Público
Público

Madrid Los hijos de Josefina Samper la recuerdan: "Mi madre tenía instinto de lucha"

"Solo recuerdo una vez que mi madre se vino abajo porque pensaba que mi padre se moría en cuestión de días", relata  Marcel Camacho, mientras recuerda uno de los momentos más difíciles que tuvo que vivir la familia, y que fue fruto de un mal diagnóstico.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Homenaje a Josefina Samper en la sede de CCOO en Madrid. / COMISIONES OBRERAS (@CCOOmadridSur)

“Mi madre no se derrumbó nunca”, cuenta Marcel Camacho, hijo que la sindicalista Josefina Samper tuvo junto a Marcelino Camacho, fundador de CCOO, cuando recuerda la temporada que compartió celda junto a su padre. Era una mujer fuerte y luchadora, y así la recordaron sus hijos en el homenaje celebrado este martes en la sede del sindicato en Madrid.

Un Auditorio Marcelino Camacho prácticamente lleno quiso recordar el trabajo y la lucha de una mujer que empezó su militancia en las Juventudes Socialistas Unificadas con tan solo 12 años. “La labor de Josefina era impresionante porque tenían una logística perfecta. Tenía una lista de conferencia episcopal, de corresponsales extranjeros, diarios donde se podía ir a pedir...”, relata Natividad Camacho, a la que Samper consideraba de la familia, y  que es fundadora de CCOO-Textil en Madrid.

A través de un vídeo, CCOO ha querido resaltar algunos de los momentos de la vida de Samper, que fue un símbolo en la lucha contra el franquismo, y que falleció a los 90 años el pasado mes de febrero. En la secuencia se pudo ver a la sindicalista contando la razón por la que quiso mudarse al barrio de Carabanchel: “Porque así estaba más cerca de la cárcel”, explicaba entre risas.

“Solo recuerdo una vez que mi madre se vino abajo porque pensaba que mi padre se moría en cuestión de días por un médico sinvergüenza que le dijo que tenía aneurisma”, añadió Marcel Camacho mientras recordaba uno de los momentos más difíciles que tuvo que vivir la familia. La afirmación finalmente fue revocada por otro experto, y todo se quedó en susto porque había un error en el diagnóstico.

La vida familiar no fue nada fácil, según afirmó su hija, Yenia Camacho, al rememorar la época en la que su padre estuvo nueve años en la prisión de Carabanchel. "En aquellos años de cárcel, una vez vino María Luisa Suárez - abogada y compañera en los primeros años de lucha contra la dictadura- y le dio una bolsa con un dinero y le dijo: Esto por si tenéis necesidad”, describe Yenia Camacho. Pero puntualiza que su madre nunca tocó ese dinero y que, cuando su padre salió de prisión, lo devolvió de inmediato.

“Mi madre siempre trabajó. Vivimos de los pantalones que cosía mi madre”, expuso su hijo. En esta línea, su hermana aclara que esta independencia “es algo de lo que mi madre siempre ha estado orgullosa”.

Defensora de los derechos de las mujeres

También han resaltado su batalla para defender los derechos de las mujeres. Así lo recordó Natividad Camacho: “Samper no es solo la esposa de Marcelino. Era una mujer inteligente, capaz, que resolvía los problemas muy fácilmente”. Añadió que "estaría muy contenta" en relación a la reivindicación feminista que ha ido creciendo en estos últimos meses. "Ese 8 de marzo ha puesto de relieve todas las luchas que se han ido acumulado durante muchos años", concluyó.