Publicado: 19.02.2016 16:29 |Actualizado: 19.02.2016 17:06

Sánchez acepta reunirse con Podemos, IU y Compromís para negociar un acuerdo de investidura

El líder del PSOE envia una carta a Garzón, quien había propuesto la reunión a cuatro, en la que le muestra la disposición del PSOE a "pactar un programa para la investidura, que proyecte en la legislatura la acción de un gobierno progresista y reformista"

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5
Comentarios:
Pedro Sánchez, con Corbyn este jueves. EFE/Borja Puig De La Bellacasa

Pedro Sánchez, con Corbyn este jueves. EFE/Borja Puig De La Bellacasa

MADRID.- El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha aceptado que su partido participe en una reunión con Podemos, IU y Compromís para intentar negociar un acuerdo de investidura.

La carta enviada por Pedro Sánchez a Alberto Garzón.

Sánchez ha enviado una carta al líder de IU, Alberto Garzón, quien había propuesto la reunión a cuatro, en la que le muestra la disposición del PSOE a "pactar un programa para la investidura, que proyecte en la legislatura la acción de un gobierno progresista y reformista".

Garzón ha anunciado que se va a poner en contacto con PSOE, Podemos y Compromís para proponer la fecha y lugar de la reunión a cuatro de las fuerzas de izquierda para consensuar posturas ante la investidura del socialista Pedro Sánchez.

El secretario general del PSOE ha distribuido el escrito en su cuenta de la red social de Twitter, al que acompaña un mensaje: "Ahora más que nunca es importante el diálogo y el entendimiento".



Sánchez ha dado su visto bueno a la cita un día después de que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, también aceptara la oferta de que los equipos negociadores de los cuatro partidos se sienten en una mesa con vistas a alcanzar un pacto.

En la carta, Sánchez comparte con Garzón "la coincidencia en la necesidad de mantener un proceso de diálogo para identificar políticas y propuestas compartidas que permitan la constitución de un gobierno progresista y reformista apoyado por distintas fuerzas políticas".

Sánchez asegura que la prioridad para el PSOE es "atender con urgencia la difícil situación en que viven millones de españoles y abrir una etapa de cambio para modernizar el país y cohesionarlo en torno a un proyecto común".

"Ésta será, sin duda, la prioridad del Gobierno que yo presida", remarca el candidato socialista a la Moncloa, cuya primera sesión de investidura está fijada para el 2 de marzo.

En alusión al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, Sánchez asegura que mientras el PSOE y otros grupos están "trabajando intensamente, hay quien apuesta por que la situación de interinidad se prolongue, con el consiguiente perjuicio para la mayoría de los ciudadanos, o incluso prefieren la convocatoria de nuevas elecciones que llevarían hasta el mes de agosto la constitución de un nuevo gobierno".

"No es esa la actitud del PSOE. Queremos seguir hablando con todos los que apuestan por el cambio", desea el secretario general.

Tras recordar que mañana se cumplen dos meses desde que se celebrasen las elecciones generales, Sánchez insiste en que es preciso "un entendimiento entre distintas fuerzas políticas" que permita un gobierno alternativo al PP para poner en marcha políticas progresistas, especialmente, tras la renuncia de Rajoy a intentar la investidura.

Esta meta es la que, según Sánchez, le llevó a enviar una propuesta de programa sobre la que está negociando con Ciudadanos, IU, Compromís, PNV y Coalición Canaria.