Público
Público

Zaplana y Rivera Ciudadanos Valencia, el último reducto de los fieles de Zaplana

Son varias las voces que dicen que Cs en la Comunidad Valenciana no es más que una copia de lo que fue el exministro. No se dice sin ninguna base: hasta nueve personas destacadas cercanas a Zaplana han pasado por las filas del partido naranja.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 6

Eduardo Zaplana y José Bono, con Albert Rivera en el Club Siglo XXI | EFE /Archivo

Eduardo Zaplana lo ha sido todo en el PP, pero su detención le ha llevado a convertirse en un personaje "del pasado", en palabras del número tres de los conservadores, Fernando Martínez-Maillo. La cúpula de Mariano Rajoy ha reaccionado en un tiempo récord, suspendiendo de militancia a quien fuera presidente de la Generalitat Valenciana, ministro e incluso portavoz del Gobierno, y todo el PP se esfuerza ahora por borrar sus lazos con Zaplana.

En este camino, con mayor o menor disimulo, los conservadores han llamado la atención sobre la relación entre el malogrado expresident y el partido de Albert Rivera. Como también ocurre con el expresidente del Gobierno, José María Aznar, al que Rivera emula en ciertas cuestiones especialmente en lo que respecta a Catalunya, en el PP hay quien afirma que Ciudadanos ha construido parte de su estructura de mando y de base sobre el trabajo de antiguos zaplanistas.

Los pormenores sobre la relación entre Rivera y Zaplana pueden considerarse "especulación", reconocen, pero que Ciudadanos se ha llevado a los zaplanistas de Alicante, y que esto ocurrió hace tiempo, es "un hecho", apuntan.

"Mucha de su gente en Alicante se ha pasado a Cs", afirman a su vez fuentes de Les Corts consultadas por Público. Explican que, tras la marcha de Zaplana y la llegada de Francisco Camps al poder, comenzaron a aflorar las tensiones y surgió la división en el grupo parlamentario. Estas divisiones, replicadas en otras estructuras, cristalizarían en el cambio de chaqueta de cuadros y dirigentes del PP, para pasar a engordar las filas de Ciudadanos.

Fuentes valencianas afirman las relaciones entre Zaplana y Rivera  con "contacto privados" y "buen trato" entre ellos

Acusaciones que desde el partido niegan que sean reales: denuncian que es un intento del PP de "quitarse de encima" a Zaplana. En este sentido, José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos, ha bromeado con esto señalando que "alguien hable de relaciones con Zaplana cuando ha sido su presidente de una comunidad, su ministro y su hombre fuerte toda la vida en Valencia es cuando menos gracioso". Fuentes de la formación naranja, justifican que tengan en filas valencianas dirigentes que eran cercanos a Zaplana es lógico por la deriva del PP, y apuntan que aprovechar este señalamiento evidencia los "nervios" de los conservadores por la fuga de dirigentes y el avance de Ciudadanos frente al PP en las encuestas electorales.

Pero, aunque fuera un intento de los conservadores de separarse de otro caso más de corrupción que rodea al partido, sí es cierto que son muchos los lazos entre el exministro y partido naranja. Otras fuentes del Parlamento valenciano confirman a Público que se ha visto a Rivera y Zaplana en varias ocasiones en las mismas conferencias y encuentros. Entre ellos, el acto en el que el exministro presentó a sociedad a Albert Rivera en el Club Siglo XXI. Además, de afirmar que se conoce que existen "contactos privados" y que hay un "buen trato" entre ambos.

Dos de los hombres fuertes de Cs en Valencia, Tormo y Argüeso vienen de filas zaplanistas

Aunque esto no es lo más destacable, porque lo que dicen los conservadores sobre que Ciudadanos se ha llevado zaplanistas se puede confirmar fácilmente. Emigdio Tormo, ahora uno de los hombres fuertes de Ciudadanos, diputado en las Corts Valencianas que ocupó el cargo de portavoz del partido en la provincia de Alicante, fue concejal de Elche y trató de disputar la candidatura a la alcaldía a Mercedes Alonso en 2011, cuando estaba en el PP entre los que eran considerados zaplanistas. Tras la derrota, Tormo se mantuvo dos años más en las filas conservadoras. Hasta 2013, cuando las abandonó para presentarse como cabeza de lista en las provincia alicantina en las por Ciudadanos. Además, Tormo fue persona de confianza de Jose Joaquín Ripollvicepresidente de la Generalitat con Zaplana, que fue imputado en 2010 por cohecho, fraude y tráfico de influencias

Otro de los dirigentes del partido naranja que comenzó su carrera política en el PP es Emilio Argüeso. Formó parte de la ejecutiva municipal y fue otro de los hombres cercanos a Zaplana. En 2009 decidió retirarse del partido conservador y años más tarde se pasó a Ciudadanos, en el que en un principio fue nombrado Delegado Territorial en la Región de Murcia y después en la Comunidad Valenciana. En las elecciones autonómicas  de 2015 fue elegido como diputado en las Cortes Valencianas, al haberse presentado como número 2 de la lista del partido por la circunscripción electoral de Alicante. 

