Publicado: 26.11.2015 12:43 |Actualizado: 26.11.2015 13:41

Sánchez anuncia una tarifa social de 120 millones contra la pobreza energética

El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno ha cifrado en unos 7 millones el número de españoles que tienen una "enorme dificultad para hacer frente a la factura energética o que tienen que elegir entre comer o pasar frío".

Publicidad
Media: 1
Votos: 3
Comentarios:
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, momentos antes de comenzar su participación en "Los Desayunos de Córdoba" organizados por el Diario Córdoba. EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, momentos antes de comenzar su participación en "Los Desayunos de Córdoba" organizados por el Diario Córdoba. EFE

CÓRDOBA.- El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha comprometido a crear "una nueva tarifa social" para luchar contra la pobreza energética y dirigida a los "consumidores vulnerables", un marco de cobertura "que garantice la subsistencia los meses más fríos, entre el 1 de noviembre y el 31 de marzo", ha dicho, y que tendría un coste de 120 millones de euros en el Presupuesto del Estado.

Para ello, la cobertura energética básica se considerará un derecho social, según ha explicado durante una conferencia en 'Los Desayunos de Diario Córdoba', en la ciudad andaluza. Se regulará "quién está en situación de pobreza energética" y se impedirá "la interrupción de suministro energético por impago". "Los consumidores vulnerables accederán a una tarifa social, en función de sus ingresos, y no habrá corte de suministro en invierno para quienes se encuentren en situación de pobreza energética", ha explicado.



El líder del PSOE ha recordado que en España hay "siete millones de españoles y españolas que tiene enormes dificultades para hacer frente a la factura energética a final de mes", hasta el punto de que "hay familias que deben elegir entre comer o pasar frío", lo cual ocurre en un país en el que, tras los cuatro años de gobierno de Mariano Rajoy, "hay 200.000 beneficiarios menos del bono social", resultando chocante que, en cambio, "se pueden beneficiar del mismo segundas viviendas que se encuentran vacías".

Contra la pobreza infantil

Pedro Sánchez también se ha comprometido a "extirpar la pobreza infantil", estableciendo el que ha denominado "Ingreso Mínimo Vital", que requerirá una dotación de 6.000 millones de euros al año.

En este sentido, Sánchez ha lamentado que España es, tras Letonia, "el segundo país con más desigualdad de la Unión Europea (UE)", siendo evidencia de ello que en España "muchos niños y niñas sufren problemas de malnutrición hay pobreza" y que "personas de todos los perfiles profesionales comparten mesa en comedores sociales".

Ello es el claro reflejo, según ha subrayado Pedro Sánchez, de que "en España hay pobreza", incluso entre "quienes tienen trabajo y no llegan a fin de mes como consecuencia de la Reforma Laboral del PP" y también afecta, en mayor medida, a "aquellos que sufren el paro de larga duración y a los cuales han cortado la cobertura del desempleo".

Ante ello, el compromiso del líder del PSOE es "convocar a la mayoría de españoles, de instituciones, fuerzas políticas y organizaciones, para extirpar entre todos la pobreza, sobre todo la pobreza infantil", aprobando para ello un "Ingreso Mínimo Vital dirigido, principalmente, a los 700.000 hogares sin ningún tipo de ingreso" que existen en España, vinculando también esta acción "con la formación laboral".

"Esto está cuantificado -según ha aclarado- y son 6.000 millones de euros al año lo que supondrá el poder poner en marcha este Ingreso Mínimo Vital", algo que entiende que "es posible", ya que se trata de "una propuesta realista y, sobre todo, es un propuesta justa en términos sociales".

Por la igualdad

Sánchez, quien también ha anunciado que promoverá medidas contra la "desigualdad en el acceso a la financiación", actuando especialmente en favor de autónomos y pymes, ha dicho que también trabajará para promover la igualdad salarial entre hombres y mujeres.

También quiere recuperar los recursos destinados a mayores y dependientes que ha recortado Mariano Rajoy, ha asegurado que, si llega a gobernar, "la sanidad será un derecho protegido constitucionalmente", haciendo que "el acceso a la sanidad sea universal", que cuente con suficiente financiación (del 7% del PIB en ocho años) y eliminando los copagos sanitarios y farmacéuticos.