credit crunch desde el crash de las bolsas de 1929 y del que ha emanado un fenómeno que difiere en el calado de su brecha, pero que tiene un denominador común incuestionable: la desigualdad entre ricos y pobres.

Malcolm Turnbull, el primer ministro australiano, es el único que supera la barrera del medio millón de dólares

Con estos factores en el subconsciente colectivo de todo el mundo, IG Group pasa revista a los 32 líderes mundiales que representan a los países asociados a la OCDE. Clasificación que depara varias sorpresas. Por ejemplo, que la nómina más generosa es la que recibe Malcolm Turnbull, el primer ministro australiano, quien se reembolsa 527.854 dólares anuales. El único que supera la barrera del medio millón de dólares.

Pero, al profundizar en la comparativa entre los emolumentos por el cargo y los ingresos medios de sus ciudadanos, el gran beneficiado es el presidente de México. Enrique Peña Nieto percibe más de diez veces el baremo promedio de mexicanos. Una diferencia más que notable. Donald Trump supera en algo más de seis veces esa cota. Así quedaría, según IG Group, la lista salarial, por orden creciente –de menor brecha a mayor– entre los principales dirigentes del mundo –los de la órbita de la OCDE–, en función de la citada comparativa.

32.- Miro Cerar. Primer ministro de Eslovenia. Desde septiembre de 2014 hasta marzo pasado en el que presentó su dimisión al presidente, Borut Pahor, después de una sentencia del Tribunal Supremo que anuló un proyecto ferroviario que había sido refrendado en consulta popular. De esta crisis ha emergido el ultranacionalista, Janez Jansa, del Partido Demócrata Esloveno, quien ya fue primer ministro y que logró el pasado 3 de junio una victoria en las urnas con el 25% de los votos.
Población: 2,064 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 87.818 dólares.
Salario medio ciudadano: 34.965 dólares.

31.- Pedro Sánchez. Presidente de Gobierno de España. Desde el pasado 2 de junio en que tomó posesión del cargo ante el Rey Felipe IV, tras ganar una moción de censura a Mariano Rajoy.
Población: 46, 443 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 97.926 dólares.
Salario medio ciudadano: 37.333 dólares.

30.- Maris Kucinskis. Primer ministro de Letonia.
Población: 1,960 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 59.644 dólares.
Salario medio ciudadano: 22.389 dólares.

29.- Mateusz Morawiecki. Primer ministro de Polonia.
Población: 37,948 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 57.772 dólares.
Salario medio ciudadano: 25.921 dólares.

28.- Antonio Costa, primer ministro de Portugal.
Población: 10,324 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 72.352 dólares.
Salario medio ciudadano: 24.529 dólares.

27.- Peter Pellegrini. Primer ministro de Eslovaquia.
Población: 5,428 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 70.973 dólares.
Salario medio ciudadano: 23.508 dólares.

26. Giussepe Conte. Primer ministro de Italia. Sustituyó, el pasado 2 de junio, a Paolo Gentolini. Dirigirá una coalición de gobierno entre la extrema derecha de la Liga Norte y el Movimiento 5 Estrellas.
Población: 60,600 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 109.607 dólares.
Salario medio ciudadano: 35.397 dólares.

25.- Alexis Tsipras. Primer ministro de Grecia.
Población: 10,746 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 82.405 dólares.
Salario medio ciudadano: 25.124 dólares.

24.- Mark Rutte. Primer ministro de Holanda.
Población: 17,018 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 193.844 dólares.
Salario medio ciudadano: 52.833 dólares.

23.- Juha Sipilä. Primer ministro de Finlandia.
Población: 5,495 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 161.498 dólares.
Salario medio ciudadano: 42.127 dólares.

22.- Erna Solberg. Primera ministra de Noruega.
Población: 5,232 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 210.714 dólares.
Salario medio ciudadano: 53.643 dólares.

21.- Katrin Jakobsdòttir. Primera ministra de Islandia.
Población: 334.250 de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 242.619 dólares.
Salario medio ciudadano: 55.984 dólares.

20.- Xabier Bettel. Primer ministro de Luxemburgo.
Población: 582.970 habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 278.035 dólares.
Salario medio ciudadano: 62.636 dólares.

