Publicado: 22.12.2015 11:09 |Actualizado: 22.12.2015 16:38

Las anécdotas de la Lotería: políticos agraciados por el Sorteo y una falsa alarma de una lotera en Madrid

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, y una diputada del PSOE balear han tenido suerte este año en el Sorteo de la Lotería. Una lotera se ha llevado un disgusto al creer que le había tocado un premio, pero se ha quedado en una falsa alarma.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Los medios de comunicación rodean a una señora que creía que le había tocado el cuarto premio pero finalmente se equivocaba. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Los medios de comunicación rodean a una señora que creía que le había tocado el cuarto premio pero finalmente se equivocaba. EFE/Juan Carlos Hidalgo

MADRID.- El Sorteo Extraordinario de Navidad reparte este martes 22 de diciembre 2.240 millones de euros en premios, cifra similar a la del año anterior, y los agraciados con el 'Gordo' recibirán 400.000 euros al décimo, con 640 millones de euros a repartir con este premio principal.

Desde el año pasado, Loterías y Apuestas del Estado (LAE) permite cobrar en el mismo día los premios del Sorteo de Navidad, a partir de la tarde-noche del lunes 22 de diciembre.

Estas son algunas de las anécdotas que van surgiendo a lo largo de la mañana a medida que salen los números premiados. 

100 euros para el ministro Méndez de Vigo

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, y su equipo han ganado 100 euros de la Lotería de Navidad con un décimo cuya terminación coincide con las dos últimas cifras del segundo premio (12775), que está dotado con 1.250.000 euros a la serie, y que ha salido al poco de comenzar el sorteo.

"Lo celebraremos con los compañeros del ministerio que han trabajado muy duro durante estos seis meses", ha indicado Méndez de Vigo, que tomó posesión del cargo a finales de junio.

Según han informado fuentes del departamento de Educación, el ministro ha jugado un número junto a casi un centenar de empleados, entre altos cargos, secretarias y equipo de prensa.

Falsa alarma en el Real

Nada más sonar el 52215, el cuarto premio dotado con 200.000 euros, una vendedora de lotería de la Puerta del Sol ha saltado de alegría al creer que le había tocado el premio, pero al final se ha quedado en una falsa alarma.

Mónica creía que había repartido "mucho, mucho" por su barrio madrileño, Antón Martín, donde compró los décimos de un número parecido que ha revendido en la Puerta del Sol.

"¡Qué agobio, qué agobio, pero si parezco la Pantoja!", ha dicho cuando se ha visto acorralada por las cámaras. Tras comprobar el número, se ha llevado el disgusto porque "no le ha tocado". 

Un pálpito

A las 10:09 horas, salía del bombo el 43.221 con un quinto premio de 60.000 euros. Un señor sentado en los palcos, al fondo de la platea, se levantaba con el décimo en la mano. Esta vez no había error, a Juan José le habían tocado 6.000 euros.

Este jubilado llevaba abonado desde hacía 40 años al número 43.221 y este martes le ha traído suerte estar siguiendo el Sorteo de Navidad desde el Teatro Real. Juan José aseguraba que tenía un pálpito: "Hoy le dije a mi mujer: no prepares comida que nos va a tocar y vamos a comer fuera".

Sin parar de sudar por los nervios y la emoción, Juan José preguntaba a un lado y a otro cuánto dinero le había tocado. "6.000 euros, un millón de pesetas", le decían. El premiado había comprado el décimo en la administración número 1 de Getafe (Madrid), no solo para él sino para toda la peña que lo juega. Él era el encargado de recoger los números cada año.

Mientras, Gema, Simón y sus dos hijos, Marcos y Claudia, no perdían la esperanza y aguardaban desde la última fila del teatro repasando los ocho décimos que jugaban este año. "Siempre he tenido la ilusión de venir. Y este año ha coincidido que tanto mi mujer como yo podíamos".

Esta familia, que casi no se ha despegado de sus asientos durante las cuatro horas de sorteo, esperaba que les tocara el Gordo para "tapar algunos agujeros, pagar unas deudas y darse algún caprichito" pero se han tenido que conformar con 100 euros de la pedrea. "Hay otras suertes", se consolaba Simón al abandonar el salón pocos minutos antes de que se cantara el último número.

