Público
Público

ENTREVISTA A CASSANDRA “¿Qué hago en el banquillo por unos chistes? Aquí han estado asesinos y terroristas”

La joven estudiante de Historia, a la que la Fiscalía pide un año de cárcel por unos chistes sobre el atentado a Carrero Blanco, espera que “la rebaja del Fiscal" en las penas de cárcel e inabilitación le permita dedicarse a su sueño: "la docencia”.

Publicidad
Media: 4.53
Votos: 15
Comentarios:

Cassandra Vera Paz, acusada de enaltecimiento del terrorismo por unos chistes sobre el asesinato de Carrero Blanco

Cassandra Vera Paz se encuentra en una cafetería céntrica de Madrid, intentando aplacar los nervios, tras el largo juicio vivido por los trece tuits redactados, a modo de chistes, sobre la figura de Carrero Blanco. Después de su paso por la Audiencia Nacional relata a Público que se siente “triste y abrumada pero consciente de los hechos”. Mientras, la joven de 21 años, estudiante del grado de Historia, espera que “la rebaja del Fiscal le permita finalmente dedicarse a su sueño, la docencia”.

¿Cuál ha sido tu sensación al sentarse como acusada en una de las salas de la Audiencia Nacional?

No ha sido nada agradable. Yo todo el rato estaba pensando: '¿Qué hago aquí en el banquillo por unos chistes? Aquí se han sentado verdaderos asesinos y terroristas y no me lo merezco'. Te da miedo y parece todo muy peligroso. La Sala cuarta de la Audiencia es bastante grande y no me atrevía ni a mirar para detrás. No sabía cuánta gente se había acercado realmente a verme. Yo estaba en primera fila y no he girado la cabeza en ningún momento. Cuando he encendido el móvil a la salida había cientos de personas mostrándome su apoyo y eso ayuda a mucho pero no cura esta locura que se ha desatado por culpa de un mensaje bromista.

"Te da miedo y parece todo muy peligroso. La Sala cuarta de la Audiencia es bastante grande y no me atrevía ni a mirar para detrás"

¿Cómo le afecta la condena del Tribunal para el desarrollo de tu profesión? A pesar de la rebaja, el Fiscal ha pedido siete años de inhabilitación absoluta.

Pues es la peor de todas porque con el año de condena a prisión no entraría nunca. Me podrían quedar cargos pero no estaría entre rejas. Me ha aliviado la condena pero sigo estando tachada por la justicia.

Lo que sí me afecta y mucho es el tiempo que tardaría en presentarme a unas oposiciones y la dificultad para seguir estudiando. Tengo 21 años y hasta los 28 no podría entrar a ninguna plaza pública como profesora de historia. Actualmente curso el segundo año del grado de Historia en Murcia. Me quedan dos años más y el máster y por culpa de esta condena no tendría derecho a la beca del Ministerio de Educación. Tendría que tirar de mis ahorros para estudiar o de mis padre para poder pagarme la matrícula.

¿Cómo ha vivido el interrogatorio?

A mí me ha parecido todo muy rápido pero en realidad el juicio ha durado casi dos horas. Ya había declarado cuando me llegó la carta en un primer interrogatorio en septiembre de 2016. Ahora todo ha sido mucho más dramático porque ahora me podía caer condena. En aquella ocasión no reconocí algunos de los tuits ni la autoría de muchos. Esta vez he sido más madura y me ha dado menos miedo. He dicho que era la autora de los trece twuits por los que había sido condenada.

"Lo que sí me afecta y mucho es el tiempo que tardaría en presentarme a unas oposiciones y la dificultad para seguir estudiando"

¿Cuál ha sido el momento más duro del juicio?

No me he quedado en blanco en ningún momento aunque estaba muy nerviosa. El Fiscal ha destacado al final del juicio que la acusada reiteraba su falta de arrepentimiento por los hechos sucedidos y eso asusta. Yo no me arrepiento de haber hecho chistes sobre Carrero Blanco cuando se han hecho tantos en este país. No entiendo por qué tiene que perseguir la justicia a personas que están haciendo comentarios sin maldad.

¿Recuerdas algunas de las preguntas que te han hecho?

Desde la Fiscalía me han achacado mi cambio de criterio en el interrogatorio que tuve en septiembre pero en el primero estaba muy mal asesorada por un abogado que me quería preparar la defensa basándola en enajenación mental y eso lo conocieron los propios jueces de la Audiencia que me han sentado hoy en el banquillo.

¿Se ha sentido humillada en algún momento?

La verdad que ha habido un momento donde la Fiscalía ha querido hacer referencia a la anterior defensa que me acusaba por enajenación y me ha parecido muy hiriente. Ha sido muy difícil mantener el tipo cuando aquel hombre fan de Carrero Blanco quiso hacerme daño no solo por la condena sino por mi condición transgénero que no trascendía para nada dentro de la condena. En ningún momento del juicio se han referido a mi como mujer.

"En ningún momento del juicio se han referido a mi como mujer"

Y por último Cassandra, ¿estás satisfecha con la defensa que has tenido ante la Audiencia?

He estado muy respaldada en todo momento por BGD Abogados que se ha prestado de forma gratuita por mi falta de ingresos. También me han asesorado con cada detalle que ha ido surgiendo en relación al juicio. No sabes lo importante que es todo eso para mí cuando me vi tan pérdida al principio.

Durante el juicio, la defensa ha ido repasado cada uno de los trece tuits por los que he sido condenada. También me ha preguntado cuándo conocí por primera vez la figura de Carrero Blanco y le he hablado de mi abuela me habló de él a mis siete años y de que en mi familia se han hecho chistes de este tipo como en muchas familias españolas.

El tuit “Carrero Blanco vs Spiderman” ha superado lo surrealista. Yo he respondido que Superman no pudo matar a Carrero Blanco porque es un personaje de ficción. Y es que parece que quieren que recuerde en todo momento que era más pequeña e inconsciente y que mis mensajes iban para mis seguidores de forma irónica. No sé por qué se ha tenido que explicar tantas veces algo tan evidente. Para mí la figura de Carrero Blanco es irrelevante.

¿Esperas que la sentencia final rebaje algo la pena?

Por lo que tengo entendido puede bajar algo más el tiempo de la inhabilitación y la pena de cárcel pero pronto se conocerán los resultados y no me quiero adelantar para hacer muchas ilusiones.