Publicado: 09.11.2013 13:00 |Actualizado: 09.11.2013 13:00

Valenciano:"Si tenemos que cambiar el partido hagámoslo, sin miedos"

La vicesecretaria general de los socialistas dice que el PSOE “debe ser útil a los ciudadanos para luchar contra las injusticias”, en un discurso cargado de llamamientos a hacer un giro a la izquierda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha sido la encargada de cerrar el acto de apertura de la Conferencia Política con una intervención en la que ha marcado las líneas que la dirección del partido quiere desarrollar en este cónclave: "Trabajar con seriedad para mostrar nuestra solidaridad con los que están fuera, sobre todo con quienes más sufren".

Las llamadas a realizar un giro a la izquierda han sido constantes en las palabras de Valenciano, quien ha utilizado en repetidas ocasiones la frase "agrupémonos todos", con la que se inicia el canto de La Internacional, para dar paso sus argumentos. "Agrupémonos todos para colocarnos al lado de quienes defienden la sanidad, la educación y lo servicios sociales que están siendo destrozados", ha dicho en otro momento.

La número dos del PSOE, que ha intervenido tras los discursos de los dos presidentes autonómicos socialistas, la andaluza Susana Díaz, y el asturiano Jorge Fernández, ha planteado la necesidad de "abrir las puertas" del PSOE. "Demos un paso evolutivo. Si debemos cambiar el partido, hagámoslo, sin miedos", ha dicho de forma tajante.

Sin embargo, no ha dado pistas sobre cómo hacerlo, ni ha citado la palabra primarias ni ha hecho referencias al concepto de liderazgo."No estamos aquí para quejarnos, si no para luchar contra las injusticias, porque debemos rebelarnos", ha dicho en otro momento de su intervención, tal vez el más aplaudido. En alusión al conjunto de los participantes en la Conferencia Política, especialmente a los barones, la mano derecha de Rubalcaba ha asegurado que "el nuestro es un proyecto de todos", en una clara referencia a la unidad del partido y de las diferentes federaciones territoriales.

El PSOE debe recuperar la confianza de "una mayoría social" que le necesita, según Valenciano

En tono de autocrítica ha explicado que el PSOE debe recuperar la confianza de "una mayoría social" que nos necesita. En cualquier caso, ha añadido, "la desafección de la gente está más identificada en estos momentos con la acción del Gobierno".

Ha hecho diversas alusiones a los aspectos más polémicos de las reformas que lleva a cabo el Gobierno "de la derecha", especialmente los relativos a la educación, sanidad y los derechos ciudadanos. "Este Gobierno obliga a tener hijos a las mujeres que no quieren tenerlos e impide a muchas, muchas, mujeres que puedan tenerlos con sus políticas antisociales", ha afirmado en otro momento de su discurso, en el que ha recurrido de forma reiterada a las notas que llevaba apuntadas en un papel.

Con sus palabras ha defendido la apuesta federalista del PSOE "basada en que las personas tengan los mismos derechos y los pueblos reconocidas sus singularidades". Tras afirmar que el PSOE "no es nacionalista", ha mandado un recado directo a quienes en Catalunya apuestan por la independencia. "Igual que no le concedemos al PP la capacidad de extender certificados de españolidad, no permitiremos que los nacionalistas los den de catalanidad".

En la misma línea, Valenciano ha acusado al Gobierno de Rajoy de estar destrozando la protección social a los españoles y a los colectivos socialmente más sensibles, como los pensionistas, las mujeres y los jóvenes. Frente a esa actitud que ha definido como "antisocial", Valenciano ha acusado al Gobierno de Rajoy y al PP de "proteger a Bárcenas y a quienes trafican con el dinero sucio".

"La crisis terminará cuando digan los españoles, no cuando lo sentencien Rajoy y Montoro", según Valenciano

Y en relación al optimismo sobre la economía española mostrado en las últimas semanas desde el Gobierno ha dicho que "la crisis terminará cuando digan los españoles, no cuando lo sentencien Rajoy y Montoro".

Previamente ha intervenido el presidente asturiano Javier Fernández, quien ha centrado su ponencia en reivindicar para el PSOE una idea de España "que no es de banderas y patrioterismos". "Para los socialistas "el país no es una esencia que viene del pleistoceno no es un mineral ni un mandato de los visigodos; es un devenir histórico que ha cristalizado en un espacio público de ciudadanos libres e iguales, en una sociedad laica y de respeto colectivo a las conciencias individuales".

"No es un puzzle, no lo que otros quieren que sea", ha dicho en una alusión directa, aunque sin citar, a la deriva independentista del nacionalismo catalán, arrancando con estas definiciones aplausos entusiastas a la audiencia.

En defensa de esa línea argumental, Fernández ha dicho que procede "de una tierra en la que las identidades suman, nunca restan. Creo en una sociedad que es plural, en la que nadie se sienta extraño dentro de su propia sociedad. Esa es la idea social que tenemos los socialistas, es una de nuestras señas de identidad".

Esta parte de su intervención, también aplaudida en varias ocasiones, ha constituido una fuerte defensa de la unidad de España desde la perspectiva del PSOE y en boca de uno de sus dirigentes, aunque no han faltado referencias al proyecto político del PSOE de cara al futuro. "Los socialistas queremos liderar el país, lo hicimos antes y lo seguimos queriendo para el futuro "con la idea de transformar la sociedad para crear empleo, rescatar el Estado y devolver la esperanza a millones de españoles; porque somos el PSOE". Eso sí, ha dicho que el momento actual es difícil "porque el país está devastado, sumido en discordias y cargado de deudas", situación de la que ha culpado al PP.