Publicado: 14.01.2016 08:34 |Actualizado: 14.01.2016 10:17

El mayor premio de la lotería de EEUU cae en un suburbio de Los Angeles

Hay tres acertantes del boleto premiado con 1.500 millones de dólares acumulados en el bote de la Powerball. La probabilidad de ganar era de una entre 292 millones.

Publicidad
Media: 2
Votos: 2
Comentarios:
La tienda 7-Eleven donde se vendió el boleto ganador. REUTERS

La tienda 7-Eleven donde se vendió el boleto ganador. REUTERS

La lotería Powerball, cuyo premio alcanzó la cifra récord de 1.500 millones de dólares, el más grande jamás acumulado en la historia del juego en Estados Unidos, ya tiene un ganador, según ha confirmado la Asociación de la Lotería de California.

Tres personas acertaron los números del sorteo de lotería con el mayor premio de la historia de Estados Unidos, 1.500 millones de dólares, según han informado los responsables de las loterías de California.

Uno de los boletos premiados fue vendido en una tienda 7-Eleven de Chino Hills un suburbio al Este de la ciudad de Los Angeles, en el estado de California. Horas más tarde la directora de comunicación de las loterías de California, Russ López, indicó que también hubo boletos premiados en Florida y Tennessee.

Entre estos tres acertantes deberá repartirse el bote íntegro de 1.500 millones en pagos anuales durante 29 años, o bien en un sólo pago 930 millones de dólares (siempre antes de impuestos).

La lotería Powerball se vende en 44 estados, Washington DC y dos territorios asociados a Estados Unidos. Cada boleto -de dos dólares- tenía una probabilidad entre 292 millones de salir premiado. La probabilidad es menor que la de morir por el impacto de un asteroide, calculada por los astrónomos del Instituto de Ciencia Espacial como una entre 700.000.

Además del ganador, en California (el estado más poblado del país) también se vendieron otros 12 boletos en los que hasta cinco número coincidieron con los premiados.



El jugoso premio había desatado máxima expectación en EE.UU., y durante el día se vieron colas de gente en establecimientos del país para no perder la oportunidad de adquirir un boleto antes del sorteo. La fiebre llegó hasta la Casa Blanca, donde los periodistas preguntaron al respecto al portavoz presidencial, Josh Earnest. "No tengo constancia de que el presidente haya comprado una participación", respondió Earnest entre risas.

Desde el pasado 4 de noviembre, nadie había logrado el primer premio de la lotería durante 19 sorteos consecutivos dadas las escasísimas posibilidades.

En marzo de 2012, la lotería Mega Millions repartió 656 millones de dólares, que hasta ahora era el mayor premio en la historia del país.

Tanto Powerball como Mega Millions han disminuido en los últimos años las probabilidades de ganar sus botes para propiciar varios sorteos consecutivos, cuyas jugosas cifras atraen cada vez a más compradores y generan ventas multimillonarias.