Publicado: 19.02.2014 13:11 |Actualizado: 19.02.2014 13:11

Bermúdez pide informes sobre ETA antes de decidir sobre la querella por genocidio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez ha requerido al Cuerpo Nacional de Policía, a la Ertzaintza y a la Guardia Civil que le remita un informe pericial sobre los fines perseguidos por ETA desde su constitución hasta la actualidad y sobre los integrantes de las diferentes cúpulas. En una providencia hecha pública este miércoles, el magistrado pide la práctica de esta diligencia tras recibir el auto de la Sección Cuarta en el que se admite la competencia de la Audiencia Nacional para investigar a cinco miembros de ETA por la comisión de actos de genocidio y antes de acordar "la práctica de otras diligencias".

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha admitido en un auto la competencia de este tribunal para investigar actos de genocidio cometidos en España por la banda terrorista ETA .

Los magistrados Ángela Murillo, Teresa Palacios y Juan Francisco Martel consideran que el juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez es competente para investigar si cinco históricos dirigentes de la banda terrorista --Juan Lorenzo Lasa, Eugenio Echebeste, José Luis Ansola Larrañaga, Francisco Múgica Garmendia y José Antonio Urruticoechea-- cometieron estos actos.

Los cinco componían su órgano máximo de dirección y ostentaban el dominio de la organización al menos entre septiembre de 1977 y 1983, indica el escrito, hecho público este miércoles y acordada el pasado 29 de enero. Con esta decisión, según las mismas fuentes, se abriría la puerta a eliminar la prescripción de los crímenes cometidos por ETA desde 1977.

Precisamente, la Audiencia Nacional adopta esta decisión a partir de una querella presentada ante este tribunal el pasado mes de agosto por la familia de una víctima de uno de los 326 asesinatos cometidos por la banda terrorista que se declararon prescritos.

La querella, presentada como acusación particular, va dirigida contra varios altos dirigentes de ETA. Según las mismas fuentes, se pide aplicar la doctrina de los juicios de Nüremberg contra los altos dirigentes del régimen nazi.

Esta querella recayó en el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional que dirige Javier Gómez Bermúdez que, en un auto dictado el 16 de octubre de 2013, decidió no admitirla a trámite al considerar que la Audiencia Nacional no es la competente debido a que entre sus atribuciones no está la de investigar el delito de genocidio.

Los querellantes presentaron entonces un recurso de apelación ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional que ahora ha reconocido la competencia del juez para investigar estos hechos y por tanto devuelve las actuaciones a su Juzgado para que ordene las diligencias que estime oportunas.

Tres de los cinco etarras querellados se encuentran actualmente en libertad. Se trata de Juan Lorenzo Lasa Mitxelena, alias Txikierdi, José Luis Ansola Larrañaga, alias Peio el Viejo y Eugenio Echebeste, alias Antxon.

Txikierdi ha sido el último en salir de prisión el pasado diciembre al beneficiarse de la derogación de la doctrina Parot. Había permanecido preso durante 28 años. Cuenta con una dilatada trayectoria en ETA de la que llegó a ser su máximo responsable de comandos. Además, fue uno de los internos más representativos del Colectivo de Presos de la banda, del que ejerció de portavoz durante años hasta el pasado 2011.

Por su parte, Peio el Viejo tiene ahora 78 años. Nacido en Deva (Guipúzcoa), se incorporó a ETA en 1966 y su primera detención se produjo apenas tres años después en Francia. Fue expulsado a Bélgica y volvió a ser detenido en 1973 en Luxemburgo desde donde trasladaba armamento para la banda.

Por último, Antxon es otro de los más significativos dirigentes históricos de ETA. Se encuentra en libertad desde 2004. Este terrorista ejerció como principal interlocutor con el Gobierno en las fallidas conversaciones de Argel, a finales de la década de los 80. Fue detenido en Francia en 1984 y deportado a la República Dominicana. Allí estuvo hasta que en mayo de 1986 fue trasladado a Ecuador, donde permaneció por un breve espacio de tiempo. Tras participar en las 'conversaciones de Argel' volvió a República Dominicana hasta que fue expulsado a España en 1997.