Público
Público

incendios galicia El fuego en Galicia remite tras quemar 11.500 hectáreas, más que en todo 2017

Según los últimos datos de la Xunta, 16 incendios siguen activos, 9 están controlados y 8, estables. Ninguno representa riesgo para la población o inmuebles. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Zonas siniestradas de los montes gallegos, en la aldea de Chandebrito en Nigrán (Pontevedra). / EFE

Dieciséis incendios siguen activos en Galicia, otros 9 están controlados y 8, estables, aunque ninguno representa riesgo para la población, según los últimos datos de la Xunta, que calcula que la superficie quemada en esta oleada de fuegos superará a la que ha ardido el resto del año, unas 11.500 hectáreas.

Así lo ha adelantado -a falta todavía de datos concretos- la conselleira del Medio Rural, Ángeles Vázquez, que durante su comparecencia en sede parlamentaria ha culpado de esta catástrofe a la "actividad incendiaria y homicida" de los causantes de los fuegos, dado que "el cien por cien de los incendios fueron provocados", ha sentenciado.

Mientras, la Policía Nacional ha abierto a lo largo de la jornada una dirección de correo electrónico para que los ciudadanos aporten información de forma anónima sobre los incendios de este fin de semana en Vigo y Redondela para recabar pistas sobre los posibles responsables.  

La llegada de las lluvias este martes ha ayudado a los equipos de extinción a apagar los incendios más destacados. Para hoy, miércoles, se esperan cielos nubosos durante la primera mitad del día, con lluvias y chubascos que podrían ser localmente fuertes en el suroeste. En el resto se esperan lluvias y chubascos, aunque débiles y dispersos. Por la tarde, tenderá a disminuir la nubosidad, quedando con intervalos de nubes medias y altas al final, y a cesar las precipitaciones.

Además, habrá rachas de viento moderado en el sur y suroeste, con intervalos de fuerte en el litoral noroeste durante las horas centrales. Mientras, en el interior de la comunidad gallega se darán vientos, pero flojos. Las temperaturas están en descenso, salvo las mínimas en los litorales que permanecerán sin cambios. 

Debate sobre la gestión forestal

Una vez desactivadas todas las medidas preventivas por la proximidad del fuego a zonas pobladas y superados los momentos críticos, el debate político sobre la gestión forestal en la comunidad autónoma se ha abierto paso tras las manifestaciones de protesta el pasado lunes en diversas ciudades gallegas.

Acompañada por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, la ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha visitado varios enclaves afectados, al igual que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Alberto Núñez Feijóo, que ha trasladado personalmente el pésame a las familias de los cuatro fallecidos, ha sostenido que ya ha pasado la "peor fase" y que ahora toca comenzar a evaluar las consecuencias, dando prioridad a la recuperación de las viviendas de quienes las han perdido.

El titular de la Xunta ha manifestado que se trata de "un problema de atentados" y de "delincuentes homicidas", término empleado para referirse a los incendiarios, mientras que ha lamentado que las fuerzas de la oposición instrumentalizan políticamente la catástrofe.

Núñez Feijóo ha acompañado a la ministra García Tejerina en su visita al centro de coordinación de Santiago de Compostela y posteriormente a Oseira (Ourense), una zona muy castigada por las llamas y en la que se encuentra el monasterio del mismo nombre, que fue desalojado.

La ministra ha pedido a la sociedad que sea "absolutamente intolerante" con los incendiarios y ha alabado la labor de los equipos de extinción, además de adelantar que el Gobierno habilitará ayudas para las zonas más afectadas.

Por su parte, en la aldea de Chandebrito, en el ayuntamiento de Nigrán, Pedro Sánchez ha informado de que, en su próxima reunión con el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, pedirá la activación del fondo de solidaridad europea para Galicia, Asturias y Castilla y León, las tres autonomías más afectadas por los incendios forestales.

Del mismo modo, el secretario general socialista ha pedido "cautela" a la hora de demandar responsabilidades políticas y ha afirmado que en el PSOE serán "leales" y no repetirán el comportamiento del PP con motivo de la ola de incendios de 2006, cuando había en Galicia un gobierno bipartito de PSdeG y BNG.

Pablo Iglesias, por su parte, ha subrayado que "en política hay que asumir las responsabilidades" y ha instado a la Xunta a hacerlo con las suyas en materia de incendios forestales. El secretario general de Podemos ha denunciado también las condiciones de precariedad y falta de medios de las brigadas y bomberos forestales.

Galicia, arrasada

El panorama ahora es desolador y, por ejemplo, en la localidad lucense de Cervantes, en pleno corazón de Os Ancares, las llamas han consumido zonas de alto valor ecológico y natural, con castaños centenarios que han sido pasto de las llamas y han puesto en peligro hábitats de animales amenazados como el oso pardo o el urogallo.

Vecinos de la localidad orensana de Carballeda de Avía han descrito estos sucesos como "tormentas de fuego" que, en cuestión de horas, arrasaron montes cercanos y alguna vivienda, causando ayer la muerte a un hombre que trataba de socorrer a su ganado. A este vecino se le daba hoy el último adiós en una iglesia rodeada de tierra quemada.

Destruido por completo ha quedado el aserradero de As Neves, donde trabajaban 24 empleados, y donde ahora se amontona maquinaria calcinada, cientos de troncos ennegrecidos y las cubiertas metálicas retorcidas por el calor.