Publicado: 16.05.2015 15:07 |Actualizado: 16.05.2015 16:56

Sánchez, en Valencia, dice que el PP es un partido “asediado por la corrupción”

El líder socialista llenó con casi 15.000 personas la plaza de toros de Valencia, en el acto más importante de la campaña y desde que llegó a la Secretaría General

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante el mitin celebrado en la plaza de toros de Valencia ante más de 12.000 personas./EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante el mitin celebrado en la plaza de toros de Valencia ante más de 12.000 personas./EFE

VALENCIA.- Fue un chute de moral para los socialistas. Consiguieron prácticamente llenar la plaza de toros de Valencia con cerca de 15.000 personas, lo que supuso el acto más grande desde las elecciones generales de 2011 y al primero de estas características al que se enfrentaba Pedro Sánchez como secretario general del PSOE.

El candidato del Partido Socialista del País Valenciano (PSPV) a la Generalitat, Ximo Puig, estaba exultante. Tal vez, fuese el acto más grande de los socialistas en esta plaza. Con los palcos llenos y un escenario pequeño, que no restaba aforo. Era su apuesta del líder valenciano, y pese a las sombras de duda de un pinchazo que había en Ferraz, le salió bien.



Y en Valencia, era de manual, Sánchez aprovechó la ocasión para arremeter abiertamente contra la corrupción en el PP, recordando que es una comunidad donde los escándalos que han afectado a los populares se cuentan por decenas, y los imputados por centenares.
Sánchez indicó que pide el voto “para hacer una política limpia”, para “liberar al país de la correa de la Gürtel” y para conseguir “una Valencia con honra”.

El líder del PSOE vaticinó un cambio político el 24-M que mande al Partido Popular a la oposición, “porque el PP es un partido agotado y asediado por la corrupción”, afirmó.
Dio la impresión que Sánchez, en el inicio de esta recta final de campaña electoral, quiere incrementar los ataques al PP, y también aprovechó el acto para ironizar con la anunciada bajada del IVA del presidente del Gobierno. “Cuando Mariano habla de impuestos, cuerpo a tierra”.

Así, recordó que la bajada del IRPF supone un beneficio de 52 euros al año para ocho millones de personas, y de 72.000 para 8.000 ciudadanos que ganan más de 600.000 euros anuales.
Además, volvió a apelar al voto útil al asegurar que los gobiernos de izquierda sólo pasan por el liderazgo del PSOE y, en especial, se dirigió a los abstencionistas, a quienes instó a que no se queden en casa y que voten para cambiar la situación.

Afirma que el 24-M “hay que liberar al país de la correa de la “Gúrtel” y pide el voto por “una política limpia”

Veladamente, arremetió contra Podemos, un partido al que lleva ignorando toda la campaña electoral, para reforzar el mensaje de que los socialistas son el cambio seguro a la izquierda. “El PSOE tiene 136 años de historia, no es un partido fruto de una torrontera”.

Ximo Puig, crecido como estaba, también centró su intervención sólo en la corrupción del PP con un discurso durísimo contra los populares. Dijo que es urgente recuperar “la dignidad de las instituciones”, y aseguró que han traspasado todas las líneas rojas que van de un Gobierno decente a un Gobierno indecente.
El dirigente valenciano pidió que Valencia se levante el 24-M contra tanta corrupción, y añadió: “Ni siquiera les voy pedir que pidan perdón, porque todo lo que han hecho es imperdonable”.

Puig se acercó tras el acto a charlar con los periodistas y se mostró más que optimista sobre lo que ocurra dentro de ocho días. Incluso, como dijo en el mitin, aspira a que el PSOE podría ser la fuerza más votada, aunque sea todo lo contrario a lo que dicen las encuestas.

En todo caso, los 20 años del PP con el poder absolutísimo en prácticamente todas las instituciones de la Comunidad Valenciana, junto a la tramas de corrupción que se han conocido, parece que en esta ocasión sí le van a pasar factura.