Publicado: 24.11.2016 21:04 |Actualizado: 24.11.2016 21:10

Sánchez reivindicará en Valencia
otro modelo de PSOE

Pide un partido “abierto, flexible, participativo, transparente y que escuche a su militancia”. Su intención sigue siendo presentarse a las Primarias.

Publicidad
Media: 3.70
Votos: 10
Comentarios:
Pedro Sánchez en un momento de su entrevista en 'Salvados'.- LA SEXTA

Pedro Sánchez en un momento de la entrevista que concedió en 'Salvados'.- LA SEXTA

MADRID.- Tras su defenestración orgánica como secretario general del PSOE y la entrevista en “Salvados”, Pedro Sánchez reaparece este sábado en un acto político para debatir del futuro de la socialdemocracia.

El sitio elegido es la localidad de Xirivella (Valencia) en un pequeño auditorio que puede reventar de público, porque las redes sociales de los “sanchistas” ya se han puesto en marcha para fomentar una masiva reaparición del ex líder del PSOE.



Fuentes cercanas a Pedro Sánchez indicaron a Público que el objetivo de su intervención en las jornadas es defender un nuevo modelo de partido, ”abierto, flexible, participativo, transparente y que escuche a su militancia”.

En este mensaje se va a quedar y será su bandera en actos políticos concertados, no mítines, hasta que se convoquen las primarias. El ex líder del PSOE ha pensado que la batalla se dará “cuando toque”.

Dicen los enemigos de Pedro Sánchez que ya no le queda un general ni un sargento, pero el ex secretario general del PSOE sigue confiando mucho en la tropa. Y, por algo, asusta.
Antes de fin de año tiene previstos más actos del tipo formal, uno en Madrid es seguro y, mientras tanto, escarba en la militancia donde cree que está su fuerte.

El ex líder del PSOE parece que tiene voluntad “inquebrantable” de refundar el partido y de presentarse a las primarias, pero ahora no quiere hablar de eso ahora.Su objetivo es presentar un proyecto muy diferenciado de Susana Díaz y que pueda tener el respaldo de las bases del partido.

Su estrategia es la pelea entre lo orgánico y la militancia, lo que deciden “cuatro” y lo que puede decidirse entre todos. Además, promete intentar hacer un PSOE más moderno.
Sánchez no lo tiene fácil, pero nadie ha escuchado a las agrupaciones clamando por el “no es no” -que se lo digan al alcalde Móstoles que incumplió el mandato-, y en otros muchos sitios que se ha puesto de moda la dimisión de la mitad más uno de la Ejecutiva.
Lo cierto es que Sánchez sigue inquietando a la Gestora, a Susana Díaz y a todo el partido. De presentarse, nadie duda de que habría batalla.