Público
Público

Valle de los Caidos Sánchez dice que el traslado de la tumba de Franco será "antes de vacaciones"

Se están concluyendo los trámites finales y se moverán los restos del dictador fuera del Valle de los Caídos antes del mes de julio, y de forma discreta.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Varias personas pasan por delante de la tumba del dictador Francisco Franco en el altar mayor de la Básilica del Valle de los Caídos. REUTERS/Andrea Comas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comentó este miércoles que el traslado de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos será “antes de vacaciones”, sin precisar nada más, aunque todas la fuentes consultada apuntan a que no pasará del mes de julio.

Sánchez hizo esta valoración en un inusual corrillo con periodistas en el patio del Congreso, donde indicó que los trámites finales se están concluyendo para dar cumplimiento al mandato aprobado por la mayoría de la Cámara Baja.

El Gobierno está ultimando dichos trámites para el traslado, pidiendo los últimos informes perceptivos que aún faltan por emitir de distintas instituciones. Cuando se complete el aspecto burocrático, se moverán los restos del dictador.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con los periodistas en el patio del Congreso de los Diputados, tras la sesión de control. INMA MESA

Las fuentes consultadas apuntan a que se hará un traslado discreto que, previsiblemente, no se anuncie con antelación, para evitar concentraciones de uno u otro bando, y porque se quiere dar una carácter de normalidad democrática a esta decisión.

El traslado previsiblemente tendrá lugar en el mes de julio, y se ejecutará de forma discreta

Tras el traslado de los restos del dictador, el Gobierno empezará a trabajar de forma inmediata en la remodelación del Valle de los Caídos para convertirlo en un lugar de “culto y reconciliación”, para lo que espera logar un amplio acuerdo en el Congreso.

De esta manera se materializaría uno de los puntos más emblemáticos de un paquete de medidas en materia de memoria histórica. No es la única tarea pendiente: la nulidad de los juicios celebrados por el franquismo, permitir la restitución del patrimonio de los descendientes de las víctimas, designar al Estado como responsable de la tarea de localizar y exhumar las fosas con los cuerpos de víctimas, la ilegalización de la Fundación Francisco Franco o, por ejemplo, retirar también las condecoraciones al torturador franquista Antonio González Pacheco, conocido como Billy el Niño. En definitiva, avanzar en materia memorialista son otras de las tareas pendientes