Diputada del PSOE balear gana 120.000 euros

Una diputada del PSOE balear, Silvia Limones, se ha enterado hoy, al inicio del pleno del Parlament balear del debate de presupuestos, que le han tocado 120.000 euros del segundo premio de la Lotería de Navidad.

La diputada ibicenca ha comprado el número 12775, dotado con 1.250.000 euros a la serie, en una peña sevillista de la localidad ibicenca de Sant Antoni de Portmany.

Tras conocer que ha resultado afortunada, se ha dirigido a la tribuna de oradores, ha defendido los presupuestos de la Conselleria de Medio Ambiente, ha salido a atender a los medios de comunicación y ha regresado para replicar a la oposición.

Además, el asesor de la Conselleria de Presidencia Marco Antonio Guerrero también ha sido agraciado con este mismo número, aunque aún no sabe qué cantidad. Su padre es uno de los miembros destacados de esta peña sevillista, que ha adquirido el número en la Puebla de Cazalla, en la provincia de Sevilla.



Osuna: de acoger el rodaje de 'Juego de Tronos' a repartir el segundo premio

Osuna (Sevilla) ha pasado de acoger el rodaje de la quinta temporada de la serie Juego de Tronos en otoño de 2014 a repartir el segundo premio del Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad este 2015, el 12775 -el más madrugador en décadas- que ha sido "muy repartido" en el municipio.

En declaraciones a los medios, el titular de la Administración 2 de la localidad sevillana de Osuna, Francisco Rodríguez Pichardo, ha confesado este martes 22 de diciembre sentirse "súper feliz" de haber repartido "unos 800 décimos" entre los vecinos de la localidad, ya que se trata de un número que siempre lleva la hermandad de San Arcadio Mártir, patrón del municipio.

"Somos tres generaciones de administradores y estamos súper feliz de tanta emoción y de hacer tan feliz a la gente", ha manifestado y ha añadido que no llevaba ningún décimo, pero "con dar el premio en el pueblo nos vale".

Otra de las agraciadas ha relatado que estaba escuchando el sorteo y "en la cuarta bolita" han cantado su número. "Al coger el décimo y mirarlo he visto que lo llevábamos entero", ha señalado llena de júbilo y felicidad.

Además, ha contado que sólo reciben una ayuda familiar de 400 euros aproximadamente y sus hijas están en desempleo, por lo que "ha venido de maravilla". "No es mucho, pero para mí es una millonada", ha afirmado y ha añadido que con el premio va a arreglar la moto de su marido, terminar de pagar el coche de su hija y ayudar a la familia "a tapar los agujeros".

Otra joven del municipio ha indicado visiblemente emocionada que ha sido su hermano el que ha comprado los dos décimos premiados para su familia y al comprobar el número ha dicho que no se lo creía. "Mucha ilusión, mucha nostalgia y muchas ganas de disfrutarlo", ha subrayado.

Mientras, el capataz de la hermandad de San Arcadio Mártir, Jesús Bellido, ha explicado que todos los costaleros venden dos décimos todos los años, si bien algunos se quedan con algún número. Por lo que este año han sido "18 costaleros" de la hermandad los que han sido agraciados en el Sorteo de Lotería con este segundo premio. "Estamos contentísimos y orgullosos de haber repartido el premio y que todo el mundo esté contento porque hacía falta en Osuna por la situación en la que estamos", ha dicho.

"Hemos vendido más de 90 millones de euros. La gran mayoría (de los décimos) los hemos repartido aquí en Osuna, donde habrán caído unos 80 u 85 millones de euros, y el resto a unos amigos y colaboradores de Barcelona", ha añadido por su parte el secretario de la hermandad de San Arcadio Mártir, Manuel Rodríguez.

Una de las personas premiadas, según las fuentes consultadas por Europa Press, sería la propia alcaldesa de Osuna, Rosario Andújar, mientras no son pocos los trabajadores del Ayuntamiento que habían comprado décimos de este número y que también han sido agraciados.

En total, la Administración 2 de Osuna ha repartido 80 billetes, lo que son 800 décimos a 125.000 euros, lo que hacen un total de cien millones de euros en el pueblo. Se trata de la segunda vez que esta administración vende un premio de Navidad y es la tercera generación que se encuentra al frente de la administración.

El número 12775, que ha resultado agraciado con el segundo premio del Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad, dotado con 1.250.000 euros a la serie, ha sido vendido en las provincias andaluzas de Sevilla, Granada y Córdoba.

