Publicado: 13.09.2015 10:26 |Actualizado: 13.09.2015 09:00

Zaragoza en Común ataja un despilfarro de 600.000 euros en plazas de aparcamiento

El ayuntamiento pagó durante 17 años un aparcamiento privado a decenas de cargos públicos y asesores mientras medio centenar de plazas de propiedad municipal permanecían sin uso.

Publicidad
Media: 4
Votos: 24
Comentarios:
Las plazas que compró el consistorio en 1994 se encuentran bajo estos edificios de la plaza San Bruno, contigua a la del ayuntamiento.

Las plazas que compró el consistorio en 1994 se encuentran bajo estos edificios de la plaza San Bruno, contigua a la del ayuntamiento.

ZARAGOZA.- El Ayuntamiento de Zaragoza se gastó durante 17 años casi 600.000 euros en alquilar hasta 34 plazas de aparcamiento en un parking privado cercano a la casa consistorial mientras mantenía sin uso 40 de su propiedad y otras diez de una empresa municipal situadas a escasos 300 metros a pie del edificio.

El nuevo equipo de gobierno de Zaragoza en Común (ZeC) ha suprimido este gasto desde el 1 de septiembre. Desde hace dos semanas, tanto los grupos políticos como varios servicios municipales tienen asignadas plazas de aparcamiento en el garaje del edificio de la plaza San Bruno en el que se encuentran las de propiedad del ayuntamiento, que llevaban décadas sin ser ocupadas por los vehículos oficiales ni por los coches particulares de cargos y asesores.

Esta práctica comenzó en 1988, cuando gobernaba el consistorio la coalición PP-PAR con Luisa Fernanda Rudi como alcaldesa, se mantuvo con su sucesor, José Atarés, y continuó durante las tres legislaturas en las que el PSOE gobernó con Cha, con el PAR y en minoría con Juan Alberto Belloch en la alcaldía.



Parking privado tras comprar 40 plazas en un garaje

El alquiler de plazas comenzó en 1998, casi cuatro años después de que el pleno, en diciembre de 1994, acordara comprar 40 plazas en uno de los “edificios de San Bruno” a la Sociedad Municipal de Vivienda, que se quedó con otros diez que desde entonces están a disposición del consistorio.

Esos inmuebles, de protección oficial, se encuentran en la plaza de San Bruno, junto a la catedral de la Seo y a escasos 300 metros de distancia a pie del ayuntamiento. El acceso de vehículos está en la calle Mundir.

Entre 1998 y 2004, el consistorio alquiló 27 o 28 plazas de manera permanente, aunque bajó a 23 durante 17 meses, con un coste de entre 17.526 y 27.789 euros anuales. El paquete subió a 33 en 2005 y a partir del año siguiente, con la excepción de otro periodo de 17 meses en el que el parque se redujo a 28, quedó estabilizado en 34. En esos años, la factura osciló entre los 36.301 y los 43.858 euros.

Un gasto de 589.791 euros en 17 años

El coste total de esas plazas, que supuso otros 29.239 euros en los ocho primeros meses de este año, hasta que fue suprimido, supuso un desembolso de 589.791 euros para las arcas municipales.

Fuentes del equipo de gobierno de Zaragoza, que esta semana han conocido la existencia de una “deuda oculta” de 109 millones, que se une a la oficial de 814, mostraron su malestar por el descubrimiento de un gasto innecesario de este tipo con cargo a las cuentas del municipio.

En sus apenas dos meses de gestión, el equipo de gobierno de Zaragoza en Común que lidera el alcalde Pedro Santisteve, ha eliminado otras prebendas de las que disfrutaba el ayuntamiento, como la disposición de tres palcos en el teatro Principal para los que tenía invitación permanente o de uno en el estadio de fútbol municipal de La Romareda, que solían ser ocupados mediante invitaciones. ZeC considera que su utilización resultaba discriminatoria para los concejales y cargos municipales frente al resto de ciudadanos.

La nueva distribución en el garaje de tres plantas de los edificios de San Bruno otorga ocho plazas al grupo del PP, seis a ZeC, otras tantas al PSOE, tres a Ciudadanos y dos a CHA, mientras reserva las 25 restantes a diferentes servicios municipales.