Público
Público

ExclusivaLas cloacas de Interior

Un testigo falso de la 'Operación Cataluña': "Querían la cabeza de Puig, Pujol, Mas..."

El bróker francés con domicilio en Suiza cuyo testimonio a la UDEF se empleó para socavar la carrera política del conseller de la Generalitat Felip Puig reconoció, en una conversación a cuya grabación ha tenido acceso 'Público', que fue utilizado por la brigada política del Ministerio del Interior de Fernández Díaz con el objetivo de destruir a la Generalitat de Mas.

Publicidad
Media: 4.44
Votos: 32
Comentarios:
Imagen de François Seroux durante la entrevista que le hizo Carlos Quílez en exclusiva para 'Economía Digital'.

Imagen de François Seroux durante la entrevista que le hizo Carlos Quílez en exclusiva para 'Economía Digital'.

Se trataba de desprestigiar a los políticos soberanistas catalanes y para ello no había que reparar en los medios. Así que los falsos testimonios eran perfectamente válidos para la brigada política de Interior que montó Eugenio Pino, número dos de la Policía con el exministro Jorge Fernández Díaz, con el fin de acabar con partidos y dirigentes rivales del PP.

Para la ahora llamada Operación Cataluña, los confidentes policiales encontraron –a través de un abogado barcelonés– al bróker francés residente en Suiza François Seroux, quien había contactado con importantes empresarios catalanes con conexiones políticas, entre ellos Jordi Puig Godés, hermano del poderoso consejero de Empresa y Ocupación de la Generalitat, Felip Puig, de Convergència i Unió y quien había ejercido antes (sucesivamente) como consejero de Medio Ambiente, de Política Territorial y Obras Públicas, y de Interior.

Los detectives confidentes se lo presentaron al hombre del comisario José Manuel Villarejo en Barcelona, Antonio Giménez Raso, quien a su vez lo puso en contacto con el responsable del Grupo 24 de Blanqueo de Capitales, Álvaro Ibáñez, y entre todos le convencieron de que se personase en las dependencias de la UDEF (Unidad de Delitos Económicos y Fiscales) para denunciar que un grupo de empresarios y "conseguidores" catalanes pretendía hacer una operación millonaria de blanqueo de capitales en el puerto de Panamá, en la que supuestamente estaría implicado Jordi Pujol Ferrusola, primogénito del expresident de la Generalitat y amigo de Jordi Puig Godés.

Seroux declaró a la UDEF que se había entrevistado en dos ocasiones con Felip Puig, quien –según publicó La Razón a bombo y platillo– le habría pedido una comisión del 5% por adjudicarle una obra en el Puerto de Barcelona (cuando era consejero de Obras Públicas). Estalló un enorme escándalo justo al final de la carrera política de ese consejero de CiU, pero la denuncia acabó siendo archivada por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), que concluyó que era de todo punto falso que Felip Puig hubiera pedido cualquier tipo de contraprestación al bróker francés.

Aunque a la brigada política no le importó esa sentencia: había trabajado para cobrarse una importante pieza entre los políticos soberanistas catalanes y no era relevante si el objetivo de la cacería era o no culpable.

Público ha conseguido en exclusiva el audio que revela la verdad sobre ese juego sucio de Interior para destruir a un destacado político catalán: la grabación de la conversación que mantuvieron François Seroux y Francisco Marco, el director de la agencia de detectives Método3 que fue detenido –y su empresa registrada y desmantelada– con motivo de la grabación de La Camarga que dio origen a la Operación Cataluña.

"Me han utilizado contra la Generalitat, pero no es la Policía sino el ministro del Interior, que no es lo mismo"

Paco Marco: ...te utilizaron, François.

François Seroux: Yo fui utilizado. 

PM: Sí.

FS: ¿Yo?

PM: Sí, a ti te utilizaron.

FS: ¿Me han utilizado?

PM: Sí.

FS: Sí, yo sé, pero no sé por qué... para una nueva Generalidad...

PM: Bueno no, porque te ha utilizado la Policía española, no la Generalitat.
 
FS: Pero nunca tenía problema con ellos... me ha utilizado no es la Policía es el ministro de Interior, que no es lo mismo, todos mis problemas que fue…las cosas que fueron públicas, Puig, tú y todo eso fue solamente confidencial y es el Ministerio de Interior que ha salido todo.

En este fragmento de la conversación entre el detective y el bróker queda claro que el inversor francés se siente manipulado por orden directa del ministro del Interior, al margen de las operaciones policiales normales en una investigación sobre presunta corrupción.

"Es el ministro del Interior el que lo coge de la Policía para ver, no para distribuir, y lo ha hecho"

PM: Pero tú nunca fuiste a Madrid a denunciar; o sea, vinieron ellos aquí a Barcelona desde Madrid. 

FS: Vinieron de Madrid. 

PM: ¿Y las denuncias donde las pones? Bueno ¿Dónde te toman declaración y todo eso?

FS: Es el Ministro de Interior que lo ha cogido de la policía, fue ¿sabes? La policía trabaja sobre investigación pero es confidencial no sale de la policía solamente el Ministro de Interior puede sacar algo para ver leer no para distribuir y lo ha hecho.

