Diario Público
Diario Público

California declara el estado de emergencia por un gran vertido
de petróleo

El pasado martes la rotura de un oleoducto provocó la fuga 400.000 litros de crudo en la costa de Santa Bárbara. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Varios voluntarios limpian una de las playas afectadas por el vertido. / LUCY NICHOLSON (REUTERS)

Varios voluntarios limpian una de las playas afectadas por el vertido. / LUCY NICHOLSON (REUTERS)

WASHINGTON.- El gobernador de California (Estados Unidos), Jerry Brown, declaró este jueves el estado de emergencia en el condado de Santa Bárbara por la fuga de petróleo ocurrida el martes que podría haber vertido hasta 400.000 litros de crudo en tierra y en el océano Pacífico.

"Esta declaración de emergencia corta la cinta roja y permite que el estado movilice con rapidez todos los recursos disponibles. Haremos todo lo necesario para proteger la costa californiana", indicó Brown en un comunicado.

"Haremos todo lo necesario para proteger la costa californiana", indicó el gobernador

El vertido de petróleo podría ascender hasta los 400.000 litros, según los últimos cálculos divulgados por el Centro de Información Unificado que está al frente de la gestión de la crisis medioambiental.

Esa cifra constituye "el peor de los escenarios posibles", según el comunicado de prensa, en el que se indica que se ha abierto una investigación para explicar la causa de la rotura del oleoducto que originó esta fuga de crudo y la cantidad exacta filtrada.

El suceso en el condado de Santa Bárbara, al norte de Los Ángeles, dejó una mancha negra tanto en tierra como en el mar.

A primera hora de la mañana del miércoles, los equipos de limpieza habían retirado ya 26.000 litros de crudo.

La compañía Plains All American Pipeline tiene aún que excavar hasta la fractura de la tubería que está instalada junto a la línea de costa desde 1987.

Santa Bárbara es una zona con intensa actividad petrolera y numerosas plataformas marinas extraen crudo a la vista de los bañistas.

En 1969 otra fuga originada esa vez en una de esas plataformas durante once días causó un vertido al Pacífico de 15,9 millones de litros de petróleo.