Publicado: 28.12.2014 19:45 |Actualizado: 28.12.2014 19:45

La Guardia Civil interviene en diciembre 400 cachorros de perro

El Seprona intensifica las inspecciones y el control sobre la venta y  transporte de animales de compañía.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Cachorros de perro incautados por la Guardia Civil. E.P.

Cachorros de perro incautados por la Guardia Civil. E.P.

MADRID.- La Guardia Civil ha intervenido un total de 404 cachorros de perro de diferentes razas en varias operaciones llevadas a cabo en Zaragoza, Málaga, Sevilla, Toledo y Burgos durante el mes de diciembre.

Con motivo de la celebración de las fiestas navideñas y teniendo como referencia años anteriores, la Guardia Civil ha intensificado las inspecciones y el control sobre el transporte de animales de compañía, la venta ilegal de mascotas, la correcta cumplimentación de las cartillas de vacunación, así como sobre los centros y residencias de animales, ha informado en una nota de prensa.



El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha llevado a cabo estas inspecciones principalmente sobre instalaciones dedicadas a la cría y comercialización de perros, levantando acta-denuncia por diversas infracciones a la normativa sobre sanidad y bienestar animal, como carecer el establecimiento de la declaración de núcleo zoológico, carecer los animales de micro-chip, la tenencia de medicamentos veterinarios sin la correspondiente prescripción o las malas condiciones higiénico-sanitarias para los animales.

En el marco de estas actuaciones también se han detectado numerosas irregularidades en el transporte de mascotas, tales como la falta de la madurez legalmente requerida para su desplazamiento intracomunitario, así como defectos en su correspondiente pasaporte europeo.

Recomendaciones para adquirir una mascota

La Guardia Civil recomienda que a la hora de adquirir una mascota hay que concienciarse de que el animal necesitará nuestra atención y precisará de cuidados a lo largo de toda su vida. Las mascotas hay que adquirirlas en un centro con autorización para la venta de animales. El comercio tiene que ofrecer la suficiente garantía.

A la hora de comprar la mascota se debe solicitar información sobre su origen real, solicitando el pasaporte sanitario en el caso de que sea importado para poder comprobar que el número de microchip y la fecha de nacimiento coinciden con la cartilla sanitaria que acompaña al animal.

Es necesario conocer las vacunas que precisa nuestra mascota, las que tiene y dónde han sido puestas, a la vez que verificar el estado sanitario del animal por el informe correspondiente que nos dará el vendedor.

Hay que tener en cuenta que los perros procedentes de otros países menores de 3 meses no pueden ser puestos a la venta. Se debe solicitar información sobre el tiempo de cuarentena que nuestra mascota ha estado en el establecimiento de venta desde que fue comprado por éste hasta que va a ser vendido. Este periodo asegurará que el animal no enferme a los pocos días de la compra.

Hay que prestar especial atención a la venta por Internet de animales, especialmente cuando los precios sean excesivamente bajos, y comprobar que se cumple toda la normativa.

Se debe denunciar ante la Guardia Civil o ante cualquier cuerpo policial o reclamar en las oficinas del consumidor cualquier anomalía que detectemos en un comercio donde se vaya a adquirir una mascota.