19.- Leo Varadkar-Taoiseach. Primer ministro de Irlanda.
Población: 4,773 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 234.447 dólares.
Salario medio ciudadano: 51.681 dólares.

18.- Viktor Orbán. Primer ministro de Hungría.
Población: 9,817 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 99.394 dólares.
Salario medio ciudadano: 21.711 dólares.

17.- Lars Lokke Rasmussen. Primer ministro de Dinamarca.
Población: 5,731 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 249.774 dólares.
Salario medio ciudadano: 52.580 dólares.

16.- Benjamin Netanyahu. Primer ministro de Israel.
Población: 8,547 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 168.210 dólares.
Salario medio ciudadano: 34.023 dólares.

15.- Theresa May. Primera ministra del Reino Unido.
Población: 65,637 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 212.247 dólares.
Salario medio ciudadano: 42.835 dólares.

14.- Èdouard Philippe. Primer ministro de Francia.
Población: 66,896 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 220.505 dólares.
Salario medio ciudadano: 42.992 dólares.

13.- Shinzo Abe. Primer ministro de Japón.
Población: 126,994 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 202.700 dólares.
Salario medio ciudadano: 39.113 dólares.

12.- Justin Trudeau. Primer ministro de Canadá.
Población: 8,547 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 168.210 dólares.
Salario medio ciudadano: 34.023 dólares.

11.- Stefan Löfven. Primer ministro de Suecia.
Población: 9,903 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 224.615 dólares.
Salario medio ciudadano: 42.816 dólares.

10.- Recep Tayyip Erdogan. Presidente de Turquía.
Población: 79,512 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 148.626 dólares.
Salario medio ciudadano: 25.655 dólares.

9.- Donald Trump. Presidente de Estados Unidos.
Población: 323,127 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 400.000 dólares.
Salario medio ciudadano: 60.154 dólares.

8.- Sebastián Piñera. Presidente de Chile.
Población: 17,909 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 190.466 dólares.
Salario medio ciudadano: 28.434 dólares.

7.- Sebastian Kurz. Canciller de Austria.
Población: 8,747 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 328.584 dólares.
Salario medio ciudadano: 48.295 dólares.

6.- Charles Michel. Primer ministro de Bélgica.
Población: 11,348 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 358.635 dólares.
Salario medio ciudadano: 49.587 dólares.

5.- Angela Merkel. Canciller de Alemania.
Población: 82,667 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 369.727 dólares.
Salario medio ciudadano: 46.389 dólares.

4.- Alain Berset. Presidente de Suiza.
Población: 8,372 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 482.958 dólares.
Salario medio ciudadano: 60.124 dólares.

3.- Jacinda Ardern. Primera ministra de Nueva Zelanda.
Población: 4,692 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 339.862 dólares.
Salario medio ciudadano: 39.397 dólares.

2.- Malcolm Turnbull. Primer ministro de Australia.
Población: 24,127 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 527.854 dólares.
Salario medio ciudadano: 52.063 dólares.

1.- Enrique Peña Nieto. Presidente de México.
Población: 127,540 millones de habitantes.
Renta básica anual del primer ministro: 166.797 dólares.
Salario medio ciudadano: 15.311 dólares.

Rajoy: 10.446 euros anuales exentos de tributación

La retribución por jefatura del Estado, pues, puede variar. En función del cristal por el que se mire. Puede parecer más o menos generosa –o más o menos testimonial– si se analiza en clave cuantitativa. Pero esta visión puede distorsionarse en una dirección u otra –justificación o queja– si se atienden otros parámetros.

Por ejemplo, en el caso de España, la retribución del presidente del Gobierno queda estipulada en 78.966 euros brutos en doce pagas. A razón de 6.580 euros mensuales. Sin embargo, Rajoy ha percibido durante sus años al frente del Ejecutivo salarios adicionales e ingresos atípicos pero legales. Entre estos últimos, destaca su derecho a cobrar 870 euros por gastos de manutención, libres de impuestos, por ser diputado por la circunscripción de Madrid. En total, 10.446 euros exentos de tributación al año. A pesar de que seguirá viviendo en la capital.

