Publicado: 06.11.2013 20:15 |Actualizado: 06.11.2013 20:15

El TSJ de Madrid declara 'íntimos' 8.700 emails de Miguel Blesa

Usa ese argumento para prohibir al juez que encarceló al exbanquero acceder a sus correos electrónicos. Elpidio José Silva pedía revisar su contenido antes de declarar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha incorporado a la causa que sigue por prevaricación contra el juez Elpidio José Silva, que encarceló a Miguel Blesa, unos 8.700 correos electrónicos del expresidente de Cajamadrid, pero, sorprendentemente y a petición de Blesa, no se los dejará leer al acusado alegando que pertenecen a la esfera de la intimidad del exbanquero, pese a que fueron enviados con los ordenadores profesionales de la caja madrileña.

El juez Silva y sus abogados querían revisar el contenido de dichos correos para preparar su declaración judicial, dado que el contenido de varios de ellos explica, según su postura, las resoluciones del magistrado consideradas prevaricadoras por la Fiscalía.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid tiene encausado a Silva por delitos contra la libertad, prevaricación y retardo malicioso en la administración de justicia. El instructor de la querella, Jesús Gavilán, permitió el pasado 28 de octubre que tanto Silva como su abogado estudiaran en la misma sede judicial algunos de esos correos de Blesa ahora considerados 'íntimos' e inaccesibles, ya que el acusado consideraba necesario hacerlo antes de prestar declaración.

Ese mismo día, 28 de octubre, dictó un auto que autorizaba el examen de los correos por Silva o sus representantes, incluso asistidos por un técnico informático, aunque previo examen por Gavilán para excluir los que 'cercenaran' la intimidad de Blesa.

Sin embargo, el 31 de octubre, día en que el juez Gavilán tomó declaracion a Blesa, éste le manifestó expresamente que se oponía al examen de dichos correos electrónicos "por afectar a su intimidad".

En un nuevo auto, con fecha 4 de noviembre, el instructor de la querella comparte la posición de Blesa y declara que "no ha lugar al examen por la defensa del querellado de los restantes correos electrónicos incluidos en la base documental aportada, por afectar a la intimidad del perjudicado y ser irrelevantes para esta causa".

El magistrado Gavilán indica que, salvo los escasos correos electrónicos tenidos en cuenta por la Guardia Civil en el caso del crédito de 26 millones de euros concedido por Cajamadrid a Gerardo Díaz Ferrán (una de las investigaciones de Silva contra Blesa),  que sí estaban relacionados con la investigación, el resto son irrelevantes "por tener un contenido totalmente personal, de la esfera íntima y de amistad, o estrictamente laboral y profesional con terceras personas, o intrascendente a los efectos aquí debatidos".

Cree que el examen de esos correos por el juez Silva vulneraría el derecho a la intimidad de Blesa, y carece de finalidad, ya que no puede pretender ahora el querellado buscar o justificar en esos emails una motivación de las resoluciones denunciadas como prevaricadoras por la Fiscalía (como los dos autos de prisión del exbanquero).

Gavilán recuerda que el examen de los correos ya fue realizado por la Guardia Civil y por el propio instructor en el marco de la causa principal contra Blesa, por lo que permitir la nueva revisión supondría además una injustificada dilación de la causa. Por ello, en el mismo auto pide a la defensa de Slva, a la Fiscalia y a las acusaciones particulares (Blesa y Díaz Ferrán) que planteen en tres días las diligencias de prueba que estimen pertinentes,"especialmente la propia declaración del querellado".