Público
Público

Exaltación del franquismo La Junta remite a la Policía judicial la carta de la mujer de Gallardón que defiende el 'Cara al sol' en el entierro de Utrera Molina

La consejera de Cultura, Rosa Aguilar, considera la respuesta de la familia del exministro de Franco una “provocación” y remite la misiva a la Guardia Civil como prueba de delito.

Publicidad
Media: 3.17
Votos: 6
Comentarios:

El exministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, yerno del fallecido José Utrera Molina porta junto a otros allegados el féretro del que fuera ministro en la época franquista, mientras os asistentes cantan el 'Cara al Sol', en la Iglesia de San Miguel en Nerja. EFE/Jorge Zapata

Los hijos del exministro de Franco José Utrera Molina han remitido este lunes una carta a la consejera de Cultura del Gobierno andaluz, Rosa Aguilar, en la que reconocen y se vanaglorian de haber organizado un homenaje franquista a su padre, fallecido el pasado mes de abril en Nerja (Málaga). A raíz de aquel suceso, la Dirección General de Memoria Histórica de la Junta, dependiente de Rosa Aguilar, instó al Gobierno central a tomar medidas y éste, a su vez, derivó el asunto a la Guardia Civil, que abrió una investigación para esclarecer si se había vulnerado la Ley andaluza de Memoria, como denunciaba la Junta de Andalucía.

Ahora, la consejera Rosa Aguilar ha recibido la respuesta de la familia de Utrera Molina, cuyo contenido considera “una provocación en toda regla”. Este mismo martes, el Gobierno de Susana Díaz ha puesto la carta en manos de la Policía Judicial de la Guardia Civil porque considera el texto una posible prueba de autoinculpación. “Vanagloriarse de infringir a las claras la Ley andaluza de Memoria Histórica, que lleva en vigor poco más de un mes, es una provocación en toda regla”, aseguran a Público fuentes del Ejecutivo andaluz.

Los cánticos y saludos franquistas que recibió el féretro de Utrera Molina el mes pasado fueron denunciados, primero por el PSOE y luego por Podemos ante la Fiscalía, denunciando la vulneración de la Ley estatal de Memoria Histórica. Poco después la propia Junta de Andalucía instó a la Subdelegación del Gobierno central en Málaga a tomar cartas en el asunto, advirtiendo de que se había infringido el artículo 32 de la recién aprobada Ley andaluza de Memoria. Fruto de esas gestiones, el Gobierno puso el asunto en manos de la Policía Judicial de la Guardia Civil, que solicitó documentación a la Dirección General de Memoria y posteriormente abrió una investigación que aún está en curso.

En paralelo, el departamento de Rosa Aguilar ha solicitado un informe jurídico a los letrados de la Junta como paso previo a la interposición de posibles sanciones administrativas contra quienes organizaron y participaron en el homenaje franquista. La Ley de Memoria contempla multas económicas de hasta 2.000 euros por “actos de exaltación del franquismo”. En la carta, los hijos de Utrera Molina se señalan a sí mismos como responsables del citado homenaje, y confirman que seguirán rindiendo homenaje a Franco y a Primo de Rivera en el futuro.

Los ocho hijos de Utrera Molina se responsabilizan de poner a su padre "la camisa azul y las cinco flechas en homenaje a él y a todos los que como él trabajaron con dignidad por una España unida, grande y libre", reza la carta publicada en La Gaceta.

Los Utrera-Molina Gómez señalan que convocaron a "familiares, amigos y camaradas con o sin camisa azul" para despedir al exministro franquista "como hacemos los cristianos y los falangistas con nuestros seres queridos".

"Me responsabilizo de que se cantara el Cara al sol y de que se le saludara con el saludo tradicional de la falange", apuntan.

Asimismo, los ocho hermanos se responsabilizan de homenajear a Utrera Molina y todo lo que él representa: a Francisco Franco, a José Antonio Primo de Rivera y "a todos los que dieron su vida por una España nueva y socialmente justa".

Para terminar, han manifestado su intención de "seguir haciéndolo y de defender a los que lo hagan".