El presidente del Gobierno en España tiene una retribución estipulada en 78.966 euros brutos en doce pagas

Amén de subidas puntuales, como la del 1% al comienzo de esta legislatura, o el alza que contempla el programa presupuestario que ha asumido su sucesor, Pedro Sánchez, y que está supeditado aún a su visto bueno en las cámaras legislativas. Según la web www.sueldospublicos.com, Rajoy cobró, entre 2011 y 2015 –es decir, en su anterior mandato presidencial– más de 40.000 euros libres de impuestos en concepto de indemnización para gastos. En línea con algunos de sus ministros, como Fátima Báñez o Cristóbal Montoro que, pese a tener domicilios propios en Madrid, percibieron 1.823 euros mensuales. En total, 84.000 euros en los cuatro años de legislatura.

El patrimonio de Rajoy –reconocido desde el propio PP, que le concede un sueldo por presidir el partido, amén del que se reembolsa desde el registro de la propiedad de Santa Pola, del que es cotitular pese a estar en excedencia, un privilegio sinigual de la peculiar profesión de registrador, mitad funcionarios y mitad empresario, según cómo les convenga– aumentó un 43,7% entre 2003 y 2007. Durante esos años fue ministro y también jefe de la oposición, ya que en 2004, Zapatero llegó al poder. Eran meses en los que ingresaba un gran salario como presidente del PP.

También pudo ahorrar durante esos cinco años con depósitos y cuentas bancarias. Pasó de declarar 58.604 euros a 231.527 euros bajo su titularidad. En un ejercicio inédito, con objeto de justificar sus ingresos en un momento de máxima atención mediática (la crisis del plasma, una comparecencia en la que trasladó a la ciudadanía el mensaje de que el caso judicial abierto sobre las cuentas de su partido era una causa contra el PP) reconoció que, como jefe de la oposición cobraba 240.000 euros de su formación. Entre 2006 y 2011, pasó de cobrar 146.000 euros brutos del PP a 200.000, aumento del 36%. Entre 2007 y 2009 esa cantidad subió en 39.000 euros, un 24%. Únicamente bajó un poco en 2010, un 5%, para volver a una nueva subida en 2011 de un 10%, hasta llegar a los 200.000 euros. Además, entre 2007 y 2011, años de crisis, se aumentó el sueldo un 27%.

En esos últimos años a Rajoy le bajaba lo que ingresaba del Congreso, porque así se aprobó en la Cámara Baja para dar ejemplo en plena crisis; pero el PP le compensó durante esos años subiéndole la retribución por su cargo en el partido. Como si le garantizase una base retributiva mínima.

Los millones de Donald Trump

Desde EEUU también surge un escenario también peculiar. Derivado de un déficit normativo en materia de incompatibilidades que posibilita una cohabitación pacífica entre el ejercicio público propio de un cargo en la Administración y los negocios privados. En el paraíso, además, de los lobbies. El equipo de Donald Trump, sin ir más lejos, es el que más multimillonarios alberga en la historia del país, con una riqueza combinada de sus componentes que supera con creces los 6.000 millones de dólares.

De hecho, y según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg, en el que se refleja la evolución patrimonial de las grandes fortunas del país, se aprecia un descenso de 100 millones de dólares en la riqueza del presidente americano, aunque su valoración total supera los 2.800 millones de dólares. Es, dice este indicador, el nivel más bajo de su patrimonio desde que inició su andadura como candidato republicano –comienzos de 2016– en el pistoletazo de salida de la campaña del Grand Old Party.

Los datos corresponden a finales de 2017 y se miden en dólares, a precios actuales del mercado. Principalmente, por la caída de beneficios de Trump Tower, en Manhattan, y de sus 16 resort de golf. Su presencia en los grandes rankings de fortunas mundiales no siempre está garantizada. Por ejemplo, en la de los mayores 500 patrimonios globales de Bloomberg, porque la cantidad suelo supera los 4.000 millones de riqueza patrimonial. Pero Trump siempre se ha jactado y alardeado de superar con creces esta frontera. Cuando anunció su candidatura, todavía en 2015, aseguró que poseía más de 8.700 millones de dólares.