Publicado: 23.11.2013 13:42 |Actualizado: 23.11.2013 13:42

Zapatero advierte de que con Susana Díaz el PSOE inicia su "cuenta atrás"

El expresidente del Gobierno parafrasea a Kennedy y dice que "el cambio es ley de vida". Valenciano asume que los socialistas andaluces son "la referencia" del partido. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La "cuenta atrás" para la renovación que hará que el PSOE vuelva a ser un "partido de mayoría" comienza este fin de semana, con la consagración de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, como la secretaria general de los socialistas andaluces. Esa es la opinión que ha sostenido este sábado el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero durante su intervención en la jornada inaugural del Congreso Extraordinario del PSOE de Andalucía que se está celebrando en Granada, donde también ha querido hablar de la proyección de Díaz. "El futuro eres tú", le ha dicho.

Zapatero ha afirmado que él siempre ha sido "optimista" respecto a la existencia de dirigentes socialistas con la capacidad de generar ilusión entre sus filas, si bien ha reconocido que cuando tras su etapa en el Ejecutivo el PSOE perdió las elecciones el 20N de 2012, él tuvo una "profunda preocupación". No obstante, a quienes le manifestaban la suya, les pidió que tuvieran "paciencia". 

El exjefe del Ejecutivo, uno de los líderes socialistas más aclamados por los más de 2.500 asistentes al cónclave que se está celebrando en el Palacio de Congresos de la ciudad, ha reconocido que "la emoción" del encuentro de la federación más importante del Estado no está en el resultado -no hay una candidatura alternativa a la de Díaz-. Está, ha dicho, en las "expectativas de futuro" que ha provocado la imparable ascensión de la dirigente sevillana.

Justo en la semana en la que se conmemora el 50 aniversario del asesinato del expresidente estadounidense John F. Kennedy, Zapatero ha querido utilizar una cita suya para defender la necesidad de cambio en su partido. "El cambio es ley de vida", ha asegurado. Lo ha dicho en el contexto de un discurso en el que estaba haciendo referencia al relevo de José Antonio Griñán al frente del PSOE de Andalucía, pero resulta importante su afirmación, además, en un momento en el que el liderazgo de Alfredo Pérez Rubalcaba al frente de los socialistas españoles se está poniendo en entredicho por el debate sobre las primarias para dar con el próximo candidato del partido a la Presidencia del Gobierno.

Zapatero ha asegurado que no iba a desglosar los "elogios" que le gustaría resaltar de la presidenta de la Junta. Pareciendo hablar de sí mismo, que ha visto cómo desde su salida del Gobierno le han llovido las críticas a su gestión desde las filas de su propio partido, el expresidente ha preferido reservar sus alabanzas a Díaz para cuando ella también sea criticada. "Los elogios los haré cuando lleguen las críticas, que serán duras", ha advertido.

Sí ha incidido, en cambio, en la condición de mujer de la presidenta de la Junta. Porque está en su mano, ha destacado, el "recuperar el tiempo que la historia robó a las mujeres", y en convertirse en el "gran baluarte en acabar con una de las lacras de la humanidad, que es el machismo". 

Consciente de que es ella quien sostiene a la Ejecutiva que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba, Zapatero ha remarcado la influencia que tendrá la "ilusión" que genera Díaz para el PSOE a nivel nacional. Sin embargo, no ha hecho ni una sola mención al líder de los socialistas ni a los miembros de su Ejecutiva, y eso que su intervención ha llegado después de que haya tomado la palabra la vicesecretaria general, Elena Valenciano.

Tras constatar en el propio Palacio de Congresos de Granada el abrumador resplado con el que cuenta Susana Díaz, la mano derecha de Rubalcaba no ha hecho más que asumir que el peso del partido está allí, en Andalucía. "Los socialistas andaluces sois la referencia. Lo reconozco y me siento muy orgullosa de que sea así", ha asegurado Valenciano, que no ha cosechado la efusividad del auditorio que sí han recogido Zapatero o quienes les han precedido en el uso de la palabra: el vicesecretario general del PSOE de Andalucía, Mario Jiménez, o el secretario de Organización del partido, Juan Cornejo.

La número dos del partido ha segurado que Andalucía es "la columna vertebral" que gestó "el cambio" que hizo que el PSOE se convirtiera en "la referencia de la izquierda", recordando así al mítico congreso de Suresnes en el que en 1974 dos socialistas andaluces como Felipe González o Alfonso Guerra -ninguno de los dos se ha dejado ver por Granada- rompieron con el marxismo. Según ella, ese mismo cambio para hacer al partido uno de "mayorías" también se está "gestando" entre los socialistas andaluces a los que dirige Díaz.

Todos los intervinientes en la apertura no sólo han alabado el papel de la presidenta de la Junta de Andalucía sino que han destacado la "generosidad" de su predecesor, José Antonio Griñán, al renunciar a su cargo.