Publicado: 23.09.2016 21:07 |Actualizado: 23.09.2016 23:15

Pedro Sánchez achanta a los barones, que no quieren la convocatoria de un Congreso exprés

Todo apunta a que el líder del PSOE no planteará esta cuestión, y que ha sido una respuesta de Ferraz a la ofensiva de los críticos

Publicidad
Media: 2.57
Votos: 7
Comentarios:
Una mujer saluda a Pedro Sánchez en un mitin en la Alameda de Redondela (Pontevedra). EFE/Salvador Sas

Una mujer saluda a Pedro Sánchez en un mitin en la Alameda de Redondela (Pontevedra). EFE/Salvador Sas

MADRID.- La mera posibilidad de que Pedro Sánchez pudiese apostar por la inmediata convocatoria del 39º Congreso en el próximo Comité Federal del PSOE ha puesto nervioso al llamado sector crítico, y dos barones afines al mismo se apresuraron a calificar de “irresponsable” celebrar ahora el cónclave socialista.

Fueron el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, y el presidente de Aragón, Javier Lambán, en un acto conjunto en Cuenca, donde coincidieron en todos los mensajes sobre la situación del PSOE y se opusieron a dicha propuesta.



Page parece que ha cogido las riendas de la oposición al líder socialista –unos dicen que para postularse como sustituto, y otros que es para resguardar a la presidenta andaluza, Susana Díaz-, mostró su total oposición a convocar ya el 39º Congreso.

El líder castellano-manchego recordó las palabras de Sánchez en un Comité Federal anterior sobre la necesidad de aplazar el Congreso porque primero había que pensar en el país y no en el sillón de Ferraz, y aseguró que seguía de acuerdo con ese planteamiento. Por ello, defendió la resolución vigente en el máximo órgano del partido de no celebrar el cónclave socialista hasta que España tenga Gobierno. Lambán dijo más de lo mismo.

El achique de los barones ante el adelanto del Congreso puede estar muy relacionado con un solo factor: sería muy arriesgado el movimiento para Susana Díaz, si es que finalmente decidiera presentarse a las primarias por la Secretaría General del PSOE. No es ya porque no pudiera ganar a Sánchez en unas primarias; lo que preocupa es que luego se pueda ir, previsiblemente, a terceras elecciones, o cargar con el peso de decidir dejar gobernar a Mariano Rajoy. Ambas cosas la podrían desgastar de forma muy rápida.

En Ferraz, mientras tanto, ni confirman ni desmienten si habrá cónclave socialista, y dicen que el Congreso “sólo es una posibilidad más” que aún no está decidida y, además, sobre la que Pedro Sánchez no se ha pronunciado.

Pero tampoco oculta la dirección federal que la baza sigue estando ahí, ya que, en su opinión, la mera posibilidad de ir a unas primarias ha vuelto a dejar en evidencia que los barones “tienen miedo a la militancia, y ése era el objetivo buscado”, afirmó sin tapujos un miembro de la Ejecutiva.

Lo explicó claramente en un tuit Jordi Sevilla, que sigue en Ferraz como asesor de Sánchez: “A ver si lo entiendo, maniobrar para cargarse a Sánchez está bien visto, pero que éste maniobre para evitarlo… ¿es intolerable?”.

Lo que viene a desvelar Sevilla es lo que ha sido la jugada de Ferraz con el hipotético adelanto del Congreso, ante la ofensiva de los críticos de la pasada semana. Lo más probable es que ni lo haya, ni que Pedro Sánchez lo proponga en el Comité Federal. Tampoco habrá jugarretas de dimisiones en la Ejecutiva para provocarlo por otra vía. En todo caso, los Congresos los convoca el Comité Federal y hay cita el 1 de octubre.