Publicado: 11.07.2015 16:04 |Actualizado: 11.07.2015 19:09

Susan George carga contra los socialistas y llama a acabar con el “cáncer” del TTIP

La activista y cara de la lucha contra el tratado comercial entre Washington y Bruselas defiende la posición de Podemos, claramente contraria al acuerdo. 

Publicidad
Media: 4.83
Votos: 18
Comentarios:

MADRID.- Un “tratado vampiro” que morirá al sacarlo a la luz: así define Susan George el tratado de libre comercio que Bruselas y Washington negocian con sigilo, un “cáncer” para el que la única cura es atajarlo de raíz.

“Creo que la posición de Podemos es la correcta”, afirmaba la activista, directora del Transnational Institute de Ámsterdam y una de las caras más conocidas en la lucha contra el acuerdo transatlántico este sábado, a la salida de una de las mesas del Foro del Cambio que el partido de Pablo Iglesias organiza en el madrileño barrio de Vallecas, y con el que pretende recoger ideas para su programa para las elecciones generales de finales de año.

“No necesitamos este tratado, sólo está hecho para las transnacionales. La gente normal no lo necesita, sólo puede hacerles daño. Dicen que traerá puestos de trabajo pero sólo destruirá empleos”, denunciaba George, recordando que la mayor federación de pymes en Alemania, con 200.000 afiliados, también clama contra el TTIP, a pesar de que la Comisión Europea vende que servirá para crear miles de empleos a ambos lados del Atlántico. Las mayores compañías irán a EEUU porque la mitad de los estados tienen un salario mínimo más bajo, se moverán allí”, advierte.}

“No uso la palabra 'socialista' sin comillas. No veo nada socialista en lo que hacen”, apostillaba George sobre la actuación del PSOE y sus homólogos europeos en la negociación del TTIP

George carga también contra los socialistas europeos y españoles, que durante esta misma semana impulsaron junto al PP europeo el informe de posición del Parlamento Europeo en esta cámara, y que viene a marcar las líneas rojas de los europarlamentarios a la Comisión Juncker, responsable de negociar con EEUU en nombre de los 28. “No uso la palabra socialista sin comillas. No veo nada socialista en lo que hacen”, apostillaba.

La activista es también autora de varias obras que denuncian el poder fuera de control de las multinacionales, y en los últimos dos años ha centrado una parte importante de su actividad en el TTIP, que considera la última ofensiva neoliberal contra las clases trabajadoras, y que comienza a ser conocido por los ciudadanos europeos.

George cuenta que desde que empezó a dar charlas sobre el acuerdo comercial siempre ha preguntado a sus espectadores quiénes no conocían el polémico tratado. Cuando comenzó hace un par de años más de la mitad de sus oyentes no conocía el TTIP, y hoy esa cifra es absolutamente marginal, a pesar de que la mayoría de medios de comunicación hace oídos sordos ante el tratado transatlántico

“Cuando la gente lo conoce se pone en contra”. “Es posible parar el TTIP, es una cuestión de unidad”, zanjaba.



"Un golpe de las corporaciones”

Junto a Susan George, el activista de Ecologistas en Acción y miembro de la Campaña Estatal No al TTIP Tom Kucharz sintetizaba algunas ideas del polémico acuerdo, flanqueado por la eurodiputada de Podemos Lola Sánchez. “Es un golpe de las corporaciones”. “No es un ataque de EEUU ni del pueblo americano contra el pueblo europeo, todos los ciudadanos vamos a salir perjudicados”, apuntaba la europarlamentaria.

Junto al grupo de Los Verdes/ ALE, el grupo de la Izquierda Unitaria Europea (GUE/ NGL) en el que se encuadran Podemos, IU o Syriza es uno de los más críticos con el polémico acuerdo, criticado por el excesivo peso de las multinacionales en la mesa de negociaciones o por la opacidad informativa que le rodea.

Apoyada también por Estefanía Rodero, secretaria general de Podemos en Salamanca y miembro del Círculo Feminismos —para dar una imagen de cómo afectan estos tratados a las políticas de igualdad—, Sánchez explicaba el carácter divulgativo de este acto, y secundaba a George asegurando que cuando la mayoría de ciudadanos conozca el TTIP “la oposición va a ser tan brutal que no van a poder seguir adelante con él”.

Por el momento Podemos promueve que los ayuntamientos firmen una declaración de rechazo a la aplicación del acuerdo, que afectará a todos los niveles de gobierno. Es simbólica, pero también viene a ser “un golpe en la mesa para decir que aunque a nosotros no se nos pregunte no queremos el TTIP”.