De este modo, Osuna despide el año 2015 con un protagonismo al que se une el adquirido el año pasado con motivo del rodaje de Juego de Tronos. Como expresó en su momento el consejero de Turismo y Deporte, Francisco Javier Fernández, la proyección internacional que ha supuesto esta emisión -con una audiencia de 20 millones de espectadores sólo en EEUU- permitirá dar a conocer el patrimonio de la localidad.

También señaló que este rodaje "ha hecho a Osuna reinventarse" como destino, al tiempo que aseguró que "ha sabido poner en valor todos los elementos que tiene desde un punto de vista patrimonial y cultural".

El 12775 precipita la boda entre la cuidadora y un enfermero en una residencia ancianos

El 12775 será con toda probabilidad el número que marque la vida en común de una cuidadora y un enfermero de la residencia de ancianos Mirador Berà de Roda de Berà (Tarragona), ya que los dos décimos que compraron de este número, agraciado con el segundo premio de Navidad, les permitirá adelantar la fecha de su boda.

Esta mañana sonaban en la residencia campanas de boda, que se confundían con los gritos de felicidad, los abrazos de ánimo y la alegría desbordante que se ha vivido en el centro, donde se ha desatado la euforia a primeras horas de la mañana, al comprobar que el número que jugaban este año había sido agraciado con el segundo premio.

La rutina de la residencia se ha trastocado completamente y la que iba a ser una tranquila mañana soledad ha acabado regada con botellas de cava bien agitadas con las que las trabajadoras del centro han rociado a la multitud de curiosos y periodistas que se han acercado a la residencia. "Contentísimas, cómo vamos a estar", exclamaban dos de las trabajadoras, saltando abrazadas en un improvisado baile.

El dinero, 125.000 euros brutos por décimo, se destinará a celebrar unas Navidades "a lo grande" y a pocos caprichos más. La mayoría irá a tapar agujeros, ayudar a los hijos, a liquidar la hipoteca e incluso a casarse. Eso es lo que harán una cuidadora y un enfermero del centro, a quienes los 250.000 euros que han ganado en el sorteo les permitirá adelantar su boda y celebrarla "por todo lo alto".

El número lo compraron en la única administración de lotería de Roda de Berà, en la calle de Sant Isidre, que ha repartido quince series de este segundo premio, es decir, 150 décimos. Como manda la tradición navideña, allí también se han reunido numerosos vecinos, ha corrido el cava, las risas y las camisetas blancas con la leyenda "ha tocado aquí", además de los improvisados carteles con el ya consabido 12.775.

La lotera, Anna Caballero, ha explicado, emocionada, que su hermana Montse trabaja en la residencia y que "cada año compran un número y dicen, este año sí, este año sí" y ¡"este año sí que sí!", ha exclamado.

Montse Caballero ha repartido muchos décimos también entre amigos y familiares, y ha confesado que incluso ha regalado dos "a dos amigos -ha dicho- que quiero mucho". Con el dinero, piensa "regalar a mis nietas lo que quieran por Reyes" y no se comprará un coche, "porque quiero el mío, pero lo arreglaré bien arregladito".

La lotera ha explicado que todo el premio se ha vendido en ventanilla "porque nadie lo había pedido expresamente" y ha dicho que fue su hermana Montse quien lo escogió al azar para llevarlo a la residencia.

Además de las empleadas de la residencia, el concejal de Urbanismo del municipio, Manuel González (CiU), también llevado uno de los décimos agraciados y se ha acercado a la administración para celebrarlo.

Tarragona es de las pocas provincias españolas donde nunca ha tocado el primer premio de este sorteo extraordinario de Navidad, aunque en esta ocasión la suerte también ha sonreído a uno de los barrios obreros de la capital, Torreforta.

Allí ha tocado un quinto premio, el número 70481, repartido en la administración número 14 de la calle Falset.

Antiguos niños de San Ildefonso

Cerca de los sanitarios, se movían impacientes de un lado a otro tres exalumnos del Colegio de San Ildefonso, emocionados al revivir los nervios y la ilusión de cantar en el Sorteo de Navidad.

"Hoy me siento un niño. Si alguno se queda afónico, salgo yo a cantar", exclamaba Fernando, que cantó el Gordo en 1954 y que aún se acuerda del número: 53.584. Manuel también recuerda el número con el que cantó el primer premio en 1984, el 50.076. Ahora, siempre que puede, asiste al Teatro Real para seguir el sorteo en directo, al igual que Isabel, que también cantó el primer premio en 1999.

