Publicado: 12.02.2016 08:46 |Actualizado: 12.02.2016 08:47

El colegio de los Maristas de Sants donde hubo abusos sexuales se negó
a informar a los Mossos en 2011

Como consecuencia de esa negativa, la Fiscalía solicitó el archivo del procedimiento, que fue acordado por la juez.

Publicidad
Media: 4.29
Votos: 7
Comentarios:
.- El padre de un exalumno del colegio barcelonés de los Maristas de Les Corts que denunció a un exprofesor de gimnasia por abusos sexuales a su hijo, frente a la ciutat de la Justicia de Barcelona. QUIQUE GARCÍA (EFE)

.- El padre de un exalumno del colegio barcelonés de los Maristas de Les Corts que denunció a un exprofesor de gimnasia por abusos sexuales a su hijo, frente a la ciutat de la Justicia de Barcelona. QUIQUE GARCÍA (EFE)

BARCELONA.— La dirección del colegio los Maristas Sants-Les Corts se negó, en 2011, a dar "ningún tipo de información" a los Mossos d'Esquadra para investigar la queja de un padre sobre el abusador confeso Joaquín Benítez, de la que el vicario provincial de esta orden había informado a la Fiscalía.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluny (TSJC) revisó ayer, jueves, todas las denuncias e investigaciones en marcha con relación a los casos de supuestos abusos sexuales a menores ocurridos en este colegio barcelonés y ha reclamado el máximo "respeto para la dignidad y la intimidad de las posibles víctimas y sus familias".



En la actualidad, en los juzgados de Barcelona se siguen dos procedimientos contra personal de este centro por delitos contra la libertad sexual presuntamente cometidos en diciembre de 2015 y febrero de 2016, respectivamente.

El TSJC recuerda, en este sentido, que en estos casos es necesario el requisito de denuncia previa de las víctimas para que la justicia pueda actuar.

El juzgado de instrucción 6 de Barcelona sigue un total de seis denuncias contra Joaquín Benítez, exprofesor investigado por un delito de abusos sexuales, mientras que el juzgado de instrucción 20 se encarga de la denuncia de cinco menores contra un monitor del comedor del centro.

El TSJC ha recordado que, el 12 de septiembre de 2011, el juzgado de guardia recibió un escrito del Vicario provincial de los Hermanos maristas -inicialmente dirigido a la Fiscalía de Menores-, en el que se informaba de que el padre de un alumno del centro había advertido de las conductas del profesor Joaquín Benítez con su hijo, ya que podían ser constitutivas de delitos contra la libertad sexual.

El juzgado de instrucción 9 ordenó a los Mossos d'Esquadra las investigaciones pertinentes para aclarar las circunstancias del caso.

Sin embargo, según un oficio del 10 de noviembre de 2011, "la dirección del centro se niega a facilitar ningún tipo de información y, reunidos con el padre y la madre del menor, e informados del procedimiento a seguir en estos casos, estos decidieron no presentar denuncia".

Ante estos hechos, el Ministerio Fiscal solicitó el archivo del procedimiento, que fue acordado por la juez.

En este sentido, el TSJC advierte de que todas estas actuaciones "respetaron escrupulosamente la Ley y el protocolo marco de actuaciones en casos de abusos sexuales y otros maltratos graves a menores suscrito en fecha 13 de septiembre de 2006".

El tribunal reclama no sólo respeto para las víctimas, sino también para "las resoluciones judiciales, sin prejuicio de los recursos que contra estas se puedan deducir".

La presidencia del TSJC reafirma su compromiso para dar la máxima protección a las víctimas de cualquier delito y, en concreto, las que afecten a los menores, y su disponibilidad a participar en cualquier iniciativa para mejorar la detección de situaciones de abuso sexual a menores.

Desde que trascendió este caso la semana pasada, los Mossos d'Esquadra han recibido una veintena de denuncias dirigidas contra cuatro profesores o monitores de los Maristas de Sants, entre ellas contra el propio Benítez y el subdirector, que hasta ayer mismo siguió trabajando en el centro educativo.

Etiquetas