Público
Público

La Manada Interior cambiará el protocolo policial tras el escándalo del pasaporte en el caso de La Manada

El Ministerio revisará el protocolo para que se notifique de manera "inmediata" a los juzgados cualquier incidencia o conducta relacionada con las medidas cautelaras impuestas a una persona en libertad provisional.

Publicidad
Media: 2.75
Votos: 4

Antonio Manuel Guerrero, el guardia civil miembro de 'La Manada' sale del juzgado de Sevilla. (RAÚL CARO | EFE)

El Ministerio del Interior revisará los protocolos policiales para que se notifique de forma "inmediata" a los juzgados cualquier conducta o incidencia relacionada con las medidas cautelares impuestas a una persona, tras lo ocurrido con uno de los condenados de La Manada que trató de renovar su pasaporte.

Fuentes del departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska han indicado que se retocarán los procedimientos marcados para comunicar a los tribunales cualquier incidencia sobre una persona incursa en un proceso judicial con medidas cautelares.

Hasta ahora, recuerdan las fuentes, no es obligatorio que estas incidencias se comuniquen de forma inmediata a los juzgados, algo que quiere cambiar Interior con el objetivo de que el órgano judicial correspondiente en cada caso sea informado en el momento de esa conducta.

El cambio que estudia Marlaska está motivado por la polémica suscitada en torno a Antonio Manuel Guerrero, el guardia civil miembro de La Manada condenado a nueve años de prisión por abusos sexuales, quien se presentó el 25 de junio en una oficina sevillana para renovar su pasaporte, alegando que lo había perdido y pese a que tiene prohibido salir de España.

De este hecho no fue informada la Audiencia de Navarra, que días después de hacerse público el suceso solicitó al Jefe Superior de Policía Nacional de Andalucía Occidental y a la oficina de pasaporte y DNI de Tablada (Sevilla) que aclarasen los motivos de la presencia del guardia civil condenado en esas dependencias y que explicaran porqué no se les había dado cuenta de la misma.

El pasado 28 de junio el jefe superior remitió su oficio a los magistrados de Navarra, en el que argumentaba que no se había informado antes del suceso porque estaba en una reunión en Madrid y más tarde en una visita a la Fiscalía Superior en Granada y pensaba que, en su ausencia, se había informado de lo ocurrido tanto a la Jefatura Central de Coordinación y Seguridad Ciudadana de la Policía como a la Audiencia de Navarra.

A su juicio, se trata de un "error involuntario y desconocido" hasta que la Audiencia de Navarra requirió el informe, error que achaca a la "cierta complejidad" que existe en el conocimiento de la cadena de mandos.

Mientras tanto, el pasado jueves la Sección segunda de la Audiencia de Navarra decidió mantener en libertad provisional a Guerrero hasta que emitan el auto, algo que puede tardar "varios días", según señaló uno de los abogados al termino de la vista para estudiar si se revocaba la libertad provisional del condenado.