Público
Público

Inmigración en Ceuta El Gobierno cierra el tráfico de mercancías en la frontera de Ceuta por la presión migratoria

Policía y Guardia Civil mantienen desplegados a todos sus efectivos antidisturbios durante la madrugada en el vallado  para evitar nuevos intentos de salto o entrada en territorio español

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Imagen de la frontera del Tarajal, que separa Ceuta de Marruecos. EFE

La Delegación del Gobierno en Ceuta, en coordinación con las autoridades marroquíes, ha acordado cerrar durante una semana el tráfico de mercancías y de porteadores por la frontera del Tarajal, ante la presión migratoria que vive la zona. El acuerdo supone cerrar tanto el paso de porteadores del Tarajal II como el tráfico de mercancías que se realiza en vehículo por el paso fronterizo del Tarajal y que provoca retenciones y colapsos en la N-352 de la ciudad autónoma de Ceuta.

Fuentes de la Delegación del Gobierno han confirmado que esta decisión se ha adoptado después de haberse incrementado la presión migratoria en esta última semana con hasta cuatro intentos de asaltos masivos al perímetro fronterizo, que ha generado la entrada ilegal de un total de 260 subsaharianos a territorio español este mes.

La Comandancia de la Guardia Civil y la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Ceuta han mantenido durante toda la madrugada de este miércoles desplegados en el vallado y la frontera de la ciudad autónoma, respectivamente, a todos los efectivos antidisturbios disponibles y a funcionarios de sus propias plantillas ante la posibilidad de que se registrasen nuevos intentos de salto o entrada en territorio español que no han llegado a producirse gracias a la labor de contención de las Fuerzas de Seguridad marroquíes.

Un millar de subsaharianos fueron repelidos por agentes de Maruecos en las inmediaciones de Ceuta

Ninguna de las dotaciones ha tenido que intervenir esta noche, ya que los grupos que en torno a un millar de subsaharianos que se encuentran en las inmediaciones de Ceuta han sido repelidos por los agentes del Reino alauita, que ha detenido este martes a unos 120 cuando se dirigían hacia el paso fronterizo del Tarajal, por el que ha quedado suspendido el tráfico de mercancías hasta el 17 de agosto para dedicar todos los funcionarios disponibles de ambos países a frenar la presión migratoria.

Paso para el porteo

El paso del Tarajal II, dedicado exclusivamente para el comercio atípico del porteo, abrió ayer sus puertas tras permanecer cerrado desde el pasado 28 de julio debido a la celebración de las Fiestas Patronales de Ceuta y para favorecer así el tráfico fluido de los vehículos provenientes de la Operación Paso del Estrecho y que utilizan la ciudad autónoma como paso hasta Marruecos.

En la reapertura, donde una nueva empresa de seguridad, Eulen, se hacía cargo del control de las colas de personas y de las mercancías a pasar hacia territorio marroquí, un total de 1.471 porteadores utilizaron el Tarajal II, que apenas 24 horas después ha vuelto a quedar cerrado.

Este paso fue construido y habilitado para provocar el cierre del antiguo control de mercancías del Biutz y evitar así las continuas avalanchas de porteadores y lograr una mayor fluidez tanto de las personas que viven de este comercio atípico así como de las mercancías que transportan. 

Unidos Podemos pregunta por el protocolo de actuación

De otro lado, el senador de Unidos Podemos Iñaki Bernal ha preguntado al Ministerio del Interior por el protocolo de actuación en la frontera tras la intervención de los agentes en el puesto fronterizo de Tarajal (Ceuta) en la madrugada del 7 de agosto cuando un grupo de unos 200 inmigrantes "entró a la carrera por la puerta del puesto fronterizo".

Según explica Bernal, "una cámara de seguridad recoge cómo los agentes de policía toman como medida de contención el golpear con la porra e incluso a patadas contra las personas inmigrantes". Una actuación que, para el senador, demuestra que "los agentes de policía lo que hicieron fue improvisar y atender la situación sin ningún tipo de criterio o método protocolario".

Asimismo, ha criticado que el Delegado de Gobierno en Ceuta, Nicolás Fernández Cucurull, "declaró en medios de comunicación que los agentes implicados actuaron con este método ante la agresividad de las personas inmigrantes" cuando "desde las cámaras de grabación del propio puesto fronterizo se constata que las personas inmigrantes lo único que hicieron fue pasar corriendo por el puesto fronterizo".

Fernández Cucurull "ha mentido a los medios de comunicación y en consecuencia a toda la sociedad española", ha censurado Bernal que ha presentado diversas preguntas al Ministro del Interior para que las responda en el pleno del Senado. Entre ellas si el Gobierno de España contempla alguna medida ante el Delegado del Gobierno en Ceuta "por mentir sobre la actuación de los agentes implicados en esta situación que además ha tenido como consecuencia la lesión grave de uno de ellos".