Publicado: 09.07.2014 12:25 |Actualizado: 09.07.2014 12:25

El Senado ratifica el techo de gasto con los votos de PP y UPN

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Pleno del Senado ha dado luz verde este miércoles, con los votos del PP y de Unión del Pueblo Navarro (UPN), al techo de gasto y los objetivos de estabilidad presupuestaria para el próximo ejercicio, que suponen una reducción del 3,2% del gasto no financiero del Estado para 2015 y que recogen ya la merma de ingresos que supondrá la reforma fiscal, que entrará en vigor el 1 de enero del próximo año.

Esto supone que la Administración Central podrá gastar un máximo de 129.060 millones de euros, que resultan de una previsión de ingresos de 133.712 millones de euros (+4,3%) y un objetivo de déficit de 30.959 millones (2,9%), cantidades a las que hay que restar la financiación de las administraciones territoriales (32.941 millones) y unos ajustes de contabilidad nacional de 2.670 millones.

Según el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el techo de gasto será compatible tanto con la reducción de impuestos de la reforma fiscal como con el objetivo de déficit, fijado en un 4,2% para el conjunto de las administraciones públicas. Este es el primer paso para la aprobación de los Presupuestos de 2015, que deben entrar en el Congreso como máximo el 30 de septiembre, dado que la normativa vigente establece que debe haber al menos tres meses de margen para su tramitación.

Así, en la semana del 30 de septiembre al 2 de octubre, cuando no hay convocado Pleno, los diferentes ministros y responsables del Gobierno, comenzando por el gobernador del Banco de España, comparecerán ante la Comisión parlamentaria de Presupuestos, que preside el socialista Alfonso Guerra, para explicar los principales componentes de las cuentas de sus departamentos.

Posteriormente, los grupos políticos podrán registrar sus enmiendas de totalidad al proyecto de ley, que se debatirán y votarán entre el 21 y el 23 de octubre en el Pleno. A partir de ese momento, se presentarán en la Cámara las enmiendas parciales, que se discutirán entre el 4 y el 6 de noviembre para que la Comisión apruebe el dictamen. Una vez superado ese trámite, las enmiendas que queden vivas volverán a tratarse en el Pleno de la Cámara, entre el 11 y el 13 de noviembre, en una sesión en la que cada ministro defenderá de nuevo sus presupuestos.

En este punto, el proyecto de ley de Presupuestos será remitido al Senado, donde pasará por los mismos trámites. Con las enmiendas que se incorporen en la Cámara Alta las cuentas de 2015 regresarán al Congreso, que someterá el texto a un nuevo debate en Pleno previo a su aprobación definitiva, que tendrá lugar en la última sesión del año, en la semana del 16 al 18 de diciembre, para que puedan entrar en vigor el 1 de enero de 2015.