Cristina Grau, jefa de prensa de Zaplana de 1999 a 2003, es desde el pasado mayo jefa del gabinete del grupo de Ciudadanos. La nueva síndica de la formación naranja en las Corts, Mari Carmen Sánchez, la eligió como jefa de gabinete en el primer nombramiento que realizó. En su designación, el periódico Levante, indica que Tormo favoreció su elección.

El que fue el primer coordinador provincial de Valencia, Fernando Mut, era otro destacado zaplanista: fue director general de Arquitectura en la conselleria de infraestructuras cuando Zaplana era president de la Generalistat. La incorporación de Mut a Ciudadanos llegó después de las elecciones europeas de mayo de 2014. Aunque su paso por el partido fue breve porque se vio forzado a dimitir tras descubrirse su implicación en el 'caso Innova'.

En varias ciudades de Alicante, seguidores de dirigentes zaplanistas les siguieron a las filas de Ciudadanos

A nivel local también han seguido estas fugas. El exalcalde de Alcoi entre 2003 y 2011, Jorge Sedano, ahora es el portavoz de Ciudadanos en el municipio. Senado era uno de los hombres de confianza de Miguel Peralta, que a su vez es uno de los integrantes y referentes del zaplanismo. 

En Orihuela, la exconcejal conservadora Pepa Ferrando, también pasó a las filas de Ciudadanos llevándose varios afiliados del PP al partido naranja. En Benidorm, filas valencianas confirman que, aunque Gema Amor no se ha integrado en sus filas, sí lo hicieron sus seguidores en la ciudad que la acompañaron desde que fue nombrada directora general de Grandes Proyectos de la Generalitat en el año 2000 hasta que abandonó el PP para liderar una lista independiente, Centro Democrático Liberal. 

Además, en Alicante también destacan otros nombres como Paco Sánchez, José Alberto Cortés, Pepe Ferrandiz, Belén González o Juan Molina. Según contó La Vanguardia, todos lograron plaza en instituciones de la Diputación de Alicante como el Instituto Juan Gil Albert o el ADDA, el auditorio de esta institución. Sánchez y González son otros de los dirigentes que destacan por una relación estrecha también con Ripoll. 

La 'derechechización' de Ciudadanos

En junio de 2017 cuatro diputados de Ciudadanos se dieron de baja de la formación denunciando el "viraje ideológico" del partido. Uno de ellos, Alexis Marí, diputado en las Corts Valencianas y exportavoz de la formación, cuenta a Público que cuando tomaron la decisión ya llevaban tiempo denunciando la 'derechización' del partido: "En Ciudadanos había dos almas. Una éramos la gente que apostamos y creemos en la socialdemocracia, pero esto idea fue desapareciendo para el partido cuando se comenzaron a alimentar las filas con gente del PP".

Marí denuncia que "Cs tenía prácticas leninistas para fulminar a los que tuvieran un ápice de disconformidad"

Marí explica que agrupaciones enteras nacieron o se quedaron formadas por conservadores y señala que lo denunciaron en varias ocasiones. Pero la respuesta de la dirección del partido fue un vacío y señalamiento. "Llevaban prácticas leninistas para fulminar a todo el que tenía un ápice de disconformidad". "Se han ido a la derecha, incluso a la derecha del PP", lamenta el diputado ahora por el grupo mixto. 

De esta forma, como Marí se fueron más dirigentes y militantes que eran cercanos a Carolina Punset, que abandonó la ejecutiva del partido en octubre de 2016. Mientras, fueron sumándose al partido zaplanistas: "Vimos que la parte ultraconservadora que apostaba por auxiliar al PP iba ganando cada vez más terreno", puntualiza el diputado. Con la salida de este sector, se abrió paso a un espacio idóneo para el zaplanismo que andaba huérfano. El crecimiento de Ciudadanos y su 'derechización' formaron el combo perfecto para darles cobijo. 

Tras la publicación de esta información, desde Ciudadanos Valencia insisten en negar toda relación con Zaplana, ya que el único partido al que ha pertenecido el exministro es el PP. Además, justifican que también hay afiliados que en su momento estuvieron en las filas conservadoras en otros partidos, como el PSOE, y  no sólo en Cs. E inciden en que lo único que les importa en cuestión de la afiliación es que las personas vengan "limpias" y que su trayectoria sea "coherente" con el programa de Ciudadanos.