Publicado: 17.09.2015 10:09 |Actualizado: 17.09.2015 11:25

Hallados restos óseos en Canarias de un niño cerca del lugar donde desapareció Yeremi Vargas 

La Guardia Civil investiga si el cráneo encontrado en la localidad de Vecindario pertenece al pequeño desaparecido en 2007

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
Yeremi Vargas desapareció en Vecindario en 2007.

Yeremi Vargas desapareció en Vecindario en 2007.

MADRID.- El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha confirmado este jueves el hallazgo de un cráneo perteneciente a un menor en Gran Canaria, cerca del lugar donde desapareció Yeremi Vargas en 2007.

Fuentes de la investigación han precisado que el tamaño de los restos óseos hallados podrían corresponder a una persona de la edad aproximada de Yeremi, que desapareció en la localidad de Vecindario cuando tenía siete años. Fernández Díaz ha anunciado en una entrevista en RNE que la Guardia Civil ya está analizando los restos y ha pedido mantener la "elemental prudencia" mientras se confirma o no que pertenezcan a Yeremi.



Alerta de un vecino

Fue un vecino de la zona quien halló el cráneo de forma casual cuando paseaba por un solar de la zona de El Doctoral de Santa Lucía de Tirajana. Tras el aviso de este ciudadano, alrededor de las siete de la tarde del miércoles, la Guardia Civil envió un equipo para investigar e iniciar el análisis del hallazgo. Se trata del mismo sitio en el que con anterioridad los agentes habían realizado búsquedas en torno a la investigación tras la desaparición del menor.

La Guardia Civil busca más restos u otros indicios que pudieran aportar información sobre el origen del cráneo hallado

Fuentes del Instituto Armado han precisado que lo hallado hasta ahora es parte del cráneo de una persona de edad infantil y que, tras vigilar el lugar durante la noche en espera de que la luz diurna facilitara el trabajo, en la mañana de este jueves se ha procedido a acotar el solar para iniciar una búsqueda más amplia por si se localizaran más restos u otros indicios que pudieran aportar información sobre su origen e identidad.

La Guardia Civil admite que no se descarta que los restos pudieran ser de Yeremi Vargas pero ha subrayado que "todavía es muy temprano" para confirmar que eso sea así o que, por el contrario, los huesos sean de otra persona. Asimismo, ha avisado de que la comprobación no será rápida.

Por ello, los agentes han pedido "prudencia" y, sobre todo, "respeto a la familia" del pequeño, a la que, según han explicado, se ha informado del hallazgo desde el primer momento, ya que "el contacto es permanente" con ella desde que ocho años atrás se produjera la desaparición del niño, pero advirtiendo de que todavía no se podía hacer afirmación cierta alguna.

Más de ocho años de búsqueda

La Guardia Civil trata de encontrar desde hace más de ocho años al menor. Yeremi Vargas fue visto por última vez el 10 de marzo de 2007 cuando jugaba con sus primos en un solar. Desde entonces la Unidad Central Operativa (UCO) del Instituto Armado no ha dejado de buscar al pequeño y a los posibles responsables de su desaparición a través de una investigación centrada en el entorno de agresores sexuales.

Los agentes del Instituto Armado han centrado su investigación sobre los posibles responsables de la desaparición en el entorno de los agresores sexuales

En noviembre de 2013, se conoció que la Guardia Civil indagaba sobre tres pederastas escoceses, dos de ellos en la cárcel en su país. Los agentes se desplazaron en octubre de ese año a Escocia para tomar declaración a los tres investigados, que guardaron silencio respecto a la desaparición del niño.

Los tres se encontraban en Gran Canaria cuando ocurrió la desaparición, por lo que la Guardia Civil, que manejó el móvil sexual como la hipótesis más probable, difundió la foto de dos de ellos. Según fuentes de la investigación, uno de los reclusos cumple cadena perpetua en una cárcel escocesa por homicidio y desaparición de una madre y agresión sexual al hijo de ésta, mientras que el otro preso también está condenado por agresiones a menores. El tercero, en libertad, ha sido investigado en varias ocasiones por el mismo delito.

Los trestenían relaciones de amistad y de trabajo en el barrio de Los Llanos, donde se ubicaba la vivienda familiar de Yeremi. De hecho, los dos encarcelados tenían una empresa de limpieza en la isla de nombre Rainbow Cleaning Service S.L.