PM: Ya pero a tí... ¿tú declaras en la comisaria, declaras en un hotel o en un despacho? ¿Dónde?

FS: En un despacho, en un hotel primera vez, en un despacho que es totalmente ilegal. 

PM: ¿En un despacho privado?

FS: Totalmente privado.

PM: ¿Pero dónde, en cuál?

FS: Aquí, aquí mismo. 

PM: ¿La reunión la tuvisteis aquí en el Majestic?

FS: Una de las reunión, sí.

PM: ¿Y el despacho? ¿En qué despacho era?

FS: En Madrid, en un despacho totalmente neutral. No había nada, nadie.

Este otro corte de la grabación muestra el modus operandi totalmente irregular de la brigada política: obtiene declaraciones bajo presión fuera de las dependencias policiales --algo que las invalida judicialmente-- para luego utilizarlas como instrumento de filtración o extorsión.

"Para terminar, ellos quisieran la cabeza de Puig, de Pujol, de Mas... lo quieren todo".

PM: ¿Cinco policías de Madrid? ¿Para qué?

FS: jajaja para mí para Panamá.

PM: Pero eso también acabó en nada lo de Panamá.

FS: La dimisión de Puig... sin Panamá, Puig sería donde es, es lo que quisiera, es mi análisis no pensar que yo soy estúpido pero es lo que yo pienso que…

PM: Sí ¿Pero porque me meten a mí por el medio?

FS: Porque, tú, fue trabajando independiente pero en paralelo con ellos, tú tienes, tú tenías... no sé si tú tienes un equipo de investigador o no sé que...

PM: Ahá.

FS: Que trabajo un poquito con la Policía. 

PM: Yo nunca he trabajado con la Policía.

FS: No sé, no sé.

PM: Nunca jamás, joder si hubiera trabajado para la policía no me detienen. 

FS: Y no vale nada. 

PM: Es que no lo entiendo. 

FS: Para terminar ellos quisieran la cabeza de Puig, de Pujol, de Mas.

PM: Pero todo eso…

FS: Ellos quieren todo.

PM: Pero todo eso me parece cojonudo pero ¿Por qué me meten a mí?

FS: Porque fueron las personas que fueron cerca de mí y a esta época tu posición es un poquito 'borderline' [en la frontera], tú no es un empresario normal que hace pintura en un edificio. 

PM: Que yo tengo una agencia de detectives a la vez de ser abogado ¿Y qué problema le ves? Si es legal, es una profesión legal. 

FS: No lo sé.

PM: Y yo no me meto en política, yo no estoy metido en nada para que hacen que tú digas, ósea ponen en un papel mentiras para detenerme, es que no se entiende...

El detective dice no entender por qué le meten a él en la Operación Cataluña y desmantelan su agencia (Método3), pero el bróker francés se lo aclara al subrayar que no sólo quieren "la cabeza" de Felip Puig –cosa que consiguieron gracias a su testimonio–, sino también las de Pujol y Mas.

Y la grabación de La Camarga, en la que la examante de Jordi Pujol Jr. le cuenta a la presidenta del PP de Catalunya que la familia del expresident ha acumulado una fortuna en comisiones, está precisamente en la sede barcelonesa de Método3, que fue asaltada por 45 policías nacionales –acompañados por dos fiscales– como si fuera un cuartel general de Al Qaeda.

"todo esto es ilegal y además provocaron que cometieses un delito de falso testimonio"... – "¡Absolutamente!"

PM: Sí, François, pero entonces te utilizaron.

FS: Al cien por cien pero esa es una de las especialidades de la policía. 

PM: Ya pero cuando tú utilizas un ciudadano como tú que está viviendo en un país y lo metes en un problema mediático. 

FS: No me gustaba. 

PM: Y explicas unas declaraciones de él, le haces firmar que ha hecho que su abogado por ejemplo como yo no ha hecho... ha hecho... y me acaban deteniendo todo esto es ilegal y además provocaron que tu cometieses un delito de falso testimonio. 

FS: ¡Absolutamente!, pero nada fue normal, nada de A a Z. Me utilizaron. Yo pienso que es porque yo conocía a las personas de aquí hace años, la relación entre Pujol y Samaranch... yo fui en el medio hace 30 años... Me tengo que ir...

Finalmente, François Seroux admite claramente que los policías encubiertos consiguieron incluso que prestase falso testimonio, puesto que fue manipulado para implicar a un alto cargo de la Generalitat en una inexistente trama para sacar comisiones del Puerto de Barcelona... algo que por cierto también querían imputar al alcalde Xavier Trias tanto el exdirector de la Oficina Antifrau de la Generalitat, Daniel de Alfonso, como el propio ministro Fernández Díaz, tal como prueba la grabación de su conversación publicada en exclusiva por Público.

Por supuesto, no se trata de justificar las verdaderas tramas políticas de corrupción que hayan operado en Catalunya. Sino de revelar la verdad, porque con falsedades sólo se llega a la nulidad de las causas... como están consiguiendo una y otra vez los que operaron en esa brigada política de la Policía con el PP.

Que las cloacas de Interior hagan juego sucio no quiere decir que todos los demás sean trigo limpio.

...CONTINUARÁ