Publicado: 06.08.2014 18:55 |Actualizado: 06.08.2014 18:55

Zabaleta cree "una aberración" que se nieguen subvenciones a víctimas del GAL

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El coordinador general de Aralar, Patxi Zabaleta, ha considerado que es "una verdadera injusticia y una aberración" que el Ministerio del Interior niegue el pago de subvenciones a víctimas del GAL, organización terrorista que fue "sufragada con dinero del Estado".

De esta forma, se ha referido al hecho de que el Gobierno del Partido Popular haya decidido retirar la indemnización a 46 víctimas del GAL y otros grupos terroristas, como el Batallón Vasco Español, al contar con "informes" que, a su juicio, prueban, de forma "suficiente, su pertenencia a ETA". Zabaleta ha destacado que "todas las víctimas de todas las violencias tienen que ser respetadas por igual". "En una sociedad de iguales, como tiene que ser una sociedad democrática por imperativo de los derechos humanos, no puede haber la consideración de vencedores y vencidos", ha añadido.

Además, ha apuntado que "las subvenciones públicas son, al final, dinero de todos", y a nadie se le exime de "la obligación de pagar impuestos por cómo piense o cómo haya actuado". "Si para pagar impuestos todos somos iguales, para las ayudas con dinero público también los somos", ha precisado. A su juicio, "ésa es una de las lecciones elementales que aún no han aprendido el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, el PP, UPN y compañía". "Y, mientras no aboguemos todos por una sociedad de iguales, no hay nada que hacer", ha añadido.

En este sentido, ha asegurado que "Tomás Caballero y José Javier Múgica son dos víctimas, sin duda ninguna, de la violencia, pero Germán Rodríguez y Mikel Zabalza también, y todas tienen que ser recordadas y respetadas". El representante de Aralar ha apuntado que, "mientras no se sea capaz de sentir el dolor del que está en la trinchera de enfrente, no se está actuando con criterios humanos, sino con criterios guerreros". "La verdadera aberración es que, además, les están negando las subvenciones a unas víctimas de una violencia, el GAL, que fue sufragada con dinero del Estado. Además de ser injusto, es de vergüenza", ha aseverado.