Publicado: 10.08.2015 17:31 |Actualizado: 10.08.2015 17:35

Las matronas piden que la sanidad pública financie los partos a domicilio

La Federación de Asociaciones de Matronas de España asegura que "no se incrementaría el gasto sanitario" ya que su coste económico no ha de ser superior al parto hospitalario, que suele tener un coste de unos 1.812 euros si no hay complicaciones.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Las doulas cobran 60 euros por cada visita.

"Cada mujer debe tener derecho al parto que desee y en el lugar que escoja", dicen las matronas

MADRID.- La Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME) reclama que el Sistema Nacional de Salud (SNS) ofrezca a las mujeres embarazadas la posibilidad de tener un parto en su propio domicilio y que la atención cuente con financiación pública, para garantizar la equidad con respecto a aquellas que dan a luz en los hospitales.

El colectivo defiende que la atención sanitaria debe proporcionarse "teniendo en cuenta las necesidades y preferencias individuales" y, por ello, cada mujer debe tener derecho al parto que desee y en el lugar que escoja (hospital, domicilio, casa de partos, zona de parto normal anexa a paritorios, o sala de partos convencional). Permitiendo en cualquiera de los casos que la experiencia del nacimiento sea "positiva y feliz para la familia sin disminuir los niveles de seguridad alcanzados en la actualidad".



Para ello, reclaman las matronas en un comunicado, proponen que se proporcione una atención, información y acompañamiento adecuado según el riesgo al final de la gestación y las características socio ambientales.

"Apoyamos el deseo de algunas mujeres de dar a luz en casa y, como queda refrendado por las investigaciones disponibles en la materia, lo consideramos una opción absolutamente válida y segura siempre que estén atendidas por matronas cualificadas y se cumplan las condiciones necesarias referenciadas en las Guías y avaladas por la evidencia científica", reclama FAME.

En este sentido, solicitan que este tipo de atención pueda universalizarse y forme parte de una prestación del SNS, siguiendo el ejemplo de otros países europeos, de modo que la sanidad pública asuma los costes derivados de la intervención.

No incrementaría el gasto sanitario

Además, aseguran que esta financiación "no incrementa el gasto sanitario" ya que su coste económico no ha de ser superior al parto hospitalario, que si no hay complicaciones suele tener un coste de unos 1.812 euros.

En algunos casos, el proceso puede generar otros gastos como el ingreso por falso trabajo de parto que suponen 907 euros más, al tiempo que también se ha de sumar el coste de la atención durante la gestación y el puerperio.

De hecho, la FAME está trabajando en la elaboración de un documento de consenso basado en las últimas evidencias sobre la atención al parto en casa, que pretende ser una guía de actuación para la atención al parto domiciliario en nuestro país, ayudando a la toma de decisiones basadas en las mejores pruebas científicas.

Asimismo, confían en consolidar la capacidad de decisión de las mujeres y sus familias respecto al lugar donde se quiere acoger al nacimiento de su criatura y esperan incidir en las Consejerías de Salud y en los Parlamentos autonómicos para que valoren la posibilidad de incluir esta prestación dentro de la atención al parto.