Público
Público

Sánchez buscará apoyos para la moción de censura con su hoja de ruta y sin concesiones

Sánchez dará a conocer al Comité Federal sus planes de Gobierno y consensuar la forma de negociación, las líneas rojas y el proyecto que se quiere ejecutar. La convocatoria de elecciones, según las hipótesis que se barajan, podría ser coincidiendo con las andaluzas (marzo), con las municipales y autonómicas (mayo) o hasta casi agotar la legislatura (2020).

Publicidad
Media: 2.86
Votos: 7

Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa tras la reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE, en la sede de Ferraz, mientras el grupo socialista ha registrado en el Congreso la moción de censura contra Rajoy.-EFE/ Zipi

"Esto no va a ser como en las negociaciones para la investidura. Estamos en una situación muy grave. Plantearemos lo anunciado por Sánchez como proyecto de Gobierno: normalidad institucional, regeneración, mucha agenda social y convocatoria electoral. Si otros partidos prefieren que un partido corrupto siga en La Moncloa, que se lo expliquen luego a los ciudadanos"

Así se expresaba Público una persona muy cercana al secretario general del PSOE, dando a entender que Pedro Sánchez no va a buscar los apoyos a la moción de censura del mismo modo que lo hizo con su investidura fallida, con eternas reuniones de negociación entre equipos de ambos partidos, con acuerdos programáticos concretos o con compromisos que puedan ser inasumibles para los socialistas.

Puede que haya algún encuentro para que el PSOE dé a conocer con más exactitud sus planes de Gobierno si triunfa la moción de censura, así como alguna reunión entre Sánchez con Pablo Iglesias e, incluso, con Albert Rivera. A los independentistas no se les va a pedir el voto, y también se quiere dejar muy claro que el PSOE defenderá "la Constitución, la integridad territorial de España y la convivencia". Y, con estas mimbres, los socialistas quieren concreción, rapidez y posicionamientos claros. "Si quieren que siga Rajoy dos años más, que lo digan", asegura el mismo dirigente socialista.

No obstante, la forma de negociación, las líneas rojas que no pasará el PSOE para ningún acuerdo y el proyecto concreto que quiere poner en marcha serán anunciados por Sánchez este lunes en el Comité Federal del PSOE y deben ser consensuados con el máximo órgano del partido entre congresos.

Aunque el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, generó el sábado cierta confusión al decir que aseguraba a Ciudadanos que habría adelanto electoral y no se negociaría con los nacionalistas, desde Ferraz se apresuraron a aclarar que esto no constituía ninguna oferta al partido naranja ni ninguna propuesta a negociar; simplemente era lo ya anunciado por Sánchez cuando informó de la moción de censura.

El PSOE no va a hacer una moción de censura 'instrumental' para convocar elecciones de inmediato

La secretaria de Igualdad, Carmen Calvo, no obstante, precisó con mayor claridad que no se va a hacer una moción de censura instrumental para convocar elecciones de inmediato, que el PSOE aspira a gobernar con un programa concreto durante un tiempo razonable y que, posteriormente, convocará elecciones en un “breve plazo”, aunque no precisó calendario. En cuanto a no pactar con los independentistas, la dirigente socialista indicó que dan plenas garantía de este compromiso, que siguen apoyando el 155, que combatirán el desafío secesionista y que velarán por la defensa de la Constitución.

En el PSOE hay un apoyo mayoritario a la decisión de Sánchez de presentar la moción de censura —“no quedaba otra tras la sentencia”, dicen la mayoría de los dirigentes— aunque hay temor a cómo acabe esta arriesgada operación política y se quiere actuar con mucha prudencia, midiendo bien los pasos y no cometiendo errores que pueden deparar un gran coste interno para el partido.

Las ideas que de momento se barajan es que, si triunfa la moción de censura, se pondrá en marcha una amplia agenda social que marque la diferencia con el Gobierno del PP, llevando a la realidad muchos acuerdos parlamentarios aprobados en esta legislatura que duermen el sueño de los justos por el veto del Gobierno o por el bloqueo de la Mesa del Congreso.

El PSOE sabe que esto le acercará a Podemos, aunque el partido morado no ha puesto de momento condiciones para apoyar la moción de censura, y algunos dirigentes piensan que puede ser la semilla para mejorar el entendimiento entre ambas formaciones de cara a futuros acuerdos tras las citas electorales que se avecinan.

Con el discurso de regeneración democrática los socialistas se quieren acercar a Ciudadanos, pese a las escasas posibilidades que hay de que el partido de Albert Rivera apoye la moción de censura. No obstante, el PSOE cree que el partido naranja sí puede apoyar algunas medidas en esta línea que ya fueron pactadas en la fallida investidura.

¿Cuándo convocar elecciones?

El otro compromiso de Sánchez será convocar elecciones "cuanto antes", según dijo; aunque después de desarrollar la agenda social y de regeneración, lo que abre un amplio abanico en cuanto a calendario y mil cábalas en cuanto a la fecha.
Hay tres hipótesis en los mentideros políticos. La primera pasa por gobernar medio año, con medidas concretas y urgentes que se pueden tramitar con rapidez en el último periodo de sesiones del año, y hacer coincidir las generales con las elecciones andaluzas previstas para marzo de 2019. Al PSOE siempre le ha ido bien haciendo coincidir ambos comicios, lo que ha ocurrido en más de una ocasión en la etapa democrática.

La segunda hipótesis es ir a una macro cita electoral el último domingo de mayo: municipales, autonómicas, europeas… y generales. Esto, posiblemente, conllevaría una amplia movilización, y el PSOE también cree que las municipales y autonómicas arrastrarán su voto en los comicios a nivel del Estado.

La tercera especulación es que Sánchez, siempre que llegue a La Moncloa, concluya la legislatura, es decir, muy cerca del verano de 2020. Muchos creen que si llega al poder, se estabiliza la situación política –la normalidad de la que habla el secretario general del PSOE– y empiezan a dar sus frutos las propuestas del PSOE, el líder socialista caerá en la tentación de mantenerse en el poder el mayor tiempo posible.

Pero antes de que Sánchez esté en la tesitura de tener que tomar esta decisión tiene que ganar la moción de censura y, a día de hoy, según un veterano dirigente del PSOE, "la cosa está al 50% de posibilidades".