Cerca de 300 cantores del Sorteo de Navidad pertenecen a la asociación de exalumnos de este colegio que desde 1771 lleva repartiendo suerte a través de las voces de sus estudiantes. Ahora, los antiguos estudiantes no solo siguen el Sorteo sino que también acuden a los ensayos y ofrecen apoyo a los nuevos alumnos a través de becas de estudio.

Isabel destacaba que este año algunos premios habían sido "muy madrugadores", como el segundo, pero el Gordo se ha hecho esperar hasta las 12,13 horas. El silencio se hacía en la sala cuando las niñas de San Ildefonso que estaban cantado el sexto alambre de la séptima tabla, Lorena Stefan y Nicol Valenzuela Vásquez se disponían a cantar el esperado premio.

Algunas filas se han levantado para aplaudir y celebrar con gritos de júbilo la llegada del 'Gordo' pero el entusiasmo ha sido efímero después de que los asistentes comprobaran que sus décimos no habían sido premiados. Nicol aseguraba que había sido un momento emocionante, que estaba muy contenta de haber cantado el Gordo aunque eso hubiera supuesto pasar "un poco de nervios".

Tras el Gordo, algunos asistentes comenzaban a abandonar la platea. Sin embargo, Olga y su hermano Antonio aún aguardaban nerviosos a que los niños de San Ildefonso cantaran su número. A Olga le hubiera venido muy bien porque se quedó en paro hace un mes. Al igual que a ella, a Manoli, a Andrés, a José, a Ángel o a Nicole, que tendrán que esperar un año más para gastar y compartir ese Gordo que en esta ocasión ha entrado a España por Roquetas de Mar.

Unos 500 asistentes

Cerca de 500 personas se han desplazado hasta el Teatro Real para asistir en directo al Sorteo, ya hacían cola desde muy temprano e incluso desde el lunes para poder coger un asiento en las primeras filas. A las 7:00 horas, más de 300 personas aguardaban en la fila a las puertas del Teatro.

Manoli, la señora de 79 años disfrazada de bombo era la primera. Llegó a las puertas a las 10:00 horas de este lunes, casi 24 horas antes del comienzo del sorteo para asegurarse uno de los 500 asientos de la platea que se asignan por orden de llegada.

"Mis hijas dicen que estoy loca, pero llevo viniendo cuatro años y es tanta la emoción que se siente". En ocasiones anteriores ya había acudido al sorteo ataviada con trajes de bruja, de duende o de seta. Si le hubiera tocado, habría destinado el dinero a ayudar a su nieto que se ha quedado en paro, a tapar algún agujero, al fundador de Mensajeros de la Paz, el padre Ángel, y a Sor Lucía.

En segunda posición se encontraban ya desde las 15:00 horas de este pasado lunes Ángel, de 65 años, y su sobrino Vicente, de 32. Para el joven era la primera vez pero para su tío, la duodécima. Ambos han viajado desde Alicante para vivirlo en primera persona porque creían que estar en el salón podía "hacer fuerza" y, sobre todo, porque es "un espectáculo".

De madrugada, sobre las 2:00 horas, llegaban Andrés, de 34 años, y José, de 25, amigos y residentes en Almansa (Albacete), que decidieron en el último momento coger del armario unos disfraces de perro y de astronauta, porque es "lo típico" y para resguardarse del frío, y presentarse en Madrid para asistir al sorteo. "Con el Gordo nos conformamos", bromeaban.

Junto a ellos, se frotaba las manos para entrar en calor Nicole, una estudiante de Alemania que está de Erasmus en Madrid este semestre. "Lo vi hace tres años en la tele desde mi país y ahora que estoy aquí tenía que aprovechar", contaba esta alumna del CEU que había comprado un décimo en Doña Manolita.

A las 6:00 horas los organizadores del Sorteo comenzaban a repartir chocolate con churros a los ciudadanos que esperaban en la fila. Cerca de veinte agentes de la Policía Nacional guardaban el perímetro para controlar que no se produjeran incidentes. Decenas de periodistas de hasta 97 medios de comunicación pasaban los controles para acceder al Teatro Real. Además, durante el Sorteo, en el interior del salón había tres efectivos del Samur aunque no han tenido que atender a nadie.